1280 almas de Jim Thompson ilustraciones de Jordi Bernet

1280 ALMAS

JIM THOMPSON ILUSTRACIONES DE JORDI BERNET

LIBROS DEL ZORRO ROJO

215 PÁGINAS

Por Juliano Ortiz

Quien sea un fanático de la novela negra encontrara en “1280 almas” uno de los más grandes exponentes dentro de este género que suscita millones de seguidores. En esta oportunidad, Libros del Zorro Rojo la reedita en un formato de excelente calidad.

El título alude a la cantidad de habitantes del pueblo en donde Nick Corey, su sheriff, hace justicia de una manera muy particular. Cada una de esas almas lo tiene como una persona pusilánime, dócil, tremendamente separado del estereotipo de los guardianes de la ley del lejano oeste. En un mundo en el que la fuerza y la violencia se manifiestan en cada rincón, en cada acto, Nick parece quedar atrapado entre su incapacidad e inoperancia para sobrellevar diversos aspectos de su vida y de su trabajo. Pero lo que en realidad esconde, es un ser despiadado, cruel, tremendamente hipócrita que no tendrá ningún miramiento en utilizar diferentes artilugios, despojados de moral, para solucionar sus problemas.

El protagonista de “1280” es un personaje típico de Thompson, seres vacíos, oscuros, egoístas que viven dentro de una atmósfera de crudo presente y de futuro más sombrío todavía. Sus únicas ambiciones parecen ser ir esquivando las dificultades maquiavélicamente con un total desprecio por el otro. Thompson resumió su arte, en una entrevista, con una afortunada frase: “Hay 32 maneras de escribir una historia y yo las he usado todas, pero solo hay una trama: las cosas no son lo que parecen”

Contada en primera persona, la trama va desenvolviéndose con un lenguaje bruto, sencillo sin metáforas ni artificios, llevando a los lectores a reconocer en Corey a esa persona que nunca quería tener como guardián de la ley y el orden.

“Lo único que había hecho en mi vida era trabajar de comisario. Era todo cuanto podía hacer. Lo que es otra forma de decir que todo cuanto podía hacer se reducía a cero. Y si dejaba de ser comisario, no tendría ni sería nada. Era un hecho duro de afrontar: el que no fuera más que una nulidad que no hacía nada”.

El libro funciona como muestra de uno de los mejores ejemplos de novela negra, pero con un añadido de excelente valor, como es el trabajo de Bernet que maneja su lápiz como lo que es, uno de los grandes ilustradores contemporáneos. Bernet (Barcelona, 1944), comenzó a trabajar en los 60 para editorial Bruguera en la revista Pulgarcito, para pasar después a la agencia anglo-española Bardon Art. Luego trabajó en la revista Spirou y publicó en las revistas Metropol, Cimoc o Comix Internacional antes de sustituir, en 1982, a Alex Toth como dibujante de la serie Torpedo 1936, escrita por Enrique Sánchez Abulí. Compuso, junto a Carlos Trillo y Eduardo Maicas, Clara de noche, una de las series más populares de la revista El Jueves. Ha trabajado para la editorial italiana Bonelli en el popular western Tex, y ha realizado encargos ocasionales para la editorial americana DC.

Jim Thompson pasó absolutamente ignorado, aunque, con el tiempo, su obra fue reconocida y admirada. Es, junto a Raymond Chandler y Dashiel Hammett, como uno de los grandes de la novela negra estadounidense. Autor de una fértil obra, con 29 novelas publicadas y cientos de escritos más, merece destacarse El asesino dentro de mí, Noche salvaje, entre otros títulos. Es autor también dos famosos guiones rodados por Stanley Kubrick, Atraco perfecto y Senderos de gloria.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.