La negrura del mar

Por Àngels S. Amorós

Ramón Caride (texto) y Miguelanxo Prado (ilustraciones). La negrura del mar. Madrid: Anaya (Sopa de libros). 1ª edición 2014, 144 pp. A partir de los 10 años.

El mar es nuestra principal industria, Lela, 

¿tendremos que vivir para siempre de la caridad?

Aunque ahora desaparezcan los vertidos, esto es

una bomba de tiempo para los que vengan detrás.

Los hermanos Said y Sheila viven en un viejo molino en Louredo en el año 2076 y tienen una conciencia ecologista y un compromiso social muy fuerte. Los dos se van turnando en la voz narrativa a lo largo de diferentes libros que integran una serie de ficción sobre ecología y medioambiente basados en hechos reales para contarnos sus aventuras.

En esta ocasión, el libro incluye dos historias: La negrura del mar y La primera aventura. En la primera novela breve de este volumen: La negrura del mar, nos encontramos en el año 2076, los hermanos Sheila y Said se van alternando para contarnos que se trasladan desde su molino de Loureda hasta la Costa da Morte. Han recibido una alarma medioambiental y todos temen que se trate de una marea negra. En el futuro, que es donde se desarrollan los hechos, los petroleros no navegan por el mar, pero todo apunta a que el origen es mucho más lejano. En el otoño de 2002 sucedió una de las mayores catástrofes ecológicas de la Península Ibérica tras el vertido de mezcla de hidrocarburos provenientes del petrolero “Prestige”.

Gracias a las cartas que una anciana llamada Lela recibió de su hermano Daniel hace más de setenta años. En aquel momento, los pescadores no pudieron salir a pescar durante mucho tiempo y se dedicaron a limpiar las playas. Muchos enfermaron al exponerse a los gases tóxicos del petróleo, como el tío de Lela y Daniel. Los marineros se declararon en huelga de hambre mientras los políticos parece ser que tomaron decisiones sin consultar a los científicos.

En las cartas, Daniel se imagina lo peor y los dos hermanos descubren que tenía razón:

[…] quién puede asegurar que en algún lugar perdido del océano no reposa en este momento alguna otra catástrofe adormecida, algún regalo mortífero para las generaciones perdidas.

Sheila y Said descubren la raíz del problema al contratar los servicios de un submarino de recreo y por eso encuentran un viejo petrolero que tras muchas décadas hundido ahora empieza a tener fugas por donde se expande el tóxico.

Una historia de mucha actualidad donde la ecocrítica es la mejor herramienta para ser conscientes del daño que nuestras acciones están causando en el medio ambiente y que repercuten sobre la humanidad comprometiendo nuestro futuro y la salud mundiales.

En La primera aventura se indaga sobre le pasado de los dos hermanos que se van a Galicia a vivir con su abuelo tras lograr escapar de un conflicto armado en 2067. En un poblado ubicado entre Israel y Siria, un grupo de personas supervivientes deciden ponerse a salvo.

Solamente está en condiciones un vehículo-oruga que funciona con propulsión solar y donde solo caben los niños y cuatro adultos. El resto se queda en el poblado. Uno de los adultos que escogen para escapar es Xan, el abuelo de Said y Sheila que en esos momentos son muy pequeños. El abuelo Xan tiene conocimientos de mecánica y por eso logran salvarse después de muchos peligros y penalidades.

Decidido a empezar de nuevo, los dos niños y su abuelo regresan a Louredo, en Galicia, la tierra de sus antepasados. Allí, en un viejo molino, estarán a salvo, aunque para los que se quedaron atrás ya es demasiado tarde. Pero, a pesar de todo, el abuelo les da un valioso consejo:

[…], decidimos no contaros nada, para que no heredaseis tanto odio. Yo tampoco voy a hacerlo, a pesar de lo que ahora nos está sucediendo. Esta historia de matanzas y enfrentamientos debe morir con nosotros, los viejos. Escuchad, no busquéis venganza. La venganza solo lleva a la muerte, a la destrucción, a la miseria..

En esta ocasión, esta novela corta se desvía de la temática ecológica que destaca en el resto de libros de la serie, pero coincide en la unitilidad de ciertas acciones de los hombres y de la pervivencia en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.