Entrevista a Román González Escalera

Categoría: Música |

Por: Jaime Augusto Serrano

Titulado en grado superior por el C.S.M. “Rafael Orozco” de Córdoba en las especialidad de composición y percusión, consiguiendo el premio extraordinario fin de estudios bajo la tutela de Francisco Martín Quintero y Juan de Dios García Aguilera; y en el máster en composición instrumental contemporánea en el Centro Superior Katarina Gurska en Madrid siendo sus tutores Alberto Posadas y Aureliano Cattaneo.

Román González Escalera

Román González Escalera

Román González Escalera es reciente ganador del Premio Francisco Guerrero en el XXIX Concurso para jóvenes compositores organizado por la Fundación SGAE. Aunque además de esta distinción también ha obtenido a lo largo de su carrera reconocimientos como el Primer premio en el V Concurso de composición “Le Note Ritrovate” en Avellino (Italia) o el Primer premio en el II Concurso de composición “Fac Quod Agis” en Segovia.

Actualmente es profesor en el departamento de composición del Conservatorio Superior de Castilla – La Mancha.

Pregunta: En primer lugar Román, enhorabuena por tu reciente Premio Francisco Guerrero en el XXIX Concurso para jóvenes compositores organizado por la Fundación SGAE y el CNDM. ¿Cuáles han sido tus sensaciones para con este reconocimiento?

Respuesta: Muchísimas gracias. La verdad es que estoy muy contento por este premio, no sólo por haber llegado a ser finalista, viendo el nivel que tenían mis compañeros, sino por sentir que, al final, el esfuerzo de un largo periodo de tiempo tiene su recompensa. Durante este 2018 he invertido mucho tiempo y trabajo en la obra para poder presentarla a uno de los concursos más importantes de nuestro país a nivel de jóvenes compositores. El nivel de la composición en España es muy alto, y por lo tanto era consciente que tenía que realizar un gran esfuerzo para poder llegar a la final y, afortunadamente,  pude conseguirlo, lo que me llena de satisfacción al ver recompensado el trabajo.

Por lo demás, me llevo una gran experiencia con el concierto del pasado 26 de Noviembre. El trabajo, aunque corto por la normativa del concurso, fue fantástico con el ensemble “Sonido Extremo” y con su director Jordi Francés y la recepción de la obra por parte del público así como la audición de las demás obras finalistas me dejaron con las ganas de seguir trabajando y aprendiendo, ya que aún hay un largo camino por recorrer.

 P: “Espejo volátil” es el nombre de la obra con el que has conseguido esta distinción. ¿Qué nos puedes contar sobre la obra?

R: La obra surge tras un periodo de frustración y “crisis” compositiva, en el que no sé muy bien qué camino coger y qué hacer, ya que había intentado realizar diferentes proyectos pero que habían sido infructuosos y no estaba cómodo con el resultado musical. Cuando me embarco en el proyecto de “Espejismo volátil”, con las ideas más claras sobre lo que quiero hacer, obtengo como resultado una obra de fuerza descomunal producto de la plasmación de esa frustración que había tenido tiempo atrás. Una frustración que intentaba superar con diversos caminos o ideas y que resultaron ser espejismos de la realidad. Todo ello lo intento plasmar en la partitura a través de elementos muy vivos que están en continuo movimiento, llegando incluso a la enajenación.

P: En tu trayectoria has trabajado con grandes maestros de la creación musical como son Alberto Posadas, José Luis Torá, Chaya Czernowin, Beat Furrer o Pierluigi Billone. ¿Qué elementos de estos compositores podemos apreciar en tu música?

R: De entre los que nombras, quizá Alberto Posadas es el que más me haya influenciado a la hora de realizar mis composiciones. Me apasiona lo que el propio Alberto llama “microinstrumentación”, es decir, el tratamiento del instrumento desde un nivel de detalle microscópico. Sin duda es lo que intento explorar en mi música intentando llevarlo a mi imaginario.

Por otro lado, siento conexión en mi música con la de Aureliano Cattaneo, intentando siempre aportar “coloratura” a las composiciones y con Mauricio Sotelo, salvando las conexiones flamencas.

En definitiva, cada maestro/a te aporta un punto de vista musical único e irrepetible que sirve para abrir tus horizontes y no anclarte en una misma idea continua.

Premio Jóvenes Compositores de la SGAE NDM, 2018

Premio Jóvenes Compositores de la SGAE NDM, 2018

P: De entre todas tus obras, ¿en cuál te ves más reflejado? ¿Cuál dirías que es la más ‘completa’ para ti?

R: Quizá sea esta última, “Espejismo volátil”, la que mejor refleje mi idea musical y los aspectos que quiero desarrollar en futuras obras como, por ejemplo, el proyecto con “Rhea quartet” del cual ha surgido un obra, de una misma idea musical y que, bajo mi punto de vista, va un paso más allá en esta idea de “microinstrumentación” respecto a “Espejismo volátil”.

