Las mejores series de la temporada 2018

Categoría: Series,top1,TV | y tagged con

Por Inma Gómez

No podía acabar el año sin la lista de las series que han marcado este 2018 que en unas horas se termina aunque puede que no sean las mejores pero sí las que más han gustado a esta humilde redactora.

Fariña

Comenzamos con el fenómeno de la temporada que llegó a Antena 3 tras el secuestro del libro homónimo de Nacho Carretero en el que está basada la serie. Después del primer capítulo tanto la crítica como el público alabaron esta nueva producción de Bambú que abre una nueva manera de narrar historias. El relato de cómo un grupo de pescadores se hacen con el control del tráfico de cocaína y Galicia se convierte en la puerta de entrada de esta nueva sustancia tanto en España como en Europa es apasionante. Un reparto gallego en estado de gracia encabezado por Javier Rey y Tristán Ulloa, que deja grandes descubrimientos como Carlos Blanco, Isabel Naveia o Antonio Durán Morris, un guión sólido, unos paisajes espectaculares, una banda sonora espectacular y una muy buena historia mantienen al espectador atrapado durante la primera y única temporada.

The Americans

La serie cierra su quinta y última temporada con un final perfecto para Elisabeth y Philip Jennings en el que podría pasar cualquier cosa y con el que podrían haber estropeado el fantástico viaje que plantea esta serie de espías ambientada en los 80. Una gran última temporada en la que todo estalla y ellos deben hacer lo que mejor saben hacer para tratar de salvarse. Alucinantes Keri Rusell, Matthew Rhys y Noah Emmerich.

El Día de Mañana 

La sorpresa de Movistar + es esta mini serie de seis capítulos protagonizada por Oriol Pla, Aura Garrido o Jesús Carroza ambientada en la Barcelona de los años 60. La serie sigue las andanzas de Justo Gil un tipo que llega a la ciudad condal dispuesto a comerse el mundo y se acaba metiendo en unos líos considerables con la policía social, con grupos comunistas y con la burguesía catalana. Mención especial para el personaje de Karra Elejaldre que es todo un roba escenas tremendo. Disfrutable de principio a fin que muestra una cara del tardofranquismo y de la transición que casi nunca se ve en la ficción española.

The Good Fight

Diane Lochart y sus abogadas siguen en la brecha y no se dejan nada en el tintero a lo largo de esta segunda temporada que arranca con una Diane ensimismada y que no acaba de creerse que Trump sea presidente. El bufete de abogados sigue siendo una locura y por él se pasean casos que van desde el Me Too hasta las leyes de inmigración de Estados Unidos al tiempo que hace evolucionar a las tres protagonistas con una Luca embarazadísima y una Maia que por fin rompe con su pasado.

A Very English Scandal

Años 60, Inglaterra, Hugh Grant encarna al político Jeremy Thorpe quien trata de ocular que tuvo una relación homosexual tiempo atrás con un joven que ahora amenaza con sacarlo a la luz y arruinar su carrera política. La homosexualidad en esta época era considerada un delito por lo que Thorpe trata de lavar su imagen continuamente en medio del escándalo. Dos actores en estado de gracia, Hugh Grant y Ben Wishaw, un guión mordaz y divertidísimo escrito por Russell T. Davies que no deja títere con cabeza a lo largo de las tres horas que dura esta ministerie dirigida por Stephen Frears. Serie tan real como la vida misma por mucho que nos cueste creer que esto ocurrió de verdad.

Cuéntame

Terminada la decimonovena temporada la serie sigue en plena forma por obra y gracia de unos guionistas fantásticos. Ricardo Gómez abandona la serie con una gran temporada convertido en un gandísimo actor. Merecen especial mención una escena del antepenúltimo capítulo entre Carlos y Antonio en un hospital con unos Ricardo e Imanol inconmensurables que es de las mejores escenas que han rodado en toda la serie. O una conversación entre Mercedes y Karina del último capítulo. Esta temporada tiene uno de los finales más redondos vistos en la ficción nacional que cierra una especie de cuadratura del círculo del personaje de Carlos Alcántara, su relación con la escritura y su vida con Karina. Reparto de altura para una de las mejores series españolas de la historia.

