Lizzie Caswall Smith: una fotógrafa sobre las tablas

Maude Fealy by Lizzie Caswall

Por Silvia Pato (@SilviaP3)

Se llamaba Elizabeth «Lizzie» Caswall Smith (1870-1958) y se había especializado en fotografiar a actores y actrices de la época, además de celebridades y personalidades significativas de las clases altas. La fama de esta fotógrafa inglesa fue tal, unida al aprecio que el público sentía por ella, que muchos de sus trabajos eran comercializados como tarjetas postales.

Entre 1907 y 1920, su estudio se encontraba en 309 Oxford Street​, en la ciudad de Londres, pero a partir de aquel año y durante una década más, hasta que se retiró, el Gainsborough Studio se ubicó en 90 Great Russell Street. Son numerosos los nombres que pasaron por aquel lugar, destacando por encima de aquellos a los que inmortalizó en sus imágenes a algunos que pasarían a la historia, como George Bernard Shaw, J. M. Barrie, Rabindranath Tagore y Stefan Zweig.

A principios de siglo, la fotógrafa ya había expuesto en la Royal Photographic Society, tal y como era una figura reconocida, aunque ahora apenas se la recuerde. No obstante, Lizzie no solo sintió fascinación por dejar su particular visión de rostros como los de los actores Camille Clifford, Billie Burke, Maxine Elliot y Maude Fealy, entre muchos otros que se subían a las tablas encandilando a su audiencia. Sufragista convencida, también fotografió a las figuras más importantes del movimiento, como Flora Drummond, Millicent Fawcett y Christabel Pankhurst.

“Suleika in Joseph and His Brothers 1913” by Lizzie Caswall

El nombre de Lizzie volvió a ser  protagonista ya en el siglo XXI, allá por el año 2008, cuando apareció una fotografía en blanco y negro que había realizado de la escritora y enfermera Florence Nightingale, datada en 1910. La imagen se subastó en Bershire (Inglaterra), por la casa Dreweatts, formando parte de un lote que contenía, además del retrato, el negativo y un documento manuscrito de la propia Nightingale cediendo los derechos de uso. Era la última fotografía que le había sido tomada con vida. Todo ello alcanzó un  precio de 5.500 libras.

En el reverso de la fotografía, Lizzie había escrito las siguientes palabras:

Florence Nightingale fotografiada poco antes de su muerte, casa cerca de Park Lane (Londres). La única fotografía que tomé fuera de mi estudio – Nunca olvidaré la experiencia.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.