Crecimiento del casino online y el futuro de la industria

Categoría: Más cultura |

La industria del juego online ha tenido altibajos en diferentes países del mundo. Aunque la tendencia siempre ha sido hacia la evolución y la aceptación social, a pesar de que las estadísticas advierten del millonario monto que los impuestos a la industria podrían traer a la economía, no podemos dejar de significar que algunos gobiernos no siempre han visto con buenos ojos el entretenimiento en los operadores virtuales.

El principio de la industria

La historia del casino en línea comenzó poco después del nacimiento de la internet allá por la década del 60. Fue exactamente en los 70 del siglo pasado cuando en algunos casinos físicos comenzó a utilizarse un software para hacer más impresionante el funcionamiento de las máquinas tragaperras. La innovación transitó desde un negocio a otro para permitir que en distintos casinos terrestres se comercializaran tragamonedas con funcionalidades adicionales y de mayor calidad en su sistema.

Este innovador software dio lugar a nuevos nacimientos de programas para otros juegos de azar. A mediados de los años 90, cuando el boom de la internet ya se escuchaba en todo el mundo, los softwares de los juegos dejaron de estar en solo algunos operadores para conectar a un mismo sistema máquinas de distintos continentes. Claro está que en ese entonces no se hablaba de métodos de pago, juego responsable, o depósito mínimo en casino online; sin embargo, los creadores de estos programas, con la idea de que la floreciente industria no cayera ante el fraude, soñaban con regularla.

En 1994 el gobierno de Antigua y Barbuda refrendó el “Tratado de Libre Comercio y La Ley de Zona de Proceso” un documento oficial que lo acreditaba como ente regulador del juego online y le permitía otorgar licencias oficiales. A partir de entonces otros organismos rectores hicieron su aparición como La Dirección General del Juego y el primer Tribunal de Juegos Online.

En Europa los desarrolladores interesados en el ámbito se unían para sacar a la luz empresas como Microgaming -pionera del juego en línea-, creadora del primer software de casino que unificaba a jugadores de distintos países; y Cryptologic, firma irlandesa precursora de las actuales transacciones monetarias a nivel online.

 

Situación actual

La continua evolución del juego online le ha permitido consolidarse como uno de los pasatiempos más asiduos de las personas que consumen en internet sus horas de ocio. A través de las tecnologías nuevas los amantes de la diversión en la nube no se limitan en dedicar tiempo y hasta dinero en los mejores proveedores online. A ellos llegan por la necesidad de encontrar los juegos más novedosos o aquellos antiguos que una vez les dejaron una bonita experiencia; métodos de pago seguros en donde poner a salvo sus finanzas, y bonos que les permitan incrementar las posibilidades de ganancias y el tiempo de juego.

En uno y otro país las casas actuales de apuestas surgen por doquier, con un sistema completamente funcional que enamora y conduce hacia nuevos desafíos. Una atención personalizada a cada cliente, interfaces en varios idiomas, juegos gratis y de apuestas en la divisa local de cada territorio, ayudan a resaltar las bondades del iGaming y permiten el acercamiento del público al universo digital.

 

El futuro

De cara al futuro, los portales virtuales de juegos sacan a la luz nuevas tendencias y softwares con funciones que invitan a mantenerse conectados.

De la tecnología móvil el operador online toma su autonomía, del casino físico saca la socialización para convertirla en mesas con croupier en vivo… el casino de internet lleva hasta su ámbito facilidades de otros que les garantizan una mayor aceptación.

Con la mira puesta en la cada vez más creciente demanda del juego online y el progreso de la industria, teniendo en cuenta otros factores como la generación de empleo y la proliferación del comercio electrónico, países que antes ponían limitantes al juego en internet están cambiando de parecer. Se dictan leyes más benevolentes para con el iGaming, se verifica el funcionamiento de los operadores, sus estados financieros y el respeto hacia el juego responsable. Surgen nuevos órganos rectores de apuestas y se licencian en cada país operadores internacionales de renombre que no den al traste con la propagación de un juego justo y transparente.

Si bien es cierto que todavía hay regiones a las que les queda mucho por hacer, el futuro que se le avizora a la industria de las apuestas en línea es alentador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.