“Lehman Trilogy”, un cuento sobre la miseria del capitalismo

Por Alberto Medina

El festival de teatro de Málaga ha sido elegido como parada de la obra “LehmanTrilogy” en su gira por todo el territorio nacional. La obra de magna envergadura narra la historia de la familia Lehman desde que se instalaran en Estados Unidos en el siglo XIX hasta su bancarrota hace unos veinte años.

Los seis actores-cantantes y en el centro, el traductor y director Sergio Peris-Mencheta.

En una propuesta artística muy original (escrita originalmente para radio por Stefano Massini, en la que salen a escena más de 100 personajes resueltos por seis actores (Pepe Lorente, Víctor Clavijo, Darío Paso,Litus Ruiz, Aitor Beltrán y Leo Rivera). Narran, a través del humor (pero sin excesos), el relato y la canción, la fascinante historia de tres generaciones de la familia Lehman. Lehman Trilogy comienza cuando Henry Lehman, hijo mayor de un comerciante judío de ganado sale de Baviera en 1844 y llega a EE.UU. en busca del sueño americano. La obra continua hasta la caída, en 2008, de Lehman Brothers, uno de los mayores bancos de inversión, que desencadenó la peor crisis financiera en el mundo y de la que aún sufrimos sus consecuencias.

Espectacular trabajo de todo el elenco actoral, dirigido por Sergio Peris-Mencheta que hace un esfuerzo de síntesis para llevar al público toda la historia de la familia Lehman. Y es tal la agilidad del texto que el espectador debe prestar atención para no perder detalle del árbol genealógico. La diosa Fortuna mueve a su antojo los designios de la familia como si fuera un corcho en el agua, mientras la historia de la tierra de las oportunidades se mueve entre las guerras y la depresión de 1929. La narrativa es excepcional, y los actores van más allá del diálogo y apuestan por narrar también sus acciones con atrevidas y disparatadas puestas en escena.

“A los personajes los cogeremos cariño por la distancia en el tiempo que tienen, al igual que ocurre con los personajes de ‘El Padrino’, que incluso deseamos que no los maten a pesar de ser unos asesinos”, ha comentado Mencheta, que ha pretendido “tratar a los personajes con humanidad para hablar de la deshumanización que sufren”.

Más allá de la historia de la familia, también existe la crítica social y política siempre desde la parodia y el humor. La mercantilización de la mujer, el poder intocable de Wall Street, el negocio de la guerra, son algunos de los muchos temas que se tocan. Y es inevitable que en una obra que narra las luces y sombras de una de las compañías de Estados Unidos más influyentes en el panorama internacional trasciendan también los dilemas económicos. Por eso la obra debería ser obligada para todos aquellos que quieran saber más sobre la historia del país norteamericano. Porque lo queramos, o no, Estados Unidos puede resumir en un breve periodo de tiempo una historia particularmente increíble. Como un país que basaba su crecimiento en el algodón llegó a poner a sus pies a todo el planeta.

La escenografía (de Curt Allen Wilmer) pone el acento en la grandiosidad de la historia. El decorado recuerda a los teatros ambulantes. Un gran espacio lleno de escaleras, objetos y habitaciones (no olvidarse de una particular cinta transportadora) que complementa las acciones de los personajes. No es un simple marco sino que funciona como eje de transmisión de la historia de tres generaciones de especuladores.

Y la música no podría ser menos. Los actores cantan a capella, bailan y tocan instrumentos, convirtiendo al público  en testigo de la evolución de la música de la época (como el vestuario) y sitúan al espectador en el espacio-tiempo. De las melodías de armónica a banjos a Twist and shout de Los Beatles. ¡Una pura delicia para los sentidos!

Quizás el punto negativo de la obra sea la duración. Se compone de 3 actos de 50 minutos cada uno, con sus respectivos descansos, pero es imposible recortar y que la obra no siga contando toda la historia de la familia. Incluso la parte final parece corta y no cuenta las razones de la quiebra de Lehman Brothers, aunque se sugieren.

En definitiva, “Lehman Trilogy” ofrece al espectador un caleidoscopio social y político en una epopeya sobre la riqueza y la ruina. Quizás un buen momento para reflexionar sobre el mundo en el que queremos vivir.

LehmanTrilogy. Balada para sexteto en 3 actos

Una producción de Barco Pirata

Autoría: Stephano Massini

Dirección: Sergio-Peris-Mencheta

Intérpretes: Víctor Clavijo, Darío Paso, Leo Rivera, Pepe Lorente, Litus Ruiz, Aitor Beltrán

Traducción y adaptación: Sergio-Peris-Mencheta

Escenografía: Curt Allen

Vestuario: Elda Noriega

Música: Litus Ruiz

Iluminación: Juan Gomez Cornejo

Sonido: Joe Alonso

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.