Al habla con el escritor Doc Pastor: “El glamour de los galanes de Hollywood ha desaparecido del todo”

AASHTA MARTÍNEZ.

Decía Ralph Lauren que “el estilo es muy personal, no tiene nada que ver con la moda. La moda termina rápido, el estilo es para siempre”. Y no le faltaba razón. El libro Celuloide y seda (Dolmen), un tributo a los iconos del estilo en el cine del periodista y escritor especializado en cultura pop Doc Pastor, da buena cuenta de ello ahora.

Culturamas ha charlado con el autor del libro, que reside en Barcelona y que también ha publicado recientemente ¡Qué festín! Un menú de cine, un recorrido lleno de anécdotas por dos de sus mayores pasiones: la gran pantalla y el plato lleno.

El cine ha dado (y creado) auténticos iconos del estilo a lo largo de las décadas. ¿Quiénes serían, para usted, los paradigmas del estilo?

Para mí, sin duda, son David Niven y Audrey Hepburn. Maravillosos los dos, perfectos, ideales, llenos de talento, de humanidad, etc. Son la mejor representación de lo que Hollywood fue y también de lo que ya nunca volverá a ser.

¿Por qué cree que ha ocurrido esto?

Eso cuesta saberlo, quizá nos hemos vuelto demasiado cínicos para creer en una fantasía con los brazos abiertos. Pero es curioso que por ellos dos no pasa el tiempo, como sucede igual por Cary Grant o Marilyn Monroe. Han pasado al Olimpo y nunca bajarán de él. Puede que, en el fondo, sí queramos seguir soñando. En realidad también eran muy humanos y no lo escondían. Por ejemplo, David Niven perdió a su esposa y tuvo varios problemas personales que solo engrandecen su figura; de igual forma, Audrey Hepburn pudo haber llegado a más de lo que ya llegó como actriz y decidió apartarse de ese mundo.

¿Cómo definiría el estilo?

Como intento explicar en el libro, el estilo no es una cuestión de vestuario (cualquiera puede terminar vistiendo bien), es otra cosa. Es una forma de ser, de ver la vida, de enfrentarse a los avatares, de tratar a los demás,… 

En la primera sección del libro, dedicada a las divas, conviven gente tan dispar como Ava Gardner, Marilyn Monroe, Escarlata O’Hara o Jessica Rabbit. ¿Qué es para usted una diva?

La verdad que aquí me remito totalmente a la definición de la RAE con la que doy comienzo al capítulo: son artistas de fama superlativa. No solo eso, también tienen su punto de diosas inalcanzables para los simples mortales. Volviendo un poco  a lo que he dicho antes, son sueños. Eso es lo que mejor hacía Hollywood, crear sueños para que fueran consumidos. Por eso se inventaban romances, también enfados, daban un país de nacimiento diferente al real, vestían a sus intérpretes de una forma concreta, etc.

¿Qué diría que tienen todas ellas en común?

En común tienen poco, pero eso es precisamente lo fascinante. Es cierto que si miras a Jessica Rabbit y a Marilyn Monroe verás esa sensualidad innata en ellas; en cambio, de Ava Gardner te quedas con la mirada, de Audrey Hepburn con la dulzura… Todas distintas pero con una cualidad en común: son inolvidables.

 

También dedica un apartado a los galanes, ¿cree que ha cambiado mucho el concepto de galán de cine en estas últimas décadas? Alguna vez le oí decir que Hollywood ha perdido un poco ese glamour de los galanes y divas de antaño….

No lo ha perdido, ha desparecido del todo. Recuerdo hace no mucho que compartí en mis redes sociales un vídeo en el que el gran Frank Gorshin fue al programa de Dean Martin a cantar The Riddler Song, por su personaje en la serie de Batman de los sesenta. Una lectora comentó que le encantaba como en esa época siempre iban impecables, peinados, con su americana, cuidando siempre su aspecto y sus formas. 

Esto es algo que hoy, en gran medida, no existe. Por otro lado, se ha ganado en cercanía. Siguiendo con el ejemplo de antes, he escrito un libro sobre esa serie de Batman y hace no mucho Julie Newmar, la actriz que interpretó a Catwoman, me escribió para felicitarme. Esto hace unos años habría sido algo imposible, pero ahora gracias a las redes, eventos, webs y demás puedes llegar a charlar con tus ídolos. Hemos ganado algo, pero también hemos perdido algo. Siempre es así.

¿Cuál es su anécdota o curiosidad preferida relacionada con el estilo o con el glamour de alguna estrella del celuloide?

Curiosidades hay miles, ¿sabía que el gato de Desayuno con diamantes también salió en Mi marciano favoritoEl show de Dick Van Dyke? ¿O que Laurence Fishburne, el serio y enigmático Morfe de Matrix, tuvo en sus comienzos un personaje de un vaquero llamado Curtis? Esto sería una lista interminable, muy divertida eso sí.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.