Colosos en Mérida 2019, para abrir boca: Sansón y Dalila, Cicerón y Pericles, príncipe de Tiro

Por Horacio Otheguy Riveira

Las tres primeras funciones del Festival de Mérida 2019 contienen un caudal de valores sorprendente, ya que van de la masiva espectacularidad de una ópera francesa, al intimismo filosófico dramatizado con precisión por Ernesto Caballero en torno a la trágica existencia de Cicerón, “un político excepcional en un mundo de mezquinas ambiciones”. Si en la primera protagonizan excepcionales cantantes internacionales, Viejo amigo, Cicerón, lleva el protagonismo de José María Pou dirigido por Mario Gas. Poco después, la noche meridense albergará a Pericles, príncipe de Tiro, de Shakespeare, en versión de Joaquín Hinojosa: “Un relato de aventuras entre tumultos melodramáticos con un rey tiránico…”. Con Ernesto Arias, Ana Fernández, María Isasi, dirigidos por Hernán Gené. Tres grandes funciones con propuestas muy distintas, igualmente atractivas para abrir boca en un festival que comienza el 27 de junio y acaba el 25 de agosto.

DEL 27 DE JUNIO AL 30 DE JUNIO: SANSÓN Y DALILA

Una pasión bíblica entre un hombre poderoso muy vulnerable ante una mujer sólo en apariencia frágil. La historia de Sansón y Dalila abrirá el 65 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida 2019, con una puesta en escena muy espectacular firmada por el escenógrafo y director Paco Ariza, y con las voces protagónicas de Noah Stewart/Alejandro Roy y María José Montiel. Una ópera encuadrada en el romanticismo francés, estrenada en 1877, compuesta por Camille Saint-Saëns.

Sansón y Dalila tiene una presencia constante en los teatros de ópera de Europa. Para el año 1920, la Ópera de París tan solo había ofrecido más de quinientas representaciones con diversos elencos.

Entre las producciones más recientes se han aplaudido montajes en La Scala en 2002 (Plácido Domingo y Olga Borodina), la Royal Opera House en 2004 (Denyce Graves y José Cura), Teatro Comunal de Bolonia en 2008 (Julia Gertseva y Andrew Richards), el Teatro Nacional de Praga en 2008, la Real Ópera de Suecia en 2008 (Anna Larsson y Lars Cleveman) y la Ópera Vlaamse en 2009 (Marianna Tarasova y Torsten Kerl)

En esta ocasión asume el papel de Sansón el estadounidense Noah Stewart alternando en algunas funciones con el español Alejandro Roy, ambos tenores. Como Dalila, la mezzosoprano española María José Montiel. Les acompañan David Menéndez, Simón Orfila y Damián del Castillo. Una producción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y el Teatro de la Maestranza de Sevilla

Se verán acompañados por 400 figurantes y la orquesta y coro de Extremadura dirigidos, respectivamente, por Álvaro Albiach y Amaya Añúa.

Es este el único espectáculo que cuenta con fotos de ensayo, de las cuales escogimos tres:

 

 

 

 

***

Del 3  7 DE JULIO

VIEJO AMIGO, CICERÓN, de Ernesto Caballero, dirección de Mario Gas

Del autor de Reina Juana —uno de los mayores éxitos del teatro histórico español a cargo de Concha Velasco y dirección de Gerardo Vera— llega ahora un retrato apasionante de una figura política de raíces muy profundas: un político excepcional en un mundo de mezquinas ambiciones personales, deslealtades y pequeñas componendas tan propias de la vida pública desde entonces. Político, jurista, orador, filósofo, divulgador, podría encarnar la célebre máxima de Terencio, pues nada de lo humano le resultaba ajeno. Le acompañarán en este fascinante viaje su incondicional secretario Tirón, su amada hija Tulia y su fiel amigo y consejero Ático: José María Pou, Bernat Quintana, Mirada Gas.

Mi primer día de ensayos coincide con el fin de un largo periodo electoral y el inicio de lo que parece ser una enrevesada fase de negociaciones para llegar a gobernar. ¡Qué gusto poder reproducir, desde un escenario, y en este preciso momento, algunos de los pensamientos de Cicerón!

Lean, sino, lo que estoy memorizando ahora mismo: “El mejor gobierno es un equilibrio de poderes” y “cuando aspiras a alcanzar el puesto más alto, recuerda que también es honorable la segunda o tercera posición”. Es como si el mismo Cicerón nos estuviera observando y, abriéndose paso entre filípicas y catilinarias, asomara la cabeza para hablar claro y de frente. Sigo memorizando: “El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar un poder que pretenda hacerse superior a las leyes”. Y sigo: “Como nada es más hermoso que conocer la verdad, nada es más vergonzoso que aprobar la mentira y tomarla por verdad”.  Y llego al final de la página con este descubrimiento: “La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”.

Bendito Cicerón, que llega a mis manos cuando más lo necesito.

[Extracto del artículo escrito por José María Pou, Bendito Cicerón, publicado en  El Periódico el 31/05/2019]

***

DEL 10 AL 14 DE JULIO

PERICLES, PRÍNCIPE DE TIRO

DE WILLIAM SHAKESPEARE, VERSIÓN JOAQUÍN HINOJOSA

 

Un gran espectáculo de humanos conflictos, repleto de tumultos melodramáticos que se completan con un rey tiránico, una malvada madrastra, una heroína virtuosa, piratas, combates, naufragios, escenas de burdel, curas mágicas, resucitaciones y, claro está, un final feliz. Con un gran elenco de gente fogueada en el mundo del teatro: Ernesto Arias, Ana Fernández, Marta Larralde, María Isasi, Óscar de la Fuente, José Troncoso y el propio director, Hernán Gené.

Pericles ha llegado a Antioquia para ganar la mano de la hija de Antíoco. Pero una vez allí, el joven príncipe descubre un secreto que podría costarle la vida, y debe huir para ponerse a salvo.

Pero su nave naufraga en una tormenta. De milagro, Pericles salva la vida y llega a Pentápolis, donde consigue la mano de la hermosa princesa Taisa.

Pasa un tiempo y Pericles y Taisa, que está embarazada, se embarcan de regreso a Tiro. Pero la nave es sorprendida por una tempestad durante la cual Taisa da a luz a una niña y, creyéndola muerta, los marineros la arrojan al mar. El cuerpo de Taisa es arrastrado por las aguas y llega a Éfeso, donde recobra el conocimiento, aunque no la memoria. Allí decide consagrarse como sacerdotisa de Diana.

Entretanto, Pericles llega a Tarso con su hija recién nacida presa del dolor que supone haber perdido a su amada esposa. Allí, deja a la niña al cuidado del gobernador Cleón y Dionisa, su mujer.

La niña es tan bella que Dionisa, celosa, planea asesinarla. Pero la hermosa niña es raptada por unos piratas que la venden a un prostíbulo de Milene. Más adelante, es puesta en libertad. Pericles, llegado a Milene, reencuentra milagrosamente a su hermosa hija.

Gracias a un sueño, Pericles y su hija se embarcan rumbo a Éfeso, donde encuentran a Taisa y recobran le felicidad tanto tiempo arrebatada.

 

Una producción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, la Compañía Hernán Gené, Iberescena y el Festival Internacional de Artes Escénicas de Uruguay, con apoyo del Festival del Mercosur (Argentina).

Más información de todo el 65 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en su propia web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.