ENTREVISTA// Helena Selini: ” ‘Solo a ti’ nace del dolor y va trascenciendo ese lamento”

REDACCIÓN.

Solo a ti es un libro que mezcla fotografía y prosa poética. ¿Cómo combinas ambas cosas en la obra?  

He intentado crear un diálogo conjunto, aunque cada texto es independiente de la fotografía; de hecho, hay menos imágenes que textos. Creo que si te sumerges en el libro se ve la evolución de ambos y eso hace que los puedas integrar; los dos nacen del dolor y van trascendiendo ese lamento. De alguna manera también se han combinado inevitablemente al conectarme con las protagonistas (las modelos) a través de la palabra; a veces, incluso, leyendo partes del libro antes de tomar una foto. Soy consciente de que cada una de ellas se ha sentido parte del texto y sabían muy bien de lo que hablaba porque en sus carnes lo habían vivido.

Se trata de tu primera obra publicada. ¿Por qué has elegido la mujer como protagonista?

Supongo que porque me he pasado parte de mi infancia observando a algunas mujeres que barrían la puerta de la casa mientras su marido estaba en el bar. Nunca lo entendí. Nací en un pueblo de Toledo muy pequeño y mi madre tenía una tienda a la que iba mucha gente. Desde pequeña escuché cómo se quejaban de la vida que llevaban, pero luego la soportaban. Me prometía a mi misma no ser como ellas, ya que sentía rechazo. Luego, poco a poco, fui sintiendo todo lo contrario: unión y conexión con ellas, también angustia por tener que vivir en “silencio”. En ese mismo lugar me ha tocado luchar por mis libertades y lo he pasado mal. Veía como alguna de mis amigas se escondían o fingían ser quienes no eran para luego no ser felices, así que preferí ser feliz y coherente con mis sentimientos, aunque no siempre aceptada. Puede que sea una intención de darme voz o de curar cosas, pero con estas fotos y el trabajar con mujeres se ordena todo en mi cabeza. Vivimos un proceso precioso  mientras hacemos estas fotos.

En Solo a ti está muy presente el amor y las huellas que deja. ¿Te has basado en tus propias vivencias para la escritura?

Sí. Aunque en la realidad vivo el desamor de una manera mucho más sana de lo que puede parecer si me lees. Me gusta buscar un lenguaje desgarrador para exponer lo que siento y escribir en el momento justo del estallido. Creo que deberíamos separar al autor de su obra, a veces elijo seguir escribiendo acerca del dolor porque, aunque soy una romántica, no me gusta leer sobre historias que salen bien y por ese motivo no las escribo.  Este libro tiene varias etapas y es cierto que nació de mis tripas, pero he ido adaptándolo después. Lo interesante es que hay mucha verdad y que a través de eso puedes sentirte parte. De la observación también han nacido muchos textos, otros hablan de pérdidas físicas que no tienen que ver con personas con las que he tenido una relación sentimental, pero se han ido, y me han dejado el mismo agujero en la tripa. Este libro construye varios duelos, al menos así lo veo yo, y para mí el más doloroso es el de no querer enamorarse nunca más para seguir sintiéndonos “nuestras”. Lo difícil de las pérdidas es no querer encontrar de nuevo, por si sufres. Eso es terrible. Alza el vuelo nace de este sentimiento.

En tu trabajo nos muestras una fotografía de desnudo conceptual. ¿Qué quieres transmitir mediante las imágenes?

Quiero moldear el cuerpo a mi gusto y que la ropa no influya para crear un juicio. Es una forma de adueñarnos de nuestra existencia y también una forma de mirarnos. Siempre hablo en plural aunque yo no aparezco en las fotos, pero estoy presente en ellas.  Con el desnudo quito ruido e información y la imagen. Bajo mi punto de vista, queda mucho más limpia a nivel narrativo. Me cuesta mucho menos crear un concepto cuando no me distrae la ropa, que casi siempre es mentira.

En total, Solo a ti reúne 24 fotografías, 40 textos y 5 micropoemas. En tus redes sociales, especialmente en Instagram, compartes fotografías con frecuencia. ¿Ya estás preparando material para una nueva obra?

La verdad la gente me dice que publico muy poco en esta red. 82 publicaciones en tres años no creo que sean muchas. Me gusta la facilidad que me ofrece para conectar con otros, y siempre contesto a todo el mundo, pero  no creo que sea un buen escaparate para fotógrafos. Sobre una nueva obra supongo que como a todos los que nos dedicamos a esto la cabeza no deja de mandarnos información con ideas nuevas. Me apetece mucho pasar un tiempo con las mujeres nómadas del Sáhara, allí tengo amigos y acceso fácil, pero tengo que buscar cómo unirlo a otra cosa. También me planteo empezar con el cine, pero de momento toca disfrutar de este primer proyecto y ver qué pasa con él. Tendría material para una segunda obra si quisiera publicar solo porque en conjunto hay páginas suficientes para formar un libro, pero para mí eso carece de sentido, ya que son textos al azar que no tienen un discurso conjunto.

Precisamente, cuentas con muchos seguidores en tu perfil de Instagram. ¿Cómo es que has decidido autopublicar tu obra en vez de firmar un contrato con una editorial?

