Rachel Ripley: ” ‘Cuando el diablo se sienta a tu lado’ es un retrato de aquellos que no se encuentran a sí mismos”

EVA FRAILE.

Rachel Ripley es una escritora madrileña cuyo sueño es vivir de las letras. Esta escritora, que acostumbra a celebrar cada venta de su libro por mínima que sea, tiene publicadas ya dos novelas, un cuento infantil y un relato corto dentro de una antología. Cuando el diablo se sienta a tu lado es su último lanzamiento, editado con Universo de Letras, sello de la editorial Planeta, y auspiciado bajo el género de terror. Los lectores coinciden en lo adictivo de la trama y sobre todo, en la lucha interna psicológica que se fragua dentro del protagonista principal. Vamos, pues, a conocer los pormenores de este nuevo libro. La autora regresa con un libro que bien podría compartir estantería con obras como Misery o La tienda de Stephen King.

  • Bienvenida, Rachel. Tengo el título de tu último libro flotando ahora mismo en mi cabeza: Cuando el diablo se sienta a tu lado. Y me surge inmediatamente una pregunta. ¿Nos vamos a encontrar el típico pacto entre diablo y humano o aquí hay mucho más que una compra-venta de almas?

Hay más, mucho más. Cuando el diablo se sienta a tu lado es el retrato de aquellos que no encuentran su sitio ni a sí mismos en el mundo actual. Luchan por seguir los ideales imposibles de éxito personal y social impuestos desde fuera, a veces buscando peligrosos atajos para lograrlo.

Nos vamos a encontrar con la parte más perversa del ser humano (la sombra, que denominaba Carl Jung), la codicia, la tentación y el vértice más amargo del fracaso, pero además, con la capacidad de redención que todos tenemos para hacerles frente e intentar cambiar un destino que parece escrito.

También hallaremos mujeres valientes, dispuestas a luchar por aquello en lo que creen, sin importarles las consecuencias ni el qué dirán ni el precio que tendrán que pagar por lograrlo.

Y por supuesto, espejos. Nuestro reflejo nos dice quiénes creemos ser, pero el interior del espejo nos cuenta quiénes somos en realidad. Cuando nos miramos en él, sabemos lo que vemos, pero no quién nos observa desde el otro lado…

Habla, por tanto, de la dualidad que todos sentimos entre nuestro yo luminoso y nuestro yo oscuro, conformado por aquello que queremos esconder; de la lucha entre ambos surgen nuestras contradicciones psicológicas y de cómo nos enfrentamos a ellas, aflora el valor o la cobardía. Así ocurre con el protagonista.

Es, en resumen, un viaje interior como el de Ulises hacia el reencuentro con lo que somos, con nosotros mismos, algo que sólo podemos lograr si nos enfrentamos a nuestra “sombra”.

Finalmente diría que es un libro transformador. Cuando terminas de leerlo, al igual que cuando terminé de escribirlo, percibes que en tu interior se ha producido un cambio en la forma de encarar el presente y el futuro.

  • Además intuyo que hay mensaje entre líneas. ¿Qué quiere decir la autora con esta historia?

A menudo nos olvidamos de lo realmente importante. Nos metemos en una rutina, como el hámster en su rueda, y corremos y corremos sin saber bien por qué ni hacia donde, simplemente porque otros lo hacen, o porque está de moda, o porque es lo que “hay que hacer”.

No nos paramos para pensar si es lo que realmente queremos, sin darnos cuenta de que nuestra loca carrera, nos aleja cada vez más de nuestros sueños, aspiraciones, vocación, de nuestro yo real e, incluso, de nuestra verdadera realización personal. Y no es hasta muchos años después cuando nos damos cuenta de que hemos renunciado a lo único que tenemos y somos realmente: nosotros mismos.

  • ¿Qué tres elementos dirías que hay dentro de la novela y que el lector no puede ver a simple viste (ni en la sinopsis, ni en la portada) a menos que se adentre en ella?

En primer lugar, el realismo mágico que impregna toda la obra. El protagonista te toma de la mano y, sin darte cuenta, te adentras en su mundo, compartes sus luchas, vivencias y temores; es decir, muchos momentos de su “travesía” que hacen que su corazón se acelere.

