6 pasos para convertir un texto aburrido en un libro irresistible

Por Amalia Sánchez (@heraediciones1). Si escribes sobre temas poco “sexis” y atractivos, este es el momento de que sepas cómo convertir un tema aburrido  en un libro interesante y que enganche a tus lectores.

Todo está escrito, esta es la premisa fundamental de la que debemos partir.

Ser original no es es sencillo, y no importa si lo que escribes es novela o si te decantas por la autoayuda porque eres un experto en una materia concreta.

Te diría que buscar temas nuevos es casi imposible, sobre todo si hablamos de ficción. Así que al lector es complicado que lo puedas enganchar por ahí.

¿Qué es lo que debemos potenciar entonces cuando queremos escribir y el tema nos parece soso, aburrido o poco original? ¿Qué debemos buscar?

El interés.

Y es que lo original de todo esto es contar lo que sabes de una forma interesante.

Es cierto que hay temas que se prestan muy poco a ser seductores. Si tratas de escribir un libro de autoayuda y tus campos son los  seguros, las cementeras, las funerarias o las tuercas, es verdad que lo tendrás algo más complicado para llegar a tus lectores.
O si escribes novela y quieres abordar temas como el amor, la muerte, la suerte o la lucha interior. Y es que, ¿cuántos libros hemos leído así?

¿La solución? Busca llamar la atención del lector suscitando su interés. Vamos a ver cómo.

¿Qué hace que tu libro sea aburrido?

Yo diría que hay cuatro elementos claves que harán que tu lector bostece.

1- Escribes sin tener en cuenta a quien te tiene que leer, y utilizas un lenguaje que, o bien no le llega porque es farragoso, pedante y está fuera de onda totalmente (es decir, parece que has vuelto al Siglo de Oro), o bien porque estás escribiendo para lectores “avanzados” en la materia que tratas, cuando en realidad tu lector es novato y necesita un nivel inferior.

Esto puede suceder cuando eres experto en una materia, asesor o coach.

2- A tus lectores el tema no les importa o no les parece nada relevante.

Ojo, puede pasar que un tema que a ti te parece súper original, novedoso y con el que vas a dar la campanada… se quede en nada precisamente porque a tus lectores no les parece eso, sino un libro más que habla de lo mismo.

3- No planificas el contenido de tu libro y escribes sin un esquema y sin establecer muy bien cada uno de los capítulos.

Y aunque no lo creas, eso también lo nota el lector.

4- No aportas ningún valor.

Si es una novela, no entretiene porque la trama no es buena, los personajes no enganchan, o el final no está bien trabajado; y si es un libro para ayudar a tus lectores, no lo consigues. ¿Por qué leerte entonces?

¿Y cómo convertirlo en un libro interesante?

Partiendo de que tu contenido debe ser interesante, ¿por qué no pruebas a seguir los pasos que nosotras seguimos cuando escribimos nuestro primer libro?

1- Ten muy claro a quién te quieres dirigir.

Nunca dejes de lado a tu lector porque es él quien te va a  comprar y, por consiguiente, a leer. Si no quieres defraudarle, no te olvides de él en todo momento. Ponte en su piel, en sus zapatos. Piensa qué podría gustarle y cómo podrías ayudarlo.
Para eso, investiga, piensa, revisa, busca, pregunta. Quizá tendrás que hacer un pequeño proceso de investigación como me tocó hacer a mí con el libro, pero al final merecerá la pena.

2- Como te decía antes, ya escribas novela o autoayuda tu libro debe tener una utilidad.

O resolver un problema de tus lectores, o entretener, divertir, inspirar, que tu libro sea un referente.

3- Muéstrate seguro y sabiendo que manejas y controlas lo que escribes.

Has investigado, conoces tu campo de trabajo, tienes referencias, así que adelante. Puedes hacerlo y tu lector así lo percibirá.

4- No sabes cuánto agradecerá tu lector tu implicación y tus ganas a la hora de abordar el tema de tu libro.

No hay nada más sexi e interesante que te muestres comprometido con ello. Por ejemplo, no es lo mismo hablar de la composición del cemento hablando de fórmulas matemáticas, de cifras, números y sustancias químicas, que decirle a tu lector lo mucho que un cemento correctamente tratado puede hacer por él: su familia estará a salvo de humedad, de frío y de calor; estará segura porque la casa no se caerá ni habrá grietas, y sobre todo es económico, lo que le permitirá a tu lector ahorrar dinero y disfrutarlo en unas vacaciones con sus hijos.
¿Ves la diferencia entre un modo y otro de contar la misma cosa?

5- Sé auténtico, no copies el estilo de nadie. Al lector le encantará que seas tú mismo.

6- ¿Has pensado en hacer que tu lector, de algún modo, sea partícipe en la escritura de tu libro?

De este modo te asegurarás que lo que escribes le va a interesar siempre. Puedes lanzar pequeñas consultas a través de redes sociales para saber cuál es la opinión de tus lectores sobre un tema. Así no solo los implicarás en tu texto, sino que te ofrecerán información muy valiosa.

Soy Amalia Sánchez, periodista y creadora de Hera Ediciones (https://www.heraediciones.es). Si tienes dudas, preguntas, o crees que puedo ayudarte, solo tienes que escribirme.

Y para agradecerte que estés aquí, te voy a hacer un regalo: Mi ebook “Cómo seducir a una editorial. Unos consejos (que nadie te ha contado para conseguirlo). En él descubrirás los 10 errores que cometes cuando contactas con una editorial y que impiden que te publiquen. Descárgalo gratis  en http://www.heraediciones.es/descarga-tu-ebook-gratis.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.