Sueño de una noche de verano: puro surrealismo mágico

Por Mariano Velasco

La productora TheStage Company ha traído a  España, después del éxito alcanzado en Argentina, este Sueño de una noche de verano, un musical shakesperiano para toda la familia que exprime al máximo lo que ya tiene de cuento de hadas el texto original, logrando una versión muy para todos los públicos dela clásica comedia de Shakespeare, en la que cabe destacar la música en directo de una magnífica banda, un humor desenfadado y acertadamente actualizado y un muy logrado ambiente de cuento de bosque de hadas.

Gracias a la bufonesca dirección del carismático duende Puck (Andrés Bagg), que con simpatía, picardía y descaro a partes iguales muy a lo Jack Sparrow hace las veces de narrador, el espectador puede mantener con facilidad el hilo argumental de una obra que en ocasiones podría debilitarse debido a la mezcla no solo de fantasía y realidad, sino también de las tres historias que parecen avanzar en paralelo pero que se irán entremezclando muy sutilmente.

Funciona a la perfección la pareja de reyes gracias a la sensualidad de Titania (Mela Lenoir) y al aire de cantante de heavy metal del imponente Oberón (Ignasi Vidal), quienes protagonizan las escenas más enigmáticas de la obra junto con el grupo de duendes bailarines, dejando para el resto de los personajes —los enamorados y el grupo de actores aficionados— los episodios más cómicos.

Así, y sumergidos desde el principio en el ambiente propio del bosque de hadas, gracias a una escenografía sencilla pero impactante y eficaz, el espectador desconocedor del fondo de la trama no dejará de sorprenderse con los giros del relato, más aún desde el momento que uno delos personajes es “elegido” de entre el público, en un viejo recurso clásico que aquí resulta oportuno y, sobre todo, simpático.

En cuanto a las parejas de enamorados, esta vez es otro viejo truco, el del  cambio del acento de los personajes, el que funciona a las mil maravillas gracias al buen trabajo actoral, y son ellos quienes nos regalan los momentos más hilarantes de una comedia musical a la que podrían aplicársele miles de adjetivos, pero  que, dejándonos llevar una vez más por su fantasía, bien podrían resumirse en puro “surrealismo mágico”.

Sueño de una noche de verano

Teatro Príncipe Gran Vía                      

Dirección: Carla Calabrese y Sebastián Prada

Reparto: Ignasi Vidal, MelaLenoir, Andrés Bagg, Naim Thomas, Lorena Fidalgo, Mariola Peña,Cayetano Fernández, Edgar López, Luciano Vittori, Pedro Moreno, Luisina Quarleri y Florencia Anca.

Hasta el domingo 11 de noviembre

 

 

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Sueño de una noche de verano: puro surrealismo mágico

  1. Gracias por la crítica, pero os habéis olvidado de mí!!

    Sergio Reques

    También estoy en el elenco (soy Demetrio, uno de los enamorados)

    Si pudierais corregirlo, os estaría doblemente agradecido.

    Sergio Reques
    9 noviembre 2018 at 23:29 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.