Inicio » Entradas etiquetadas con » la semejante criatura

Un nictonauta entra en un bar…

Por Alberto Masa. Respuesta a correo ayer once y media: si tuviera alma lo sacaría en mis escritos. Como no tengo sólo saco lo que no es alma, como en este (y lo que no es alma tiene de maldad que “se parece” al alma). Acá palpo dos libros, fumo en y el silencio (en […]

Por Alberto Masa. Lou Reed 7 ha dicho Nueva York por sexta vez. Yo he estado aplaudiendo todo el rato, absolutamente todo, menos cuando hablaban. Perdón: New York. Era New York lo que decía, no Nueva York. Yo estaba viendo Manhattan en ese momento en noviembre o diciembre de 1999 en mi casa de Brunete, […]

Seguir leyendo …

Por Alberto Masa. Sin quererlo (y apenas beberlo) me vi otra vez ingresado en un hospicio dedicado a la salud de la mente. Yo había experimentado de nuevo la bendición de la otredad y sabría que jamás volvería si mi vida fuese la vida normal de las personas normales que había conocido: trabajo de lleva […]

Seguir leyendo …

Por Alberto Masa. Estimado Sr. C: Comprenda usted que al principio no iba a abrir pero me di cuenta que mi cita con la Sra Carrington para tomar café con pastas, debido a lo que usted y yo nos traemos entre manos, era ineludible. Tuve miedo, es cierto, de que detectara la mancha de lefa […]

Seguir leyendo …

Por Alberto Masa. En las mañanas me despertaba una sirena que aún oigo algunas noches. Era la verdad de unas galletas María Fontaneda mojadas en leche con colacao. La niña subnormal siempre se sentaba a mi lado y, enfrente, un cuarentón hablaba de su relación con Dios. La suerte era que la niña subnormal no […]

Seguir leyendo …

Por Alberto Masa. Una noche, en mi habitación, descubrí que yo no tenía mente, y eso a pesar de que me habían bajado la medicación, lo que me provocaba la suficiente subida de ánimo como para amenazar a los trastornados artistas que pululaban por los pastillos del frenopático. Y debido a que comenzaba a recordar, […]

Seguir leyendo …

Por Alberto Masa. Nada viene a mí de aquellas primeras visitas en el hospital para enfermos mentales. Apenas recuerdo mi bata, que era azul con amarillo, ni la cara de los dos psiquiatra que me atendían (en realidad no tenían por qué atenderme, pero yo salía de mi habitación para que la renovasen las señoras […]

Seguir leyendo …

Por Alberto Masa. Me pongo a reflexionar sobre este nuevo año de la única manera en que sé reflexionar, es decir tecleando. Tecleando se reflexiona muy bien, la verdad. Los que no reflexionan nada tienen pinta de pensador, por la ropa y la postura, pero las ideas -o lo que sea eso- como salen es […]

Seguir leyendo …

Por Alberto Masa. Todo iba bien. Yo iba cada mañana a la cocina y preparaba café mitad natural y mitad torrefacto. Si se caía un poco, entonces pasaba la fregona y ya está. Abría la nevera y cogía la leche y luego echaba un poquitito sobre la taza, el vaso o lo que fuera. Así […]

Seguir leyendo …

Matar zombies

Sin comentarios

Por Alberto Masa. El día era blanco, casi como el pan o más. Los cerezos o lo que fueran esos árboles se movían de un lado a otro. Madrid estaba sitiada. En todos los sitios se oían las mismas cosas que solían oírse en los supermercados. Daba igual que fueras en el metro o montado […]

Seguir leyendo …
Página 1 de 212