El Circo de los Horrores arrasa el norte con “Apocalipsis”

Por Andoni Marcos

Sin duda,”El Circo de los Horrores” se ha convertido en el espectáculo itinerante más grandioso del país. La evolución de este fenómeno es algo digno de mostrar y estudiar en todos los ámbitos relacionados con el ocio-cultural, y es que desde que en 2007 el madrileño Parque de la Bombilla viera nacer el pequeño sueño de los hermanos Manuel y Rafael González Villanueva, la transformación ha sido mayúscula y encomiable.

La última creación del maestro Suso Silva, ha vuelto a dejar boquiabiertos a los miles de espectadores que han presenciado la última entrega, titulada Apocalipsis, tanto en Vigo como en Santander. Esta cuarta superproducción, que ha contado con una inversión de tres millones y medio de euros, se ha convertido en la más colosal demostración del nuevo concepto circense,  en el que la innovación y tecnología son la clave del éxito.

La temática de “Apocalipsis” presenta al espectador un planeta devastado, donde lo único que queda son guerras, sequías, enfermedades, caos medioambiental y conflictos entre razas.
A pesar de las dos horas de duración, los ojos no dan abasto para admirar todos los detalles de la escenografía, presidida en esta ocasión por una enorme pantalla led de 208 metros cuadrados y definición de 4K. La puesta en escena, junto al vestuario y los numerosos artilugios, traen a la mente del espectador la filmografía de “Mad Max”. La fusión del rock y la ópera se adentran por los oídos para excitar los sentimientos más tiernos y desmelenados de los concurrentes, que admiran con incredulidad y pasión un show trepidante e intenso.

Sin querer desvelar grandes detalles del espectáculo para que así la fascinación sea în situ, hay que destacar tres puntos de Apocalipsis. En primer lugar, y a pesar de que la compañía nos tiene malacostumbrados a ello, es aplaudir la calidad técnica y artística de cada trabajador, incluyendo desde el personal que valida los tickets, pasando por los técnicos de video y sonido, hasta los artistas que trabajan en escena. En segundo lugar, hay que alabar como se merecen las nuevas instalaciones, con una estratosférica carpa que por fin sienta al concurrente de frente y elimina las dificultades visuales que tiene el coso. Al hilo de esto, tristemente hay que mencionar y alertar, de la escasa apreciación que tiene el gran “Freestyle Motocross”. El haber logrado introducir este número en dicho recinto es algo de una complejidad técnica inmensa, pero lamentablemente esto es algo que el espectador no consigue valorar, ya que el tiempo efectivo de visión es mínimo. En tercer lugar, destacar nuevamente el picaresco, obsceno y tan necesitado humor adulto, marca de la casa, que desde el inicio y hasta el final del show, funciona como combustible emocional para el concurrente.

Del 2 al 5 de Mayo, el “Apocalipsis” de ”El Circo de los Horrores” se expandirá al Bilbao Arena. Las entradas para las seis funciones que ofrecerán tienen un precio de 25 a 60 euros. Tras dejar la capital Vizcaína, continuarán su gira por Gijón y A Coruña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.