Comienzo de rutilante temporada en el Español e injusta despedida de Carme Portaceli

Por Horacio Otheguy Riveira

Con más de 70 espectáculos realizados con pasión de principiante y minuciosidad de experta, Carme Portaceli aterrizó en Madrid ganando un concurso para gestionar la dirección artística del Teatro Español con muy pocos medios, mucha imaginación. Todo el personal del teatro, desde las imprescindibles taquilleras, el departamento de Prensa, el equipo técnico hasta gerencia tendieron manos que la flamante directora supo estrechar y a su vez hacerse sentir “como una compañera más, no vas a escuchar nada diferente, ningún atisbo de autoritarismo ni arrogancia por parte de Carme”.

Pero la tradición política por encima de los valores culturales es una obsesión histórica española, lógicamente arbitraria, y precisamente en su tercer año, cuando se han dado muestras de éxito creciente de un público fiel ante una gran variedad de espectáculos, el cambio de gobierno en el Ayuntamiento lleva a los responsables del mercadillo cultural a no renovar su contrato.

Al margen de los vaivenes políticos debemos estar los periodistas culturales, así que lo que esta página implica es mi apoyo entusiasta a la programación ideada por Portaceli (de la que ya he dejado constancia en su momento: Unión de fronteras, alianzas perdurables), porque lo que interesa en esta sección, ESCENA de CULTURAMAS, es el teatro en su variopinto panorama creativo, y Carme Portaceli es, sobre todo, una mujer que aporta creatividad, imaginación y amplios conocimientos al complejo mundo escénico. Incluso cuando no me pareció interesante alguno de sus trabajos lo critiqué desde el respeto y la admiración ante su indudable categoría de gran creadora.

Presentación de comienzo de temporada. Sentadas: Carme Portaceli con la periodista Rosa María Calaf. Detrás, algunos de los participantes de los tres espectáculos de arranque: Mastodonte, Lo nunca visto y El sirviente. (Foto: gentileza de Estrella Savirón, A golpe de efecto)

Visiblemente emocionada, y ante las preguntas de varios compañeros respecto de su situación ante la decisión de no prorrogar su contrato, Carme Portaceli leyó en voz alta un texto de su puño y letra, una Carta Abierta que aquí transcribo en su totalidad para que quienes la lean juzguen libremente. Luego nos queda desearle mejores perspectivas mientras nos quedamos disfrutando con acontecimientos teatrales de envergadura por ella diseñados.

Foto: Gentileza Estrella Savirón.

Tres años para desarrollar un proyecto cultural es muy poco tiempo,  porque tal como estaban planteadas las basesdel concurso público que gané en octubre de 2016, mi contrato era de tres años renovables a tres más, y aunque hay cosas que no se han terminado porque  el trabajo que se estaba haciendo se verá interrumpido con mi cese, sí que es posible hacer un balance de mi gestión.

Empezaré por la parte más pragmática, importantísima por supuesto para un teatro público, pero no la única. Os paso unos gráficos de la evolución que ha habido en la ocupación y la recaudación durante mi dirección artística. Entré a finales de octubre de 2016 y me encontré con una ocupación del 32%. Me tocó programar desde enero en la Sala Principal y desde febrero en la Xirgu. En 5 meses la ocupación del teatro llegó al  54%. Al año siguiente, 2018, la ocupación subió al 75%. Al siguiente, 2019, solamente hasta el mes de junio seguimos en 75% (falta de septiembre a diciembre).

Los ingresos fueron de 787.368€ en 2016, antes de que comenzara mi etapa, a 1.325.407€  (2017), 1.498.158€ (2018) a 1.073.225€ (2019 hasta junio. Faltan de septiembre a diciembre). Creé abonos por vez primera en el Español, y cada vez vendemos más. Y la venta anticipada es ya un fenómeno en nuestro teatro.

He trabajado para crear un teatro integrador:

Con la Paridad, dando las mismas oportunidades tanto a compañeros como a compañeras.

He coproducido con diferentes compañías madrileñas fortaleciendo así el tejido profesional.

He dado lugar también a compañías de otras comunidades autónomas (Galicia, Catalunya, Andalucía…).

He salido a los barrios a llevar el teatro Español a través de lecturas dramatizadas creando puentes para que luego nos visiten.

He traído compañías latinoamericanas y europeas  estableciendo complicidades para que nuestros autores y autoras y nuestros espectáculos se conozcan fuera de nuestras fronteras.

He fomentado el diálogo entre generaciones para que seamos capaces de valorar y respetar a nuestros mayores.

Todavía quedaban muchos proyectos por realizar, por afianzar. Como, por ejemplo, uno de los más importantes de mi programa: conseguir formar parte de Europa participando de tú a tú en los proyectos europeos, junto con los teatros europeos. Lamentablemente, aunque ya estaba muy avanzado, no tendrá tiempo de ver la luz en el Teatro Español.

Cada una de mis temporadas la he inaugurado haciendo una declaración de intenciones de los temas que atravesaban la programación anual y siempre contando con la complicidad de la profesión.

Y este año, para hablar de Las Fronteras, de todo tipo de fronteras, también se han sumado importantes corresponsales de guerra y periodistas que están aquí con nosotros para inaugurar la temporada 19/20.

Por todo esto y muchas cosas más me voy muy satisfecha ya que he podido comprobar a través de los hechos que mi gestión ha ido creciendo exponencialmente.

Quisiera pedir disculpas a todas aquellas personas que debido a las condiciones que he tenido para desarrollar todo este proyecto, ni siquiera un/a secretario/a, muchas veces no he podido llegar a contestar a todas las propuestas o llamadas tal como es mi obligación y como me hubiera gustado.

Quiero agradecer a la profesión madrileña su acogida y su complicidad de mi proyecto y de mi persona.

Quiero agradecer a mi equipo, con quien hemos trabajado cohesionados y entusiasmados este proyecto. Si no hubiera sido de esta manera, no hubiéramos llegado a hacer todo lo que hemos hecho. Porque uno no es solo lo que uno es, sino también y, sobre todo, cómo trabaja. Y cuando digo equipo, hablo de todas aquellas personas que trabajan aquí día tras día.

El proyecto, claro, era mucho más amplio. Hemos llegado hasta aquí…. En este momento me preocupa el desarrollo de esta temporada. Mi deseo sería poder acompañarla para que fuera como está soñada, para poderle dar el buen trato que merece ese esfuerzo y las personas que están en ella. Al producirse mi cese ahora no se si podré velar por ella. Ojalá las instituciones tuvieran la sensibilidad para que así fuera.

Lo que nos mueve en la vida, al menos a mí, son los sueños. Ellos me han conducido por mi camino hasta hoy. Ellos me han guiado en este camino recorrido en el Español. Y ellos me seguirán guiando también ahora.

Carme Portaceli

direccionartistica@teatroespanol.com

Programación completa del Teatro Español 2019-2020.

 

 

 

Una respuesta a Comienzo de rutilante temporada en el Español e injusta despedida de Carme Portaceli

  1. Carma grande .No entiendo habiendo ganando un concurso público tu cese .El ,/La que van a poner es también por concurso ??? Mmmm no , no creo, sera a dedo ,qué pena y que vergüenza.

    Noni
    18 septiembre 2019 at 10:19 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.