José Padilla: “He dirigido un texto muy potente sobre el drama de los refugiados”

Por Alberto Medina

Hasta el 16 de diciembre podremos disfrutar en el Teatro Echegaray de Málaga de la obra Hécate y la Frontera: la aventura de tres mujeres que planean introducir en Europa a un grupo de refugiadas. Hemos tenido la oportunidad de hablar con su director, José Padilla (Tenerife, 1976) sobre esta obra producida por Factoría Echegaray.

 

  

José Padilla fotografiado por Javier Naval.

¿Qué vamos a ver en Hécate y la Frontera?

Lo primero que quiero destacar es el texto, que es autoría de un malagueño que se llama Samuel Pinazo. Creo que tengo un texto muy potente entre manos, una situación dramática muy bien hilvanada, y me parece maravilloso cómo está escrito. Tenemos el trabajo de tres actrices malagueñas fabulosas que son Ana Varela, Almudena Puyo y Carmen Baquero que han estado trabajando muy duro para desentrañar las distintas aristas que tiene Hécate y la Frontera. Grosso modo, la obra tiene de telón de fondo el drama de los refugiados, la gente que está escapando de una vida muy difícil que aspira a una vida mejor y sobre todo huyendo de la desgracia. Y cómo, en este intento de supervivencia, hay gente que trata de sacar provecho o bien de ayudarles. Es un drama pero también hay partes de comedia.

¿Por qué te interesó dirigir esta obra?

Me llegó por mediación de Samuel. No nos conocíamos personalmente y él me hizo llegar el texto. El flechazo fue inmediato. Me llegó al correo, lo abrí por curiosidad, y lo leí de un tirón. Me pareció que tenía todas las cualidades que te estaba nombrando antes. Me sentía fascinado por todo el material dramático, y me apetecía llevarlo a escena.

Entonces cada una de las protagonistas son diferentes aristas…

El protagonista que interpreta Carmen Baquero se llama Elena, y tiene una visión humanitaria de todo el asunto. Virginia, interpretada por Ana Varela, es una mujer muchísimo más pragmática, pero le preocupa el aquí y el ahora. El personaje de Ioana, interpretado por Almudena Puyo, es un personaje inquietante porque tiene una visión del tema que no comparte con sus compañeras de obra ni con el público porque no sabe dónde está. El persona de Ioana vehiculiza la mirada del espectador tratando de desentrañar qué le pasa a esa mujer.

Ana Varela, Carmen Baquero y Almudena Puyo.  Foto: Daniel Pérez.

 

Has dirigido una obra de Cervantes en el Festival de Almagro ¿fue muy diferente a dirigir Hécate y la Frontera?
Si hay alguien que ha sufrido en sus carnes la inmigración es Cervantes de una manera muy cruda. Hay muchas cosas de la versión de la obra cervantina Perra Vida que curiosamente tienen que ver con Hécate y la frontera. Los buenos textos terminan por tocarse. He sentido una continuidad en el poder ahondar en temas que nos apelan como seres humanos. No por dirigir un clásico me he sentido estar en otro lado.

¿En la dirección has resaltado alguna parte del texto?

Me he basado exclusivamente en el texto de Samuel. No he intentado empujar mis ideas de director sobre la propuesta del propio autor. Me he ceñido a lo que Samuel propone en su texto, y haciendo eso acaban saliendo soluciones escénicas que aportan.

¿Te has preparado la obra contactando previamente con asociaciones de inmigrantes?

No he necesitado una información que los propios personajes no manejan. Los tres personajes están muy despistados. No son almas luminosas que están ayudando. Y como no están haciendo la labor de un activista, no he contactado con ninguna ONG.

Escribiste una obra llamada Papel sobre el tema del acoso escolar ¿cómo fue la experiencia de esta obra? ¿Debe tener el teatro un rol social?

La experiencia con Papel está siendo muy buena. Ahora mismo se está representando para escolares en Valladolid. Está teniendo una vida muy fructífera. Hubo una enorme labor de documentación, y es un tema muy sensible sobre todo para el público adolescente para el que se dirige, un público desterrado tradicionalmente de los teatros. El teatro no tiene ningún sentido, y me refiero a cualquier obra, si no tiene un objetivo social.

¿Cómo fue el proceso de selección de las actrices para Hécate y la frontera?

Hubo más de 70 candidatas para 3 papeles. Había que hilar muy fino y me lo pusieron muy difícil. Fui haciendo pruebas en las que cada una tuviera su momento actoral, no reunirlas adocenadas. Trabajaron textos de Harold Pinter y Alfredo Sanzol, me acompañó Samuel, y poco a poco se fue perfilando y dimos con un reparto magnífico. Pero eso no significa que el resto de candidatas no lo fueran, siempre que hay una elección conlleva una eliminación. Si hubieran sido 70 actrices hubieran participado las 70. En Málaga hay una calidad actoral espléndida y en esas pruebas lo pude comprobar.

¿Nos puedes desvelar tus proyectos?

Nada más llegar a Madrid tengo que ponerme a escribir. Me han concedido la segunda beca del Pavón-Teatro Kamikaze y será mi próxima obra escrita. Tengo muchos más proyectos pero están todavía sin cerrar.

Las actrices con el director. Foto: Daniel Pérez.

Hécate y la Frontera

Autor: Samuel Pinazo

Dirección: José Padilla

Intérpretes: Ana Varela, Carmen Baquero, Almudena Puyo 

Creación musical y sonora: Alberto Granados
Diseño de vestuario: Sandra Espinosa
Diseño de iluminación: Francisco Burgos León
Animación: Sr. Margarito
Ayudante de dirección: Susana Vergara
Dirección: José Padilla

Teatro Echegaray, Málaga, hasta el 16 de diciembre 2017

 http://www.teatroechegaray.com/es/info/hecate-frontera

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.