The End of the F***ing World 2 (2019), creada por Jonathan Entwistle – Crítica Serie TV

 

Por Jaime Fa de Lucas.

Netflix ha hecho gala de su sensatez trayendo la segunda parte de una de sus mejores series. Por desgracia, esta nueva entrega no está a la altura de su predecesora, hasta el punto de que parece que ha cambiado todo el equipo creativo y ha sido sustituido por un grupo de estudiantes de cine sin talento narrativo y que ni siquiera están familiarizados con las virtudes de la serie.

Esto es The End of the F***ing World con sobredosis de algún tipo de sustancia sedante y aturdidora. La primera temporada tenía una frescura y una originalidad vibrantes. Ardía y explotaba en cada capítulo. Aquí no hay nada de eso, es más, ha empeorado todo considerablemente. El humor no tiene chispa, el ritmo es malo, los sucesos apenas transmiten intensidad, muchas situaciones desprenden un hedor a falsedad que abruma… Y además, su mayor atractivo, esa especie de frialdad extravagante seductora, se ha transformado en apatía.

Podría estar enumerando aspectos negativos un buen rato. La relación entre los dos protagonistas es extremadamente distante y la dinámica que la impulsa, la incapacidad de expresar el amor o incluso de identificarlo, abusa de la negatividad de Alyssa y acaba haciéndose irritante y repetitiva. Tampoco está bien desarrollado el vínculo entre la chica negra y el profesor de filosofía. Da la sensación de que todo este entramado es una excusa para continuar la serie de cualquier manera.

Se salvan las actuaciones de Jessica Barden y Alex Lawther y la fotografía de Justin Brown y Ben Fordesman. Pero nada de esto es capaz de evitar que esta segunda temporada de The End of the F***ing World sea totalmente decepcionante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.