Un ‘asesino en serie’ por las calles de Madrid

EVA FRAILE (LA REINA LECTORA).

El primero en acuñar el término de «asesino en serie», fue Robert K. Ressler, un agente del FBI. Lo que probablemente no sabía entonces Ressler, es que el término daría para mucha literatura. Los libros que versan sobre asesinos en serie siempre están en alza. Por alguna razón, el lector se siente atraído hacia estas mentes, incomprensibles, que pertrechan asesinatos a sangre fría sin el más mínimo remordimiento. Es cierto que cada uno de los asesinos que nos ha dejado la literatura tiene su propia personalidad, y en muchos casos, sus propias motivaciones, pero todos comparten esa peligrosa indiferencia hacia el crimen acometido.

Probablemente, en los libros sobre asesinos en serie, el lector sabe que tarde o temprano le va a descubrir. Y es que como dijo el ya citado Ressler, «El acto mismo de matar deja al asesino en vilo, porque el crimen no ha sido tan perfecto como su fantasía…», y esto también es aplicable a la creación literaria. Nuestros escritores saben que cuando ejecutan una escena de sangre en la dimensión literaria, hay hilos sueltos que llevarán al lector a atrapar, finalmente, al asesino.

El escritor vasco, Ager Aguirre, ha creado una obra literaria titulada Póker de asesinos, sobre la cual afirma que «Todos los asesinos en serie desean ser atrapados». Cabe destacar que sobre estos personajes también hay muchos clichés. Parece ser que este tipo de asesinos comparten algunas características tales como traumas infantiles, relaciones afectivas y/o sociales pobres y el deseo de ser detenidos tarde o temprano. Sin embargo, esta última idea, por ejemplo, ha sido refutada en muchas ocasiones por profesionales en el estudio de este tipo de personalidades. ¿Ha jugado Ager Aguirre con el cliché extendido o ha creado a un asesino en serie singular? La principal peculiaridad de este asesino en serie es el uso de la baraja de Póker como firma de sus crímenes. Y todos los datos apuntan, efectivamente, a que desea hacer un póker de asesinatos.

Independientemente de cómo sea el criminal de la novela de Ager Aguirre, este libro causa adicción, una característica esencial en el género policiaco. Es importante conseguir que el lector se comprometa en la búsqueda del asesino literario para que las horas pasen volando a la par que las páginas del libro también lo hacen ante sus ojos. Y en este sentido, Póker de asesinatos (https://www.amazon.es/P%C3%B3ker-asesinatos-Ager-Aguirre-Zubillaga-ebook/dp/B07F5YSRVT/?tag=lareilec-21) ya ha sido bautizado por muchos lectores de “trepidante”, “adictivo” y otros adjetivos que indican su capacidad para absorber al lector dentro del argumento.

La literatura sobre asesinos en serie, además, ha estado muchas veces localizada en países anglosajones, y no es muy frecuente encontrar libros destacados cuyo argumento transcurra en alguna ciudad española. La novela de Ager Aguirre ha soltado, sin ningún tipo de escrúpulos tampoco por parte del autor, a su propio asesino en serie por las calles de Madrid para hacer literatura, y es en la capital en donde encontraremos, por tanto, sus crímenes y en donde seguiremos su pista. Hay muy buena literatura de género policiaco en España, y es el momento de empezar a visibilizarla. Por ello los argumentos como el de Ager son dignos de apoyar.

Finalmente, esta novela también está participando en el Premio Literario de Amazon 2018 y está en una buena posición. Si consigue llamar la atención del jurado, podremos decir que los asesinos en serie, y en concreto, nuestro asesino en serie madrileño, siguen teniendo una gran carisma sobre el público en general.

Mis mejores deseos para la novela de Ager Aguirre, Póker de Asesinatos.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.