Inicio » Entradas etiquetadas con » David DeGea
BesARTE, MimARTE y FollARTE, una comedia negra sincera y descarnada

BesARTE, MimARTE y FollARTE, una comedia negra sincera y descarnada

Por Ana Riera   La nueva propuesta del dramaturgo Ramón Paso, BesARTE, MimARTE, FollARTE, presenta las historias cruzadas de un grupo de jóvenes –ocho artistas y una publicista— entre desengaños y penurias propias de su profesión; algunos de ellos consiguen sobrevivir y deciden aferrarse al sueño de crear algo hermoso y perdurable que dé sentido […]

La realidad se desborda y delira con tal de “BesARTE, mimARTE, follARTE”

Por Horacio Otheguy Riveira La trama: el mundo marginal de los artistas que luchan por abrirse camino con la mayor cantidad posible de besos, mimos y sexo. Un viaje fantástico en el que rara vez se alcanza la gloria que se busca. Detrás de todo, historias cruzadas donde quien busca desencuentra y quien se cuelga […]

Seguir leyendo …
El abuso de poder por encima de los celos en el nuevo “Otelo a juicio” de Ramón Paso

Por Horacio Otheguy Riveira Los creadores del teatro no se amilanan por la disyuntiva de los cambios en su propia obra. Puede que no duerman bien algunas noches, e incluso que no peguen ojo, pero renacen al ver reconstruidas escenas importantes de un texto y su puesta en escena. Ocurre a veces con autores que […]

Seguir leyendo …
“Proyecto Edipo”, extraño experimento futurista entre Sófocles y Belmonte

Por Horacio Otheguy Riveira Gabriel Olivares escribe y dirige —con su Compañía de TeatroLab— un experimento audaz, con intención de abarcar la clásica tragedia griega y un futuro donde el arte taurino está perseguido. Una unión de fenómenos opuestos que se quiere expresar con un latido común, en defensa de la capacidad de elección y […]

Seguir leyendo …
Sorprendente Javier Martín como Oscar Wilde en un excelente espectáculo

Por Horacio Otheguy Riveira Los tres juicios a Oscar Wilde a finales del siglo XIX: una acrobacia emocional de quien se atrevió a demandar al padre de su joven amante al acusarle de “sordomita”. El escritor lo perdió y tuvo que afrontar dos procesos más en los que la hipócrita sociedad victoriana aplicaba una ley […]

Seguir leyendo …