Al habla con Elena Flores, autora de ‘Tránsito’

Categoría: Entrevistas a autores,Novela | y tagged con | | | | |

POR EVA FRAILE, DEL BLOG LA REINA LECTORA.

Elena Flores es la autora de Tránsito, el nuevo poemario LGTBI que reivindica la visibilización del colectivo trans y trata otros temas de actualidad política y social. 

  • El poema, a día de hoy, también se puede escribir en prosa. ¿Qué opinas de la prosa poética o los nuevos poemas minimalistas que se resuelven en una sola frase? ¿Qué es para ti un poema? 

Actualmente, la catalogación de los géneros literarios es algo compleja, ya que existen tendencias muy contrarias y es difícil posicionarse. Como poeta te digo que la libertad del autor es esencial y que cada uno puede hacer con su escritura lo que quiera siempre que tenga un significado real dentro del hecho literario; mi pensamiento como filóloga es muy distinto ya que me gusta mucho el planteamiento clásico de los géneros y no me gusta mezclar la poesía con otros géneros que pueden crearse, sí, pero no entran en mi concepto de poesía general. Así pues, tengo dos vertientes, dependerá de si escribo o reseño que me posicione en una de las dos.

  • Tu poemario lucha contra la LGTBIfobia, pero ¿también englobas a otras comunidades como intersexuales, queer o asexuales?

En este poemario no se engloban todas las letras que conforman el colectivo por una única razón y es que creo que el colectivo trans está muy invisibilizado y asumí que debería tener un libro exclusivamente suyo. Además, no es mi primer poemario y, aunque este es el más puramente activista, cada uno de ellos trata una o varias letras de tal modo que si una persona es gay, lesbiana, bisexual o trans pueda encontrar en mi poesía su propia parcela sin que se sienta eclipsado por el resto.

Es cierto que al colectivo intersexual, queer o asexual aún no los he incluido, pero todo se andará

  • Elena, te consideras activista de la lucha de los derechos de personas con otra orientación sexual diferente. ¿Cuándo comenzó este activismo? 

Mi activismo comenzó cuando yo misma asumí mi sexualidad y entendí que durante muchos años había vivido en un limbo que me impedía ser totalmente libre. Desde ese momento entendí que muchos de los sentimientos que había tenido eran una imposición sociocultural y que había que encontrar una forma de hacerle ver al mundo que no todas las personas cumplimos sus normas pactadas, que existe la diversidad y deben conocerla.

  • A veces, el activismo está mal entendido. ¿Qué es para ti ser activista?

Ser activista es un modo de vida, es cierto que se entiende mal porque el concepto mediático del activismo es bastante degradante; sin embargo, en el fondo, todos somos pequeños activistas de lo que nos importa. El ser humano se mueve por intereses y cada cual hace todo lo que puede para mejorar su mundo y el de los que tiene a su alrededor.

Siendo consciente de ello, mi labor actual es la de actuar pedagógicamente a través de un medio como la literatura con el fin de que las personas que no conocen bien el colectivo puedan hacerlo y, de esta manera, cultivar semillas de tolerancia frente a un odio más que arraigado.

  • Ya que el tema principal de tu poemario tiene que ver con la crítica hacia la identidad de género que muchas veces ha impuesto la sociedad, ¿podrías explayarte en este tema? 

Creo que vivimos en un mundo en el que todas las personas aspiran a ser libres sin ser conscientes de que la libertad es imposible si no rompemos con las anclas socioculturales que tenemos. El gran problema de la sociedad es que desconoce su propia identidad y muchas de las causas que nos han traído hasta aquí, por lo que es imposible llegar a la meta que nos proponemos.

En esta línea, la propuesta literaria que yo vengo haciendo desde que publiqué Cábala:amor  es la de señalar los puntos donde creo que está el problema y deconstruirlos demostrando que existen otras visiones diferentes a las que nos enseñan desde nuestra infancia y, por tanto, hago hincapié en la necesidad de un pensamiento crítico que nos sirva para ver y decidir cuáles son los caminos posibles de evolución y cuáles transitamos. 