No obstante, en cuanto a su funcionamiento en el escenario, pienso que mi obra más completa es “Nunca solo…(Fuego mudo)…sólo nunca” para gran orquesta, estrenada por la Orquesta de Castilla y León en Octubre de 2016 en Valladolid. Es una obra, en la cual, se pueden ver referencias Ligetianas y que funcionó a la perfección. Quizá también porque siempre me he sentido más cómodo trabajando con grandes formaciones que con formaciones pequeñas.

P: Los procesos creativos son algo por lo general de una índole bastante personal, ¿cuáles son tus motivaciones para comenzar a escribir una obra?

R: Las motivaciones pueden venir de distintas fuentes según la obra que observemos. Mis últimas obras han partido de una idea musical: o bien una textura o un material que paulatinamente he ido desarrollando en bocetos y planificaciones para poder darle forma a la obra. Una vez que tengo planteada la estructura y el material a trabajar, es cuando comienzo a escribir. Casi siempre de una forma lineal. No obstante cuando tengo hecha una sección siempre echo la vista atrás para repasar lo escrito y para comprobar si, temporalmente, funciona la sección o bien queda larga o corta.

En obras más antiguas he partido de textos, normalmente poéticos, como punto de partida de la obra. Seguramente, en futuras obras, utilizaré nuevos textos que pueda leer, de manera motivacional.

P: ¿Crees que en la actualidad la creación musical responde a necesidades sociales y políticas?, ¿o por el contrario, la creación está más lejos que nunca de reivindicaciones que harían, quizá, que el público general se sintiera más en conexión con los nuevos compositores?

R: En mi opinión, sí pienso que la creación musical responde a una necesidad social, sobre todo en cuanto a la reutilización de espacios, y el acercamiento de la cultura a la mayor gente posible sacando la música de los tradicionales auditorios y/o salas de concierto y llevándola a espacios novedosos que puedan hacer más atractiva la música de nueva creación.

Por otra parte, es posible, que la nueva creación pase un por un momento débil en cuanto a reivindicaciones políticas como pudo ser en su día la música de Luigi Nono. Quizá, y en relación con la pregunta anterior, se podrían tomar como elementos motivacionales asuntos muy importantes como: el feminismo, las desigualdades sociales, etc.; de tal manera que la cultura en general y la música en particular puedan aportar su granito de arena a crear conciencia sobre la materia y, así, es posible que más gente pudiera verse reflejada en la música actual.

P: Como manchego, ¿cómo ves la realidad musical en nuestra comunidad autónoma? ¿Crees que realmente se hacen todos los esfuerzos posibles desde la administración pública por apoyar este sector?

R: En Castilla-La Mancha vivimos actualmente una situación realmente irónica. Podríamos rellenar hojas y hojas citando intérpretes y compositores/as de grandísimo nivel y que apenas pueden ejercer su profesión dentro de nuestra comunidad, hablando siempre de formaciones instrumentales o como solistas. Afortunadamente tenemos bastantes centros públicos para ejercer la docencia (como, afortunadamente, es mi caso).

Pero si un intérprete quiere ser miembro de una formación instrumental o abrirse un carrera como solista, desgraciadamente tendrá que salir fuera de la comunidad para poder realizarlo. No podemos olvidar que la única formación profesional pública es la Banda Sinfónica de Albacete. Cierto es que tenemos un grandísimo número de bandas de música de primer nivel e incluso orquestas con un gran número de conciertos, pero el sueldo no es suficiente para poder tener una vida digna.

Para que los/as jóvenes intérpretes y compositores/as se formen, no sólo necesitan la institución donde formarse, necesitan un ambiente propicio donde puedan asistir a conciertos y realizar los suyos propios. Hace unas semanas se realizó el 2º encuentro de la Joven Orquesta de Castilla-La Mancha, tras 2 años del primero, espero que no se deba esperar lo mismo para el tercero.

En definitiva, y, respondiendo a tu segunda pregunta, efectivamente las instituciones podrían realizar un mayor esfuerzo apoyando al sector y más teniendo en cuenta el dinero que se destina (sin entrar en polémica) a la caza o a festejos taurinos. Cierto es que se puede asistir a eventos interesantes como la semana de música religiosa de Cuenca, el Festival de música Barroca de Albacete, pero la oferta es paupérrima en comparación con otras ciudades o comunidades.

P: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

R: Actualmente estoy concluyendo una obra para cuarteto de saxofones, encargo del cuarteto “Rhea quartet” y con la que estoy bastante ilusionado ya que creo que puede quedar muy bien. También me encuentro inmerso en la composición de una obra para flauta solo, encargo de la flautista Luisa Eugenia Vinuesa.

Paralelamente me encuentro dentro del proyecto de creación de un videojuego basado en la historia de la batalla de Alarcos (1195) en Ciudad Real en el que me encargaría de la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.