“Despertar de primavera”, de Frank Wedekind: un clásico alemán en Matadero

Por Horacio Otheguy Riveira

Naves Matadero acoge Despertar da primavera, uma tragédia de juventude, estrenada en Alemania con gran escándalo en 1891. Se trata de un montaje de la compañía portuguesa Teatro Praga; fundada en 1995, se ha convertido en un referente de creación contemporánea portuguesa en el mundo. Su trabajo, apoyado por las instituciones contemporáneas más prestigiosas de Portugal, se ha presentado en festivales internacionales como, por ejemplo, Macao Arts Festival de China, Festival Chantiers d’Europe del Théâtre de la Ville de París o el VIE Festival de Módena.

Se trata de una versión poco y nada escandalosa, en absoluto explícita en las cuestiones sexuales que aborda el drama original, ya que se ha optado por un experimento satírico, como si adultos y adolescentes fueran una caricatura de melodrama antiguo, aunque de fondo subyace el drama del desencuentro entre unos y otros con la virulencia del deseo sexual más culpabilizado que libertario.

La obra podrá verse los días 2, 3 y 4 de marzo a las 20,30 horas en la Nave 11.

 

Teatro Praga (Teatro Plaga en castellano), fundado en 1995, se ha convertido en un referente de creación contemporánea portuguesa en el mundo. Su trabajo, apoyado por las instituciones contemporáneas más prestigiosas de Portugal, se han presentado en festivales internacionales como, por ejemplo, Macao Arts Festival de China, Festival Chantiers d’Europe del Théâtre de la Ville de París o el VIE Festival de Módena.

Despertar da primavera, uma tragédia de juventude ha sido seleccionada por la crítica entre las cinco mejores obras estrenadas en Portugal en 2017.

 

Escrita en 1891 por el dramaturgo alemán Frank Wedekind, escandalizó en su época por abordar escenas con temática homoerótica, masturbación, sado-masoquismo, violación, suicidio y referencias al aborto. 125 años después, la compañía portuguesa Teatro Praga rescata este texto sobre un grupo de adolescentes en conflicto con una sociedad conservadora y moralista, para cuestionar algunas dictaduras invisibles actuales como las identidades duales o establecidas socialmente (hombre y mujer, homosexual y heterosexual) y la identidad de la lengua. Para ello, en la traducción (y traición) del texto, el dramaturgo portugués Vieira Mendes ha creado un lenguaje único, con tinte queer, repleto de palabras de diferentes orígenes.

La traducción al castellano, que podrá verse en los sobretítulos, respeta este nuevo lenguaje que presenta la obra jugando con vocablos en desuso, palabras inventadas que mezclan inglés y castellano y combinaciones sintácticas poco habituales.

“Una promiscuidad idiomática que, a veces, nos puede recordar que estamos ante una obra de otro siglo, y, a veces, hacernos pensar en una civilización del futuro que maneja una amalgama lingüística”, dice Alfonso Becerra de Becerreá. Este lenguaje “de una generación que crece bajo la luz artificial, ante pantallas de plasma y entre la maraña del universo digital”, nos habla sin titubeos de la invasión del mundo globalizado. Y su mensaje baila a través del universo rosa de lentejuelas, brillos, purpurinas y unicornios hinchables que cubre constantemente la escena cuestionando las identidades de género, las discusiones sexuales y el teatro tradicional.

Un taller para profesionales y una conferencia para el público general
Además, el jueves 1 de marzo el dramaturgo, José Maria Vieira Mendes expondrá las motivaciones dramatúrgicas del Teatro Praga y el contexto de su trabajo artístico. Será a las 19h. en el campus de la Puerta de Toledo de la Universidad Carlos III. Acceso libre hasta completar aforo. Por otra parte, André E. Teodósio, Cláudia Jardim y José Maria Vieira Mendes integrantes de Teatro Praga ofrecerán para participantes profesionales un taller de cinco días de duración que pretende cuestionar el conocimiento que se tiene sobre las disciplinas artísticas (teatro, performance, drama, danza…) y las identidades sociales. (Inscripción ya cerrada).

Sobre Teatro Praga
Aunque el trabajo que desarrolla Teatro Praga sea aparentemente convencional, su manera de trabajar la escena es excepcional. Ellos se definen como un grupo de artistas, diferentes en cada espectáculo, con un escudo heráldico que nos une. “Nos regocijamos con el orden establecido y encontramos que las variaciones impredecibles de sí mismas son una forma de ampliar el concepto de predictibilidad”, explican. Actualmente su sede es Rua das Gaivotas 6, en Lisboa, donde también ofrecen residencias a jóvenes artistas emergentes portugueses que no tienen cabida en otros lugares.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.