Arde Madrid 

Esta serie de Paco León y Anna R. Costa es una comedia ambientada en el Madrid los años 60 en la que Ana Mari, a quién da vida una inmensa Inma Cuesta, se infiltra como sirvienta en la casa de Ava Gardner como informante de la sección femenina porque sospechan que en su casa se celebran peligrosas reuniones de gente comunista y de la farándula. La serie muestra el contraste entre la vida que lleva Ava que hace lo que le da la gana literalmente y la vida de Ana Mari y el resto de mujeres de la serie que están supeditadas a la educación dada por el régimen franquista haciendo hincapié en las relaciones sexuales. Serie divertidísima con diálogos y situaciones memorables con especial atención a Pilar, Vargas y la Lucero. Atención al discurso de Vargas sobre los gitanos y al alegato final de Ana Mari. Movistar la ha renovado por una segunda temporada y Paco León ha confirmado que no llegará hasta 2020.

La Víctima Nº 8

Serie de Globomedia para TeleMadrid y EiTB que trata sobre un atentado yihadista en Bilbao. Cuenta con un reparto sólido encabezado por Verónika Moral quién encarna la inspectora de la ertzaintza Koro Olaegui encargada de la investigación del atentado. A medida que avanza la investigación vamos viendo que nada es lo que parece y que todo es muchísimo más complicado. Serie frenética, y nada tópica en lo relacionado con el terrorismo yihadista con personajes femeninos muy bien escritos e interpretados como los de Fátima y Almudena o Edurne a quienes dan vida Farah Amed, Lisi Linder y María de Nati. Tiene un final atropellado aunque cierra la temporada dejando cierta posible vuelta con una segunda temporada con pequeño cliffhanger al final aunque si no renuevan la serie quedaría totalmente cerrada.

La Otra Mirada

La serie revelación de TVE viene de la mano de Boomerang TV y está ambientada en una escuela para señoritas en la Sevilla de los años 20 en el que la llegada de una nueva maestra, Teresa, interpretada por Patricia López Arnaiz, pondrá en cuestión los cimientos de la educación tradicional que imparte el centro. La búsqueda de la propia voz de un grupo de mujeres adultas y jóvenes será el centro de esta serie con cimientos feministas que se ha ganado a la crítica y al público. Ha sido galardonada en los Festival MIM Series como mejor serie y TVE la ha renovado por una segunda temporada.

Estoy Vivo

La serie se ha consolidado esta segunda temporada profundizando más en los personajes y hemos sabido quién es El Enlace en realidad y sobre la nueva misión a la que se enfrentan Márquez y su sobrino. Destacamos las escenas del Enlace y la niña misteriosa y todas las escenas entre Márquez y Laura debido a la química que tienen Cristina Plazas y Javier Gutiérrez. Muy bien dosificado el misterio durante esta nueva temporada que maneja muy bien la interrelación entre la trama policial y la sobrenatural con las relaciones personales de los personajes. Lola, interpretada por Luz Valdenebro, es uno de los nuevos personajes que ha enamorado a la audiencia en esta nueva temporada.

Presunto Culpable 

Sólo por tener al espectador totalmente despistado hasta el final ya merece la pena seguir esta serie. Un convincente Miguel Ángel Muñoz protagoniza esta serie en la que su protagonista, Jon, es acusado de la desaparición de su novia Anne. La policía le deja en libertad por falta de pruebas pero tanto la familia de la novia como el resto del pueblo e incluso su propia familia piensan que es culpable. Debido a la presión, Jon opta por dejar el pueblo e irse a Francia a intentar rehacer su vida. Lo consigue durante seis años hasta que una llamada le avisa de que su padre ha muerto. El regreso de Jon al pueblo remueve el pasado y la investigación sobre la desaparición de Anne vuelve a activarse. Dadas las circunstancias es el propio Jon quién también decide investigar por su cuenta para esclarecer la verdad y que todo el mundo deje de acusarlo. Un reparto sólido, localizaciones espectaculares de Euskadi y un guión bien armado que atrapa al espectador quien no sabrá la verdad hasta el final. Además se atreve a meter una trama relacionada con ETA en la que hay víctimas y verdugos y tratarla sin maniqueísmos. Las escenas entre Elvira Mínguez y Susi Sánchez son oro en paño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.