Zaguán y Alento, dos formas de entender la danza

Por Alberto Medina

Tras varios años de ausencia,volvió el Ballet Nacional de España al teatro Cervantes de Málaga con Zaguán y Alento. Antonio Najarro exhibió en Málaga un programa doble en el que recupera las raíces más tradicionales del folclore español sin perder de vista a la danza contemporánea.

Lleno absoluto en el teatro Cervantes de Málaga para disfrutar del Ballet Nacional de España. Fundado en 1978 bajo el nombre de Ballet Nacional Español con Antonio Gades como primer director, ha llevado la cultura española por todo el mundo. Ahora el prestigioso Antonio Najarro dirige esta compañía, con coreografías cuyo principal objetivo es divulgar y preservar nuestra danza.

 

Zaguán y Alento son dos formas de entender la danza. Zaguán está formado por diferentes estampas flamencas coreografiadas por jóvenes artistas del panorama español: Mercedes Ruiz, La Lupi y Marco Flores. Seis estampas diferentes donde mostrarán su vocabulario, su estilo y su sello personal. Yaiza Pinillos ha sido encargada de elaborar un vestuario de época. Tangos, guajiras, seguiriyas que intentaron evocar una época anterior a la nuestra, siempre de una manera muy ligera, y sin exigir grandes conocimientos por parte del público. Uno de los momentos más lucidos fue la Soleá del mantón, la mítica coreografía de Blanca del Rey, una joya exquisita interpretada por Esther Romero.

 

Alento está coreografiada por el propio Antonio Najarro, una visión muy vital de la danza y con música compuesta por Fernando Egozcue e interpretada por la Orquesta de la Comunidad de Madrid. El público malagueñojaleó los seis momentos, desde su comienzo con Origen hasta el éxtasis que se desencadena con el final.Ya desde el inicio, esta coreografía tiene momentos de ritmos muy cercanos a la danza contemporánea con bailescomo el hip-hop, aunque el autor no termine de arriesgar en demasía. La escenografía, vaporosa y etérea, estaba construida sobre la gama cromática de los tonos azulados, y quedaba rematada a la perfección por el vestuario diseñado por Teresa Helbig.El final, simplemente maravilloso, y que sirvió de broche de oro a la compañía dirigida por Antonio Najarro. Si Zaguán es sinónimo de tradición, Alento surge como el futuro de la danza española

El público, como era de esperar, respondió a la maravilla. Dos horas de espectáculo que supieron a poco, y que pone de manifiesto la necesidad continua de acercar este patrimonio de la Humanidad a todos públicos.

Zaguán
Coreografía Blanca del Rey, La Lupi,
Mercedes Ruiz y Marco Flores
Bailarines por determinar
Música Jesús Torres
Dramaturgia David Picazo

Alento
Idea original y coreografía Antonio Najarro
Bailarines por determinar
Música Fernando Egozcue

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.