Ofertas hubo, pero supongo que en ese momento no las que yo hubiera querido. No estoy cerrada a editorial pero sí a hacer un producto que no tiene nada que ver conmigo. Soy cabezota, sé que se puede llegar al final de un camino desde muchos lugares y aunque es más difícil que los medios nos hagan caso a los que decidimos autoeditar tengo la certeza de que si vienen es porque les interesa mi obra y no por quién hay detrás. Estoy feliz con la decisión, parece que si no tienes editorial nadie va a venir a verte, sin embargo en la presentación fuimos más de 180 personas, y seguido estuve en el Madrid Photofest de ponente con fotógrafos internacionales que aún no me creo. Pude darle a Eugenio Recuenco mi libro, hablar con él… creo que estas cosas pasan cuando haces las cosas desde el corazón. La verdad, creo que solo hubiese sido posible así porque los compromisos los marcos yo, la gira la marco yo… Como digo, no me cierro a oportunidades, pero estoy disfrutando mucho lo que está ocurriendo y no me arrepiento.

¿Qué opinión tienes de la importancia que le dan algunas editoriales últimamente al hecho de contar con muchos seguidores en redes sociales a la hora de decidir si publican o no un libro?  

Me gusta esta pregunta porque no relaciono el tener muchos seguidores con hacer un buen trabajo; de hecho la gente a la que admiro verdaderamente no tiene muchos seguidores. Por una parte me alegra que esto haya acercado la literatura a los más jóvenes  y que se compren libros, pero no comparto la idea de que todo valga por dinero, eso no va conmigo. Creo en la pasión, en las cosas desde dentro, en depositar el alma en cada cosa, tenga mayor o menor repercusión; solo así puedes irte feliz con lo que has hecho y me entristece que algunas editoriales hayan entrado en ese juego de “eres cuanto tienes”.  Eugenio Recuenco, que es un dios de la fotografía, creo que tiene 50.000 seguidores, Silvia Grav tiene 28.000 y es una señora artista… eso no es nada para lo que hacen. Me doy cuenta de que Instagram no es un buen lugar para según qué fotografía, es demasiado rápido, pero sin embargo sí sirve para conectar con personas. En esta red social he conocido a las modelos, he hecho amigos, he encontrado trabajo…. Me he unido a esta red porque también hay que ser inteligente, pero no me gusta el postureo ni exponerme demasiado. Además, estar muy presente en Instagram requiere vivir y trabajar  a una velocidad excesiva y yo necesito que las cosas maduren.

¿Valoras la posibilidad de centrarte en la figura masculina en futuros proyectos?

La verdad, me cuesta imaginarlo, o al menos sin una historia detrás que me capture. Me apetece escribir sobre la vejez, el cambio del cuerpo y, de nuevo, me vienen a la cabeza imágenes de mujeres bombardeadas a información para “mantenerse jóvenes”. Si trabajara con hombres probablemente lo tendría que relacionar con otro algo, alguna  sociedad que aún no conozca y que viva las relaciones de otra forma, la paternidad en comunidad… no lo sé. Me interesa mucho la antropología y quizás por ahí podría pensar algo, pero de momento me quedo con mis mujeres. Ojo, no digo que los hombres no me interesen y que no crea que están también en una búsqueda de identidad, porque creo que tampoco tienen modelos en los que fijarse para ser lo que necesitamos que sean y eso confunde mucho, pero no soy capaz de momento de hacer una obra con ellos.

¿Nos puedes adelantar las próximas presentaciones que realizarás de Solo a ti?

Estoy teniendo que cambiar muchas cosas porque esto ha tomado una dimensión que soñaba pero no esperaba, por lo que algunas fechas han tenido que ser aplazadas. De momento puedo decir que, seguro, en abril haré presentaciones en:  Barcelona el día 20, Amsterdam el 26 y Bilbao el 30. En mayo estaré en Valencia el día 11, en Granada el 16 y en Bérgamo el 26.

Cogeré la mochila y llevaré los libros a Latinoamérica pasado el verano. Esta es la mejor parte de Solo a ti, que esté haciendo carretera y gracias a eso estoy conociendo a muchas personas.

3 respuestas a ENTREVISTA// Helena Selini: ” ‘Solo a ti’ nace del dolor y va trascenciendo ese lamento”

  1. El libro es una maravilla, me cambió la vida. Lo recomiendo al 100%, es de esas lecturas de las que te enamoras!

    Cristina
    22 abril 2019 at 21:31 pm

  2. Interesante entrevista y mucho mas el libro,es un libro de los q tiene q estar en casa pq si hoy lo lees mañana vuelves a por el. ya lo he vuelto a leer.Para mi es todo emoción y a la vez te calma.

    Maria
    23 abril 2019 at 10:29 am

  3. Encontré este libro en una librería en Cádiz, no conocía a la autora y de repente descubrí mi vida en cada párrafo. No es una autora que vaya a gustar a todo el mundo (creo) pero sí a cualquiera con un mínimo de sensibilidad. Este libro es un puñetazo en la tripa y una forma de poner el dolor que todos hemos sentido en palabras. La recomendaré siempre a partir de ahora, y según voy descubriendo más de ella, mucho más.

    Sandra Póv
    27 agosto 2019 at 7:53 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.