Espléndida versión musical de “Oliver Twist” para toda la familia

Por Horacio Otheguy Riveira

La consagración universal de Charles Dickens, uno de los más grandes escritores de la historia de la literatura (que sólo vivió 58 años), llegó a partir de Oliver Twist, escrita entre 1837 y 1839. El genial autor que une perfiles psicológicos con profunda panorámica social, al estilo de otros grandes como Victor Hugo y Emile Zola u Honoré de Balzac, ha creado en esta novela un poderoso fresco del horror de la injusticia social con un protagonista huérfano, humillado y explotado, un chavalín de 12 años que vive experiencias tortuosas en manos de supuestos benefactores, así como de los delincuentes que se aprovechan de las necesidades y habilidades de los chicos de la calle. Finalmente, Oliver es salvado por un hombre rico todo bondad, capaz de crearle una isla de felicidad en un mundo bárbaro.

El éxito de la novela ha facilitado la producción de varias versiones cinematográficas y para televisión, entre las que destacan las siguientes: en 1948 David Lean realizó la que probablemente sea la versión más fiel al libro. En 1968 Carol Reed ganó dos Oscar (Mejor película y Mejor director) con el magnífico musical Oliver. Y la más reciente, la versión de Roman Polanski en 2005. En 1960 se estrenó en el West End de Londres el musical Oliver!, de Lionel Bart. En 1963 el musical llegó a Broadway ganando tres Premios Tony. En ambas “capitales” mundiales del teatro se ha repuesto en otras ocasiones con gran éxito.

 

Con estos antecedentes, la presente Compañía Lírica Ibérica crea una espléndida versión musical en pequeño formato y creación absoluta de adaptación de la novela, letras de canciones, música y coreografía. Logran un resultado óptimo en el proceso dramático aligerado para que la pueda disfrutar un público desde 7 años. A pesar de un precipitado  final feliz (la parte más floja del espectáculo), se recorre la historia con mucho agrado, gracias a interpretaciones en las que destacan hermosas voces. Actores-cantantes que se entregan con entusiasmo  consiguen la empatía de adultos y niños en todo momento, tanto en las secuencias divertidas como en las más emotivas.

El elenco responsable es rotativo, de manera que en la función que vi el sábado 30 de septiembre, en un contexto de lograda profesionalidad general, se llevan los mayores elogios: José Luis Gago, quien además de brillante responsable de la puesta en escena borda el gratificante papel del fiero jefe de ladrones, Mr Fagin; a su cargo un número musical que se repite en el eficaz epílogo, un tema muy pegadizo, que se queda en el espectador a modo de seductor recuerdo de toda la función.

También resulta formidable Nancy, “la chica mala” del cabaret, Jennifer Lima, voz y figura muy acertadas. Así como Lara Chaves en el rol de Truhán, con  varias escenas donde van delicadamente unidos humor y emoción (además de un “extra”: su micrófono perdió contacto y salió adelante con un estilazo que erizaba la piel). Hermosa voz la de Antonio Torres, como el temible Bill, y por último, Oliver, interpretado por una chica de extraordinario encanto y talento musical: Beatriz Fernández.

Este Oliver Twist, el pequeño huérfano, cuenta con un esmerado vestuario, y una coreografía que hace honor a la variedad de estilos musicales. Comienza con ritmo de tango, abriendo el desfile de notables cuadros con referencias al jazz, al swing, al blues… todos reunidos en la armonía de un esquema de trabajo riguroso, interpretado por músicos sobresalientes. Todo ello en un contexto claramente feminista en el contenido y en el continente del show, ya que ideológicamente esta es la mayor libertad de la versión escénica de la novela. Varios personajes masculinos son interpretados por mujeres, y en un momento determinado aprovechan para subrayar graciosamente lo evidente, como cuando a uno de ellos se le dice: “¡Pero si eres una chica!”, y ella responde: “Sí, pero más valiente que cualquier chico”. Esto da un cariz muy interesante a la representación, acentuando esta posibilidad escénica que cada vez se generaliza más después de que primeras actrices se volcaran en la creación de clásicos masculinos como Lorenzaccio por Victoria Vera, Hamlet y Segismundo por Blanca Portillo, Rey Lear por Nuria Espert…

 

 

 

 

Dramaturgia: Estrella Blanco, basada en la obra de Charles Dickens
Dirección: José Luis Gago
Música Original y Dirección Musical: Gonzalo G. Baz
Coreógrafo: Joan Salas
Diseño de Vestuario: Mario Pera
Diseño de Iluminación: Manuel Dávila
Escenografía: Aldo Carrasco
Diseño Cartel: Carolina González

Compañía Lírica Ibérica

Oliver Twist: Beatriz Fernández/Marina Romero

Fagin: José Luis Gago

Bill: Antonio Torres/Edgar Sánchez

Nancy: Justi Vega/Jennifer Lima

Señor Sowerberry: Victor Benede/Rafa Casette

Truhán: Lara Chaves

Señora Bumble: Natalia Jara

Señor Bumble: Peter Hurón/Pedro Castro

Rose: Laura González

Una producción de Scenarte Producciones

Edad recomedada a partir de 7 años

Duración: 80 minutos

Teatro Marquina. Sábados, 16,30 horas. Domingos, 12 horas.

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.