Ensayos: Artículos y Reseñas 1953 – 1974 Paco Urondo

ENSAYOS: ARTÍCULOS Y RESEÑAS 1953 – 1974

COLECCIÓN: LA LENGUA

GÉNERO: ENSAYO

 Paco Urondo.

Adriana Hidalgo editora

320 páginas

En los lejanos tiempos del período comprendido entre las décadas del cincuenta y setenta, la necesidad de comprender a la poesía como parte de la cultura popular, fue casi una obligación que tuvo en Urondo al escritor que le dio voz, desde una marginalidad hecha de literatura pero también de sentido social. Podría aplicársele la frase que inmortalizó Arlt “el futuro es nuestro por prepotencia de trabajo”.

Francisco Paco Urondo fue un poeta, ensayista, guionista, periodista, académico y militante político, que en su diversidad literaria sostuvo y extendió un compromiso político y social por encima de todo dogma narrativo. Contrario al oficialismo académico, enfrentado a lo que él llamaba la burguesía literaria de los medios, Urondo desde sus inicios, supo ser un crítico analítico de ese período, y sobre todo, de una poesía que idealizaba al poeta y lo ubicaba en el Olimpo de la intelectualidad, “…el de poeta no es un oficio milagroso o sobrenatural o de loquitos o de elegidos. Es una tarea que hace la gente.”

El ensayo “Veinte años de poesía argentina. 1940-1960” (1968) es el texto, quizás, que mejor funciona como núcleo, para entender y posibilitar nuevas direcciones en la lectura de la obra y redescubrir su asombrosa riqueza y profundidad. Pero no solo ahí está la clave, lo publicado en Poesía Buenos Aires, Zona de la poesía americana, Leoplán, y otros, son importante igualmente, para significar el conjunto de su obra.

Adriana Hidalgo editora reúne los artículos y reseñas escritas por Urondo para mostrarnos a un hombre acuciado por el imperativo de reconocer los cambios de la poesía argentina, junto a la transformación social de un país que vivía convulsionado por cuestiones fundamentales. Urondo vivió intensamente en los bordes agitados de un momento cruel, su revolución comenzó por desmitificar a la poesía, pero sin sacarle un ápice de valor como resistencia intelectual. Reconoció los problemas del lenguaje y de las formas como al lugar que le corresponde al poeta en la sociedad y a su relación con la política.

Cada texto no es una isla, cada reflexión es un continente, y para ello usa y pervierte las formas estructurales de la narrativa, a veces con la crónica, a veces con el reportaje, a veces con el ensayo o con la forma periodística pura y en muchas, la mixtura entre dos o más estilos.

por Juliano Ortiz

socialgens@gmail.com

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.