Mercedes Milá: “Hubo un tiempo en que pensé que jamás volvería a hacer tele”

Categoría: Programas,TV | y tagged con |

ÁLEX ANDER. Escuchar y ayudar. Ese es, en palabras de la periodista Mercedes Milá, el principal objetivo de su nuevo espacio televisivo: Scott y Milá —que aterriza esta semana en la parrilla de #O de Movistar+ y que, en esta primera temporada, contará con cuatro entregas. Un programa muy personal en el que la catalana abordará temas muy diversos. Eso sí, desde una perspectiva bastante emocional y acompañada siempre de su mascota.
María Ruiz Calzado, directora de Zanskar, explicó en la presentación del programa que el formato del nuevo espacio es la propia Mercedes Milá. “No es un programa personal, sino uno sobre cómo ella ve las cosas, las digiere y reacciona ante ellas. Le ha costado mucho exponerse. Ha sido un proceso tremendamente difícil y bonito a la vez”
Todo un reto para la catalana, que comenta bastante ilusionada que ha tenido que “escuchar sin conocer y he hecho entrevistas sin tener ni idea del entrevistado” para ponerse al frente de un programa “pequeño, grabado, muy cuidado”.
Para que la cosa llegase a buen puerto, Milá tuvo que reciclarse y, por qué no decirlo, dejarse llevar. “Estaba acostumbrada a la locura de una producción inmensa, como era ‘Gran Hermano’, y después de eso te quedas como vacía, contó. Creo que he renacido, aunque lo sabré con total certeza cuando sepa que algo que hemos hecho le sigue interesando al público”.
La periodista contó orgullosa la historia de Scott, coprotagonista de esta nueva aventura televisiva. El animal, que ahora vive con su madre y con ella, llegó a su vida cuando murió su padre y la ha acompañado en ciertos momentos personales bastante complicados. “Es un schnauzer de tamaño mediano, de casi cinco años y que tiene un pedigrí extraordinario [] Me ha ayudado a serenarme, a aprender que la impaciencia no conduce a nada bueno”, asegura del que confiesa “que es el símbolo de mi vida”. “El primer programa se llama ‘Renacer’, porque yo renací”. “Hubo un tiempo en que pensé que jamás volvería a hacer tele. Que no sabría colocarme delante de la cámara, que no tendría la fuerza ni las ganas necesarias“, señala Milá. “Fue un proceso de final de ciclo con ‘Gran Hermano’”, responde la comunicadora cuando se le pregunta cómo recuerda la etapa de depresión por la que pasó. “Al final, eran dieciséis años, suficientes para un programa. Me fui a Barcelona [a vivir con su madre] y viví altos y bajos, hasta que después de mucha lucha, dieron con la medicación adecuada”. Tras dejar la televisión, se dedicó a curarse. Y se refugió en la lectura, la meditación y el yoga: “Yo voy a un psiquiatra. Y no tengo ningún pudor para decir “Tengo a una persona que me está ayudando’”.
¿Ha rechazado muchas ofertas de otras cadenas en todo este tiempo? “Sí, me llamó todo el mundo. Yo las estudiaba, agradecía que me ofrecieran un trabajo (porque sé lo que es no tenerlo), pero al último que me llamó le dije “Es que ya me he casado con Zanskar y con Movistar”, apostilla Milá. Ahora solo queda comprobar si el suyo es un matrimonio duradero y bien avenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.