Esferas de Piedra

Categoría: + Ekléktiko,top3 | y tagged con |

Son varios los lugares en el Mundo, donde se han encontrado rocas esféricas, la enigmática roca redonda de Bosnia, en Mangistau Kazajstán, en Ontario Canada o en la Isla de pascua, pero son dos los sitios que albergan de manera masiva, estos enigmáticas esferas,  Jalisco y Costa Rica, de las que hablaremos se están localizadas en la sierra de Ameca en el estado de Jalisco.

 

Las teorías de su formación que narran los guías, son muy variopintas y van desde que fueron creadas por gigantes, hasta que fueron hechas por un coloso escarabajo pelotero, que las dejó y posteriormente se petrificaron, otros comentarios, dicen que  están orientadas hacia determinados puntos en el universo.

 

Pero la más plausible, es que se formaron de la explosión del volcán de Tequila, que se encuentra a unos 30 kilómetros del sitio. La lava al caer sobre el terreno de arenisca y basalto, las moldeó hasta que se endurecieron con el transcurso de millones de años.

Desde la década de los 60s se volvieron famosas. Incluso fueron visitadas por la National Geographic y el Instituto Smitsoniano. A partir de ese momento el interés por ellas creció, a tal grado que la misma revista internacional Nat Geo, envió a su equipo de fotógrafos y reporteros, quienes junto con científicos del Instituto Smithsoniano y el U. S. Geological Survey (Servicio Geológico de los Estados Unidos) organizó una expedición encabezada por él geólogo Robert Smith, mismo que al examinar las famosas piedras dedujo que eran de origen volcánico, similares a unas encontradas en el estado americano de Nuevo México, nacidas en depósitos volcánicos, pero aquellas no rebasaban los 60 centímetros de diámetro. Posteriormente el investigador Juan José Benitez, las documentó para su Planeta encantado.

El informe que rindió el geólogo, reveló que se formaron por cristalización a temperaturas muy elevadas, que se  solidificaron hace unos 40 millones de años, entre candentes cenizas que provinieron de alguna corriente de lava volcánica, aseverando que los depósitos de la corriente de lava debieron de haber cubierto la Sierra de Ameca y la erosión las hizo desaparecer a excepción de unas cuantas, que han ido asomándose por la erosión del terreno. Se han contabilizado poco más de 17 esferas, además de otras diseminadas en varios kilómetros a la redonda, pero no todas guardan la circunferencia perfecta y no son producto del hombre sino de la naturaleza.

Escrito por @daniesans

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.