‘La sospecha de Sofía’, la apasionante novela de Paloma Sánchez-Garnica

SARA ARANDA MARTÍNEZ. @SarArandam

Título: La sospecha de Sofía

Autor: Paloma Sánchez-Garnica

Editorial: Planeta

Paloma Sánchez-Garnica es licenciada en Derecho y Geografía e Historia. Es autora de grandes novelas como La sonata del silencio (2014), adaptada como serie para TVE, o Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido (2016). La sospecha de Sofía es un regalo para todos los amantes de la historia, que pueden disfrutar de esta ficción en un escenario que aún puede revivirse en la mente de algunos.

Madrid, París y Berlín. Tres capitales que hacen palpable, real, esta historia. Dos dictaduras de ideologías opuestas. Una gran revolución. La sensación de estar siendo vigilado y el arduo trabajo de quien vigila.

Sofía y Daniel ya no disfrutan del amor de los primeros años. Del romance que tan entregados comenzaron hace a penas seis años. Con dos hijas y un abismo entre ellos, ninguno se siente realizado. Un día un sobre llega a manos de Daniel y su vida se desmorona.

Emprende un viaje en busca de la verdad, de su verdad. Ha crecido engañado por quienes creía que eran sus padres. La necesidad de saber le llevará a vivir una serie de acontecimientos y encuentros que cambiarán para siempre su destino, y el de Sofía.

La sospecha de Sofía no deja a nadie indiferente. Dividida en ocho partes nos narra esta trepidante historia llena de giros y sorpresas. La trama está tan bien construida que todos los personajes que se nombran tienen un papel crucial. Todos cobran cierto protagonismo en la agonía que viven Daniel y Sofía. Quien parecía olvidado reaparece para cambiar la situación que se presenta.

La evolución de los protagonistas es abismal. Nada tiene que ver la Sofía de las primeras páginas con la de las últimas. Durante el franquismo la mujer dependía completamente de la figura masculina y Sofía representa el gran salto que las mujeres españolas pudieron dar para controlar sus vidas. Los acontecimientos que rodean a Daniel le cambiarán para siempre, siendo para Sofía imposible reconocerle.

La contextualización de la obra es primordial. Nada tendría sentido si no comenzase a finales de los sesenta. La situación que vivía Europa da pie al desarrollo de una trama fundamentada en el espionaje. Si bien se trata de ficción, esta historia es completamente verosímil.

El libro arranca con una anécdota, la clave para comenzar a leer con ganas. La autora nos cuenta el origen de la canción Libre compuesta por José Luis Armenteros y Pablo Herrero Bravo. Un homenaje a la primera víctima mortal del Muro de Berlín que tantas veces ha sido versionada. La música cobra mucha importancia en esta novela. Tanta, que tiene su propia banda sonora compuesta por el hijo de la escritora, Javier de Jorge. Sofía se desvive por esos momentos que pasa sola disfrutando de los vinilos, y gracias a estas canciones podemos ponernos un poco más en la piel de los protagonistas.

Si hubiera que poner alguna pega a esta obra es el final. No por que sea predecible o deje indiferente al lector. Si no por la última decisión de Sofía, que vuelve a ceder ante las decisiones de su marido dejando de lado su sueño. Sin embargo, es el esperado final feliz.

Amena, sorprendente, interesante, maravillosa. La última novela de Paloma Sánchez-Garnica es una obra de arte. Recomendada, sin duda, para los amantes de la historia, pero también para quienes amen los misterios, el romanticismo, las historias de espionaje y estén dispuestos a vivir, durante unas páginas, una inolvidable aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.