Platón

Categoría: Historia | y tagged con

por Kika Sureda

Platón, de Atenas, ca. 429-347a.C. Descendiente por parte de padre y de madre de familias adineradas e influyentes. La guerra del Peloponeso trajo trágicas consecuencias políticas entre Atenas y la alianza espartana. Este hecho dividió a su familia como a tantas otras. En un determinado momento, Platón renunció a llevar una carrera pública para dedicarse a la filosofía. Su mayor influencia fue Sócrates. Aunque se apartó del ejemplo socrático en: la institución matrimonial, el deber familiar de tener hijos y fundó la escuela filosófica, la Academia.

Su obra está formada por diálogos en los que él no aparece. La clave filosófica de esta característica consiste en su propio distanciamiento de los temas que presenta. Platón es un caso único entre los filósofos por el constante rechazo a presentar las ideas como suyas, obligando al lector a decidir si se adhiere o no a ellas, una estrategia que funciona mejor en los diálogos más cortos donde los argumentos se presentan con más viveza.

Para Platón, este distanciamiento y el uso del diálogo no se debe tanto a razones de estilo sino a una cuestión epistemológica a pesar de los cambios de posición en el tema del conocimiento, Platón se mantiene firmemente convencido de que cualquier cosa en la que se cree con los ojos cerrados, la cual no nace de nosotros y se ha originado en los demás o nos llega a través de los escritos, nunca podrá equipararse con un estado cognitivo digno de consideración. El conocimiento debe alcanzarse mediante el esfuerzo personal del sujeto. Más que transmitir doctrinas, Platón intenta estimular el pensamiento.

El carácter de Platón, a veces esquivo y distante, hace que no sepamos casi nada de su vida personal. Las biografías que nos han llegado se elaboraron para explicar ciertos aspectos de los diálogos. Algunos expertos han dado como válida la séptima carta de Platón y con esta ayudó a crear un trasfondo histórico y filosófico de los diálogos.

Los diálogos de Platón son muy variados y dan pie a distintas interpretaciones. Se ha discutido mucho si deben interpretarse como una serie de doctrinas o como una discusión y debate continuos. Desde el siglo XIX se ha intentado establecer una cronología pero ningún estudio estilístico ha permitido determinar un orden preciso.

Los diálogos conforman a grandes rasgos tres grupos: Los diálogos socráticos, en los que Sócrates es el personaje principal; los diálogos medios, donde Sócrates sigue siendo el personaje principal pero en los que ya no se dedica a socavar las opiniones de otros, sino que expone muchas ideas claras; y los diálogos tardíos en los que Sócrates se retira como interlocutor y Platón analiza extensamente y de forma crítica tanto sus propias ideas como las de otros filósofos.

Muchos aspectos de la obra de Platón nos invitan a la búsqueda de las opiniones filosóficas así como a meditar sobre temas variados: ética, política, conocimiento, amor, el alma, cosmos, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.