El ladrón de recuerdos

EL LADRÓN DE RECUERDOS

MICHAEL JACOBS

LA LÍNEA DEL HORIZONTE

Un encuentro fortuito con Gabriel García Márquez cuando el escritor ya andaba perdido en las regiones oscuras de su memoria, aviva el deseo de atravesar Colombia navegando el río Magdalena, desde su desembocadura en Barranquilla a su nacimiento en los Andes. El río de la vida lo llamó Gabo, una arteria fluvial que conocía bien y al que alude en sus memorias: «Lo recuerdo todo sobre el río, absolutamente todo», le confesó con los ojos brillantes a Michael Jacobs.

Con la misma pasión, el autor remonta sus aguas sumergiéndose en la magia macondiana de sus aldeas ribereñas, en sus personajes insólitos pero, también, en un paisaje moral arrasado por las FARC, en cuyas garras cae el autor, y las milicias paramilitares.  El río como arteria de vida, como alma de Colombia donde fluye la memoria del pasado y los recuerdos, pero también la destrucción o la esperanza. Jacobs observa y participa, registra ese fluir con un estilo tamizado de ternura, humor y empatía con quien sufre. Sus embarradas aguas también son el reflejo de la memoria personal y un viaje íntimo a la extrañeza del olvido.

MICHAEL JACOBS

(Génova, Italia, 1952 – Londres, Inglaterra, 2014).

Historiador de arte, escritor, viajero, amante de Andalucía en particular y de España y el mundo iberoamericano en general, fue uno de los grandes escritores de viajes en la larga tradición del género en Inglaterra y un hispanista ferviente, digno discípulo de Gerald Brenan. Se consideraba a sí mismo un «un inglés excéntrico» que llevó a su prosa los mismos elementos con los que había definido a su maestro Norman Lewis (colega y amigo de su padre): «Lucidez, exhaustividad, ausencia de pretenciosidad y una preferencia por la vida vivida al margen de los círculos literarios».

En 1999 se instaló en el pueblo jienense de Frailes donde reposan sus cenizas. Por ese particular Macondo, pasaron Sara Montiel o su amigo Cees Nooteboom y retrató con ternura en La fábrica de luz. Cuentos desde mi pueblo andaluz (Ed B, 2010). «Es el libro que yo debería haber escrito —dijo Chris Stewart, autor del celebrado Entre limones— pero ese granuja de Michael Jacobs se me adelantó». Exploró con pasión el arte y la gastronomía española  en títulos como Andalucía, 1990; Between hopes and memories: A Spanish Journey, 1994; En el resplandor del palacio fantasma: viaje de Granada a Timbuktú, 1996; y La Alhambra. A su otra pasión: Latinoamérica y, particularmente, Colombia, dedicó Ghost train throught the andes, 2006, The Andes, 2010 y, su último trabajo, que ahora traducimos como El ladrón de recuerdos. Viaje por río a través de Colombia.

«Un libro valiente, original y conmovedor, lleno de aventura e historia, en el que paisaje y memoria se unen sutilmente».

ROBERT MACFARLANE

«…extraordinarios personajes encontrados a lo largo del río, muchos de ellos “dramatis personae” como salidos de un cuento de su admirado maestro Gabriel García Márquez».

CEES NOOTEBOOM

«Toda escritura de viaje aspira a convertir el desplazamiento físico en un viaje del alma, pero solo los mejores libros lo hacen. El ladrón de recuerdos es uno de ellos».

JUAN GABRIEL VÁSQUEZ

«Divertido, intrigante y elegíaco por turnos, El ladrón de recuerdos es una memoria de viaje exquisita».

JOHN LEE ANDERSON

«El curioso impertinente más gracioso, mágico y profundo de hoy en día».

IAN GIBSON

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.