Inicio » Entradas escritas por valentinvano
Entradas escritas por valentinvano
Máscaras de un murciélago

Máscaras de un murciélago

    Entre las novedades recientes de ensayos sobre cómic destaca, por su congruencia, Batman desde la periferia (Alpha Decay), un libro que va al grano de la pasión comiquera y la filia batmaniana. Por Valentín Vañó. El justiciero desnudo. Acaso sin calibrar la paradoja de hacer coincidir el lanzamiento de un libro sobre Batman con el […]

El nuevo cómic de humor (de autor)

 Por Valentín Vañó.     UNO. El dibujante como ‘eje’ de actividad   No existía hace doce meses, pero en el principio de su segundo año de vida, ¡Caramba! Cómics parece gozar de una reputación de marca y presencia viral muy destacadas en el discreto ambiente del cómic independiente nacional. ¿Cómo ha ocurrido? Para evaluar este […]

Seguir leyendo …

Por Valentín Vañó ‘Cuadernos Ucranianos. Memorias de los tiempos de la URSS’. Igort. Sins Entido, 2011 Es un libro que pesa: está cargado de historia. De esa historia grandilocuente de los datos relevantes y terribles –millones de muertos–, muy bien explicada a través de la sucesión de microhistorias de seres habituados a un sufrimiento interminable. […]

Seguir leyendo …
Grandes héroes americanos

Por Valentín Vañó “¡A la gente le gustan los superhéroes!” Tan calvo como incisivo, el guionista Grant Morrison se lamentaba, en el año 2000, por la evidencia de que Matrix (1999) era esencialmente “una película de superhéroes”, pero que su éxito apenas afectaba a los rendimientos de las dos grandes editoriales del género, Marvel y […]

Seguir leyendo …

Vivimos días de remakes. Con el mismo desparpajo con el que Fernández-Mallo cita a Borges en su último libro, Charles Burns toma prestada la seta gigante de Tintín, y de hecho también a Tintín, y los encaja a ambos bien a la vista en la exuberante cubierta de Tóxico (Randon House Mondadori), su última novela gráfica.

Seguir leyendo …

32 Stories. Adrian Tomine. Drawn & Quarterly, 2009. Con 17 años, Adrian Tomine se pasaba los sábados por la noche solo en casa. Mientras su familia salía a divertirse, el estudiante Tomine adoptó el más raro de los entretenimientos para aliviar el tedio: dibujar tebeos. Corría el año 1991 y, como parece que sus habilidades […]

Seguir leyendo …