España, una gran fábrica de entrenadores

Categoría: Cultura y Deporte | y tagged con

Hace poco más de diez años que empezó la leyenda del fútbol español, totalmente reflejado por los logros de la selección nacional. En el verano de 2008 la Roja de Luis Aragonés se coronaba campeona de Europa, mientras que más tarde su sucesor Vicente Del Bosque la llevaría a ganar el Mundial de Sudáfrica y de nuevo una Eurocopa. Es decir que en aquellos cuatro años el fútbol español estuvo en auge, respaldado también por dos títulos de Champions League ganados por el Barça de Pep Guardiola. Y en estos años se ha ido formando una cultura futbolística muy importante en el país, que ha acabado siendo una auténtica fábrica de entrenadores de alto nivel, muchos de los cuales han basado su filosofía de juego en la posesión del balón y en un fútbol atrevido y ofensivo.

La cultura futbolística española moderna

En este rubro que es el de los entrenadores, podemos destacar un número elevado de técnicos ibéricos que han aumentado su cotización en los últimos años. Desde Luis Enrique, antes al Barça y ahora con España, hasta Rubí, pasando por Marcelino y Valverde, que ahora entrena a los blaugranas. De los entrenadores que están hoy en día en la Liga Santander, de hecho, muchos son españoles y ya llevan un tiempo en la élite del fútbol nacional.

 

Ser entrenador es sobre todo saber cómo usar las estrategias y también cómo aprovechar el banquillo, uno de los principales recursos de los entrenadores al día de hoy. En este apartado especial, de hecho, los más habilidosos son Valverde y Diego Simeone, que han ganado ambos 12,1 puntos de media por temporada después de haber realizado la primera sustitución. Si bien el entrenador del Atleti sea extranjero, es cierto que él también ha aprendido mucho de su oficio en España, dónde ha llegado a rescatar al equipo colchonero de una situación muy fea y lo ha llevado a ser de nuevo uno de los grandes de España. El técnico vasco del Barça, en cambio, ha sido criticado excesivamente el año pasado por algunos planteamientos, pero ha demostrado con los resultados y con una concreción envidiable que es un estratega de primer nivel. Su manera de hacer cambiar esquema al equipo y de aprovechar la flexibilidad de algunos jugadores importantes como Messi, Rakitic o Sergi Roberto le ha permitido crear un juego distinto pero también más cínico y concreto.

Los herederos de Pep Guardiola

 

Otros entrenadores que están trabajando bien son sin duda Abelardo, que está siendo protagonista de una gran temporada con el Alavés, que sigue en la parte alta de la tabla después de un arranque fenomenal. Con él están también Eusebio Sacristán, ahora en el Girona, el sorprendente Quique Setién al mando del Betis y sobre todo Pablo Machín, que está llevando el Sevilla a lo más alto de la clasificación gracias a un fútbol divertido y lleno de variantes tácticas. La escuela de entrenadores española está demostrando ser muy fértil y válida. Es decir que el futuro del fútbol ibérico tiene muy buena pinta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.