Otro aspecto destacable en el trasfondo de la obra sería la capacidad que poseemos de poder ver a los demás a través de nuestros propios ojos, rechazando opiniones o valoraciones ajenas, sin prejuicios ni creencias, sin etiquetas que presuponen quién y cómo es el otro; hablamos tan solo de dos seres humanos que se encuentran frente a frente.

El último, pero no menos importante, sería la infelicidad, el vació o la insatisfacción crónica que padecen muchos hombres y mujeres de hoy en día. Ansiedad, depresión, trastornos como anorexia, bulimia, vigorexia o tanorexia son enfermedades actuales que afectan a la mente más que al cuerpo; derivadas de la persecución de un ser humano ideal que cada vez está más alejado del real y auténtico cuya mayor preocupación es mostrarse a los demás como alguien que triunfa pero, sin apenas tiempo de pararse, permanecer en silencio y mirar hacia dentro.

  • ¿Al lado de qué obras de la literatura colocarías a tu libro una estantería? ¿Por qué?

Podría estar junto a títulos propios de diferentes subgéneros literarios, ya que se trata de una novela de la que podrían disfrutar los amantes del terror más ortodoxo, del suspense psicológico, de la ciencia-ficción, de la literatura fantástica, de los cuentos cargados de realismo mágico e incluso, no tendrían ningún problema aquellos que, de primeras, no se acercarían a este género pensando que estamos ante un terror gótico, cuando por el contrario, tanto el lenguaje de los personajes como la propia acción se enmarcan en un contexto muy actual con una problemática subyacente propia de la sociedad occidental de nuestros días.

Por ello lo podría imaginar al lado de Misery, el Resplandor o La Tienda de Stephen King, de Cuentos completos de Egdar Allan Poe o los Relatos Escalofriantes de Roal Dahl, autores (y mis referentes) que nos muestran que el mal se cuela también en nuestra era digital y que lo más cotidiano puede ser a veces lo más terrorífico.

También junto a El Retrato de Dorian Grey, La mujer de Negro de Susan Hill, Déjame entrar de John Ajvide, Rebeca de Daphne du Maurier, Vuelta de Tuerca, de Henry James.

Todas estas obras son paradigmas del terror, misterio e intriga psicológica, de la que también bebe mi novela.

  • Háblanos del resto de tus obras, Rachel. ¿Qué tiene cada una de ellas de especial?

– Mi primera novela Senderos cubiertos de rosas cuenta una historia de superación, de romper ataduras o prejuicios, de ser uno mismo. Es mucho más psicológica que Cuando el diablo se sienta a tu lado, aunque también encierra partes de intriga y de cierto misterio. Lo que prevalece en ella, es mostrar cómo cualquier persona puede luchar con valentía y tesón por ser feliz y encontrar su lugar en el mundo, a pesar de tenerlo todo en contra. Creo que la protagonista nos enseña a seguir hacia adelante sea como sea.

Dunai, el gnomo de las dunas es un cuento infantil lleno de magia y suspense protagonizado por Dunai, un pequeño gnomo que vive en las dunas mediterráneas. Este ser entrañable enseña a los jóvenes lectores y no tan jóvenes la importancia de cuidar del medio ambiente y de nuestro entorno, y a la postre, de nuestro planeta, pues a menudo olvidamos que es el único que tenemos. Es, además, un librito bilingüe inglés-español y cuenta con guías visuales para el aprendizaje del vocabulario en ambos idiomas (no en vano yo fui profesora de inglés y de español para extranjeros ☺).

El Tercer Secreto fue mi primer relato publicado. Apareció en una antología de ganadores y finalistas de diferentes premios convocados por la editorial Bubok y publicada por El arte de escribir. Es un relato corto futurista bastante inquietante dada la visión que muestra del ser humano. Cuenta también con una versión inglesa, traducida por Ben Rufell, un estudiante de Traducción londinense que eligió mi relato como tema para su tesis (¡que aprobó con Cum Laude!)

– También he escrito varios relatos cortos (es un género que me gusta mucho y que me parece que se adapta muy bien al misterio o al terror) que tengo pensado reunir en una antología, aunque ese proyecto tendrá que esperar, porque en este momento estoy enfrascada en la escritura de una novela negra ambientada en Madrid en la época actual, con multitud de personajes y traman que se entrecruzan, algo que, estoy segura, disfrutarán mis lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.