‘El abismo en la frontera’, un antes y un después en el imaginario histórico

KIKA SUREDA.

El abismo en la Frontera  de Francisco José Motos, nos lleva a un viaje por la frontera castellano nazarí, situada entre el Reino de Murcia y el de Granada en el año 1465. No deja indiferente, atrapa con un estilo directo, lenguaje sencillo y muy cuidado a la vez que su ritmo fluido nos marca el tiempo y los tiempos en los que vamos a navegar a lo largo de 33 capítulos, un número mágico.

El “mundo Xiquena”, desconocido por mi persona hasta caer en mis manos El abismo en la Frontera, marca un antes y un después en mi imaginario histórico y mi afán investigador. Por aquello, de que algo te sorprende tanto que decides por tu cuenta y riesgo sumergirte en el inquietante mundo de la indagación e investigación, de aquello a lo que nos ha pertenecido en un momento de la historia y por diversas razones permanecemos ignorantes de tanta riqueza.

En esta historia hay dos protagonistas principales. Uno de ellos, por sus connotaciones y por su historia arraigada y profunda, casi y digo casi, eclipsa al otro si cabe más brillante y también desconocido.  Me refiero a Alonso Fajardo, llamado “El Bravo” también conocido como “El Malo”, primer poeta de la frontera castellano nazarí. Quién lo eclipsa en esta historia es el Castillo de Xiquena, el otro gran protagonista de esta historia.

El nombre de Xiquena cobra más fuerza todavía en el entresijo de esta historia.  Xiquena deriva de Gehena del hebreo Ge Hinnom, el Valle de Hinom. Un valle real fuera de la muralla sur de la antigua Jerusalén, un paraje desolador, mucho que ver con lo que rodea a Xiquena. Su extensión va desde el Monte Sion hasta el Valle del Cedrón, hacia el este. En los escritos sagrados a veces aparece traducido como gehena y otras como infierno, directamente. Este lugar, después del 638 a.C. se convirtió en un lugar de incineración para los desperdicios de la ciudad…siempre se mantenía ardiendo.

En el Corán aparece como el Yahannam (Gehenem, gehena), un lugar para el tormento de los pecadores, un equivalente al infierno cristiano.

Gehena simboliza la destrucción eterna. Algunos lo relacionan con el lago de fuego. El Infierno, Gehena, Hades,…todo lleva al mismo lugar, camino de Xiquena, una fortaleza en un paraje infernal, con hechos muy relacionados con su toponimia.

Novela de ficción histórica, con un trasfondo histórico, llena de acción e intriga, amores que van a contracorriente y el choque de trenes entre dos religiones, en realidad, seres humanos con un destino común: llegar a entenderse y luchar contra aquellos que no les interesa que este hecho ocurra. Personajes como Yamileth, Abd El Karim, el capitán Gonzalo o Diego Fajardo, todos ellos forjados a golpe de pluma por Francisco Motos, entre la ficción y la realidad a veces distópica.

La recuperación que hace Francisco Motos del personaje Alonso Fajardo es de una importancia capital a nivel histórico. Podríamos decir que ha sido un gran abandonado.

El Abismo en la Frontera nos ofrece una lección, esa que tal vez nos robaron a muchos. Y lo hace con elementos tan esenciales como la pasión y la intriga.  Desde las murallas de Xiquena y de la montura de Alonso Fajardo conocemos de primera mano el período de la Reconquista.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.