El Siglo De Perón de Alain Rouquié

EL SIGLO DE PERÓN

ALAIN ROUQUIÉ

EDHASA

ENSAYO

354 PÁGINAS

Por Juliano Ortiz

Sin duda alguna que hablar de Perón, y en su continuidad ideológica del peronismo, es una necesidad, cada vez que se quiere hablar de política argentina. El peronismo como construcción popular de espectro ambivalente, ha recorrido setenta años de historia argentina mientras el mundo vivía el fin de la Segunda Guerra Mundial, el asesinato de Kennedy, la Guerra Fría, el colapso de la Unión Soviética, la Primavera Árabe y cientos de hechos sociopolíticos que tuvieron un principio y un fin más o menos extendido en el tiempo. El peronismo, o sea, el movimiento creado a imagen y semejanza de Juan Domingo Perón, pudo subsistir a pesar de la muerte de éste en 1974, y reciclarse, con vaivenes hacia derecha o izquierda para encontrarse en nuestros días, como partícipe de la realidad política argentina, aunque sea en forma de una oposición que busca su norte y que todavía aglutina un significativo porcentaje de adhesión popular.

Perón, como fenómeno político singular, es el tema que el renombrado politólogo francés Alain Rouquié, utiliza para enfatizar que Perón no fue solamente el resultado de consecuencias políticas de un país determinado, sino la vertiente que ejemplifica y comprende, una nueva categorización política, un tipo de régimen que se caracteriza por un gobierno nacido de elecciones libres, con fuerte apoyo de las masas populares, con una necesidad casi imperiosa de lograr una homogeneidad institucional en provecho de un Estado winner takes all.

Rouquié hace una profunda síntesis del nacimiento político de Juan Domingo Perón, del militar con ansias políticas que supo sobrevivir a la intensa y caótica evolución que vivió la Argentina en la década del cuarenta, del hombre que construyó a su lado a una mujer como Evita, símbolo no excluyente de sus dos gobiernos, del presidente que se vio acorralado por las luchas intestinas de un país que veía como, poco a poco, la dirección de ese gobierno iba en camino del autoritarismo y las contradicciones que quebraban sus cimientos políticos, del líder  exiliado que ve con preocupación el derrotero que sigue la Argentina y que prepara en las sombras su vuelta casi como una obligación de la hora, del mito creado por fanáticos y detractores que ve su continuación en los sucesivos gobiernos que, con su impronta, tejieron su estructura de poder con el recuerdo y la memoria del “Primer trabajador”.

Perón, aunque parezca increíble, no fue solo esto, también fue un estratega pragmático extraordinario, el arquetipo de hombre exitoso y siempre a un paso delante de sus competidores, un militar de cuerpo entero, el creador del salario mínimo, del aguinaldo, de las vacaciones pagas, del derecho al descanso semanal, de las convenciones colectivas de trabajo, y de un sinnúmero de adelantos sociales que sustentaron su caudal popular.

En la última parte del libro el autor, ensaya lo que para él, es la paradójica evolución del movimiento peronista a través de los múltiples gobiernos que se han llamado justamente peronistas., y que al analizarlos detenidamente, sus características fueron más bien, una amalgama de cambios y transformaciones en su orientación política que se han nutrido de varios movimientos casi contrapuestos. El peronismo de fines del siglo XX y principios del actual como tal, es una constante mutación de dirigentes que, pragmáticos al fin, se organiza plásticamente sin importar el originario sentir y pensar de Perón; la unidad nacional, la alianza de clases y la armonía de los sectores sociales. Junto a esta transformación en la Argentina, otros países sudamericanos vieron surgir a movimientos que, en menor o mayor medida, tiene puntos de contacto con Perón, la Venezuela de Chávez, la Bolivia de Morales, el Ecuador de Correa, y en diversos puntos del globo, la Rusia de Putin, la Turquía de Erdogan o ¿El Trump de los EEUU?

Una obra evidentemente inteligente, paciente, con cientos de preguntas y reflexiones que sirven para tratar de entender a las democracias representativas que hacen culto a los liderazgos verticalistas y que, pueden crear otro “Siglo de Perón”, en Occidente.

Alain Rouquié, es experto en historia de América Latina y uno de los investigadores más destacados en el mundo sobre peronismo, posee un máster de investigación en Ciencia Política y en 1978 obtuvo un doctorado en Literatura y Ciencias Humanas en el Institut d’Ètudes Politiques de París. Es director de investigación emérito de la Fondation Nationale des Sciences Politiques y desde 2003 es presidente de la Maison de l’Amerique Latine en Francia. Entre 1981 y 1985 fue consultor permanente del Centro de Análisis y Previsión del Ministerio de Relaciones Exteriores francés y luego embajador en distintos países, entre ellos, Brasil y México.

En Francia recibió el Laureado de la Academia de Ciencias Morales y Políticas (1981) y fue nombrado Caballero de la Legión de Honor (1999), y en Argentina la Universidad de Buenos Aires lo designó doctor honoris causa (2010). Entre sus obras se destacan: Poder militar y sociedad política en la Argentina (1981); El Estado militar en América Latina (1984); ¿Cómo renacen las democracias? (1985) y América Latina. Introducción al Extremo occidente (1989).

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.