Meteors (Meteorlar) (2017), de Gürcan Keltek – Crítica

 

Por Jaime Fa de Lucas.

Más que un documental, lo que Gürcan Keltek ofrece es un poema audiovisual, un ejercicio lírico que se eleva gracias a la excelente fotografía en blanco y negro de Firat Gülgen y Mustafa Sen y a los pasajes poéticos que se introducen con la voz en off. Meteors traza un retrato, a su manera, de los problemas que viven los kurdos en el sureste de Turquía. Aunque el apartado visual nos sumerge inmediatamente en lo que sucede en pantalla, la primera media hora de metraje está exenta de contexto y resulta algo frustrante, pues hace que cueste entrar a nivel emocional e intelectual y básicamente disminuye el impacto de esas imágenes iniciales. Pasada esa media hora se nos da la primera referencia geográfica y todo empieza a cobrar más sentido.

En general, es una obra que dejará indiferentes a los espectadores que buscan algo más informativo, pero que satisfará con creces a los amantes de las películas con tendencias experimentales y aspiraciones artísticas. El momento de los meteoritos es sublime y está muy bien presentado. No obstante, Meteors, como conjunto, deja algunas dudas, ya que Gürcan Keltek lleva a cabo una estetización de una situación sensible, dejando de lado ciertos aspectos que podrían ayudar a comprenderla; y es que esto mismo lo cuestiona la propia película con una de sus frases: “cuando la muerte entra en casa, la poesía es una tontería”.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.