  • ¿Cómo se puede luchar contra la sociedad patriarcal, Elena?

Luchar contra el patriarcado es como luchar contra la Hidra de Lerna, casi un imposible, ya que cuando cortas una cabeza, salen dos más. La cuestión es que aunque es un trabajo hercúleo, hay que tomar el mito como ejemplo. Lo primero que debemos hacer es protegernos contra ello, para que después, una vez encontrado el mecanismo, acabemos con esa regeneración y con sus raíces y no siga creciendo. 

Todo ello tiene como herramienta esencial la cultura, pero una cultura deconstruida y que deje de asentar el binarismo y sus costumbres, de este modo, podremos seguir sembrando tolerancia que, al fin y al cabo, es lo que necesitamos.

  • Creo que debe ser difícil hablar de temas tan complejos como la LGTBIfobia y la identidad de género en forma de versos. ¿Cómo lo haces?

La verdad es que cualquier tema es difícil, sobre todo en poesía, pero hay que intentarlo. Como pasa con todo, lo primero que hay que hacer es aprender del tema, la forma artística que tome dependerá de aquella persona que la lleve a cabo.

  • Has decidido incluir algunos poemas sobre infancias trans. ¿Nos hablas sobre esto?

La segunda parte de tránsito intenta de alguna manera demostrar la problemática que surge en la mente de un niño la imposición de los patrones patriarcales y cómo este no se siente a gusto ni con los colores, con los juguetes o con las características que se le imponen según su genitalidad.

Creo que eso es el mensaje principal del libro, que cada persona es diferente y puede no sentirse a gusto con lo que la sociedad le propone, de modo que no debería ser lícito asumir que la biología debe implicar una personalidad. 

  • ¿Tienes testimonios directos de personas trans que te hayan ayudado a construir los poemas?

Sí, por supuesto, lo primero que hice fue leer bastante sobre ensayística trans, ya que era lo más accesible en un primer momento, posteriormente decidí hablar con algunas personas trans con el fin de que me contasen sus experiencias. Con algunas hablé directamente, con otras no, aunque aproveché canales de youtube donde muchas personas trans cuentan sus experiencias, lo cual me sirvió mucho también.

  • También has hablado sobre el autobús del odio que puso en circulación el grupo Hazte Oír. ¿Qué sentiste cuando te enteraste de esta noticia? ¿Es libertad de expresión o incitación al odio?

Como expreso en el poema, para mí eso no es lícito, es más, podría añadir ahora que me parece una aberración que un grupo de personas sea capaz de asumir mensajes como ese, lanzarlos a la sociedad y quedarse tan tranquilos; sobre todo, cuando se fundamentan en las ideas religiosas para hacerlo.

En mi caso, podría decir que tengo un pensamiento religioso arraigado porque mi familia es practicante y yo lo he sido durante mucho tiempo y en ningún momento he entendido que mi religión abogue por despreciar a nadie, sino todo lo contrario.

Si leemos la  Carta primera de Juan en el capítulo 4, versículo 8 dice : “Dios es amor” y, sinceramente, no creo que estas asociaciones tan radicales estén cumpliendo con esta parte de las escrituras.

  • En el poemario también hablas del Worldpride. ¿Acudes al Worlpride de Madrid? ¿Qué significa para ti este evento?

Sí, estuve allí. Para mí fue un momento especial porque España se convertía en el referente mundial de la tolerancia frente al colectivo, a pesar de que durante toda nuestra historia hemos sido el referente de un pensamiento anclado en la religión y, en el último siglo, también en el reaccionarismo. 

Saber que éramos el escenario de algo tan grande y tan bonito como es la manifestación por el derecho a la  libertad para ser y amar a mí me pareció algo espectacular y de lo que debemos sentirnos orgullosos. 

  • ¿Hay algún tema más que se trate en tu poemario y que no podemos ver a simple vista?

El poemario no es difícil, creo que se ha ido al grano y los temas que se tratan son claros, obviamente, la poesía tiene múltiples lecturas dependiendo de la experiencia del lector, por lo que serán las personas que decidan leerlo los que deberán contestar esta pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.