‘El siguiente paso’, de Ueli Steck

Categoría: Viajes y libros | y tagged con | | | |
NOVEDAD EDITORIAL

‘El siguiente paso’, de Ueli Steck: cómo equilibrar riesgo y pasión

Ueli Steck fue uno de los mejores alpinistas. Tuvo una carrera brillante, pero el riesgo que asumió en muchos proyectos le pasó factura. El libro El siguiente paso habla del miedo a los fallos y a la exposición extrema, temores que aprendió a gestionar para poder avanzar.

“El riesgo cero no existe en montaña, eso es algo que debemos aceptar, aunque nos manejemos de manera correcta y minuciosa”, le dijo Ueli Steck a la periodista Karin Steinbach. Ueli fue uno de los mejores y más osados alpinistas, pero también vivió momentos sombríos en sus últimos años. De esos episodios, de las dudas, del amor por el alpinismo y del ansia de proyectos singulares trata El siguiente paso, el libro que acaba de publicar Ediciones Desnivel cuando está a punto de cumplirse el primer aniversario de la muerte de la Maquina Suiza.

Ueli Steck fue bueno y fue veloz en la montaña. En su currículum brillaban grandes logros en solitario e innumerables récords en montaña pero, en medio de aquellas luces, estas sombras: los dramáticos sucesos del Everest junto a Simone Moro y Jonathan Griffith, donde sufrieron el ataque y las amenazas de muerte de un grupo incontrolado de sherpas; la letal avalancha que esquivó en el Shisha Pangma o su experiencia límite durante la ascensión en solitario a la Sur del Annapurna.

“Regresé con vida, pero no sabía lo cerca que había estado del límite”

Estos episodios tambalearon profundamente su fe en sí mismo y su confianza en el ser humano. Ueli sintió la muerte muy cerca y, atormentado por estos acontecimientos, tuvo que replantearse los riesgos que estaba dispuesto a asumir en el futuro para conseguir de nuevo recobrar su autoconfianza. Hablar de ello fue parte del proyecto de este libro.

“En el Annapurna había corrido un riesgo enorme. Regresé con vida, pero no sabía lo cerca que había estado del límite”, puede leerse en uno de los capítulos. “En el Shisha Pangma, sencillamente, tuve suerte. Si antes de que se desprendiera la avalancha no me hubiera parado para descansar brevemente, […] me hubiera barrido”.

Este libro narra de manera íntima y sincera cómo vivió y asimiló los reveses, y cómo volvió a encontrar la motivación para optimizar su método de entrenamiento. Sus reflexiones también incluyen a su círculo personal más cercano, en especial a su pareja, la persona que le hacía medir con precisión la dosis de riesgo que asumía en cada proyecto.

“El alpinismo nos proporcionaba vivencias bellas e intensas”

“Me pregunté una y otra vez por qué hacía alpinismo. De nuevo había ocurrido algo, otra vez había muerto gente. A Nicole también le costaba aceptar el hecho de que nuestro «viaje de descanso» hubiera acabado con una experiencia negativa. ¿Por qué no haríamos algo que no fuera peligroso? ¿Por qué no íbamos de vacaciones a la playa? ¿No deberíamos parar ya con todo esto? Pero, a pesar de que Nicole practicara el alpinismo a un nivel diferente al mío, coincidíamos en que a ambos el alpinismo nos proporcionaba vivencias bellas e intensas, nos daba algo que nunca podrían darnos unas vacaciones en la playa”.

Pasión y riesgo en la montaña, la pareja de elementos que atormentó muchas veces a Ueli. “Por buen alpinista que uno sea, en algún momento cometerá un error de ese tipo. Así, cuanto mayor sea la frecuencia con la que hagamos actividad en montaña, más tiempo pasaremos en terreno peligroso y mayor será la probabilidad de que nos toque. Es así de fácil”. Desafortunadamente, murió el 30 de abril de 2017 en una escalada de entrenamiento en el Nuptse.

 

Ueli Steck ha sido uno de los mejores alpinistas del mundo, y también el más rápido. Su palmarés ha estado repleto de grandes logros en solitario e innumerables récords en montaña. Pero también vivió momentos sombríos y amargos en sus últimos años. Los dramáticos sucesos del Everest, donde junto a Simone Moro y Jonathan Griffith sufrió el ataque y las amenazas de muerte de un grupo incontrolado de sherpas, una letal avalancha que esquivó en el Shisha Pangma, así como su experiencia límite durante la ascensión en solitario a la Sur del Annapurna, tambalearon profundamente su fe en sí mismo y su confianza en el ser humano.

Ueli sintió la muerte muy cerca. Atormentado por estos acontecimientos, tuvo que replantearse los riesgos que estaba dispuesto a asumir en el futuro para conseguir de nuevo recobrar su autoconfianza. Hablar de ello fue parte del proyecto de este libro. Quería pasar página, vivir más serenamente controlando los riesgos. Para ello era necesario dar un paso más, imaginar un nuevo camino, otra vida…

En este libro narra de manera íntima y sincera no solo sus sensacionales escaladas más recientes antes de su muerte, sino también cómo vivió y asimiló los reveses, y cómo volvió a encontrar la motivación para optimizar su método de entrenamiento. Así fue capaz de alcanzar nuevos logros, como la ascensión de los 82 cuatromiles de los Alpes en apenas 62 días o establecer un nuevo récord de velocidad en la cara Norte del Eiger.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.