Entrevista a Joaquín Londáiz Montiel, autor de Crónicas de la Atlántida

 «Conservo la ilusión de obligar al lector a pasar una página tras otra

 hasta llegar al final»

 

Por Carmen Fernández Etreros.

Con cinco novelas de la exitosa saga juvenil Elliot a sus espaldas, este año 2010 Joaquín Londáiz Montiel cambia de rumbo y crea en Crónicas de la Atlántida un nuevo mundo fantástico y desconocido. Para el escritor madrileño su vida pegó un giro de 180º cuando publicó con 27 años su primera novela Elliot Tomclyde en la editorial Montena; desde entonces no ha parado de escribir novelas convirtiéndose sin duda en uno de los valores seguros de la literatura juvenil.

J. L.: Después de la saga Elliot vuelves con otro libro fantástico Crónicas de la Atlántida, ¿por qué esa pasión por el género?

C. F.: Me gusta. La verdad es que he disfrutado mucho escribiendo los cinco libros de Elliot y ahora tocaba un ligero cambio de aires. No sólo no he cambiado de género, sino que también me dirijo al mismo tipo de lector. Lo que sí es cierto es que la historia cambia completamente. Lejos de encontrarnos un niño que aprende magia basada en los elementos –como era el caso de Elliot-, ahora lo importante es el continente del cual nos hablaba Platón en sus Diálogos

J. L.: ¿Qué puede aportar la fantasía a los lectores juveniles?

C. F.: La fantasía no deja de ser una proyección de la realidad. En unas ocasiones encontraremos duendes y hadas. En otras dragones, fantasmas y vampiros… No son más que figuras que encarnan al bien y al mal. Cualquier personaje que nos encontremos en un libro de fantasía tiene sus virtudes y sus defectos, tiene sentimientos… Lo mismo pasa con los escenarios donde tiene lugar la acción: por muy idílicos que sean, tienen su paralelismo con la realidad.

Esto significa que un libro de fantasía, aporta mucho a todo aquel que lo lea –adultos incluidos-. Al margen de ser una forma de entretenimiento, suelen ser muy importantes los valores que se transmiten en este tipo de novelas como la amistad, la fidelidad, el cariño… Eso, sin olvidar el enfoque que suele darse al bien y al mal.

J. L.:¿Eras aficionado a los libros fantásticos en tu juventud?

C. F.: Teniendo treinta y un años, creo que aún voy a considerarme dentro de mi juventud. Ahora, si me remito a mi tierna juventud, cuando tenía 10 ó 12 años, la respuesta sería que no. No era aficionado a los libros fantásticos. Sin embargo, aquello no era una cuestión de gusto, sino de variedad literaria. Es con el tremendo éxito de las novelas de Harry Potter, cuando el Fantasy despierta y emerge con fuerza en el panorama literario. Es cierto que con anterioridad ya existían autores de este género –J.R.R. Tolkien y C. S. Lewis, por poner un par de ejemplos-, pero su alcance era limitado. A día de hoy, en cambio, hay un surtido de novelas de fantasía verdaderamente espectacular. Hay mucho donde elegir…

J. L.: En el año 2006 se publica el primer libro de la saga Elliot, ¿te esperabas una respuesta tan favorable de los lectores a los cinco títulos de la saga?

C. F.: Sinceramente, no. Aún recuerdo el día en el que comenzaba el proceso de búsqueda de editorial para publicar Elliot Tomclyde. Era enero de 2004. Por aquel entonces, me parecía un sueño llegar a ver mi manuscrito convertido en un libro. Publicar para una gran editorial, podía considerarse una utopía. Que se vendiese bien y gustase a los lectores… ya no entraba en mi cabeza.

Lo cierto es que no pude arrancar mejor en el mundo literario. Pocos meses después de comenzar la búsqueda de editorial, Montena se hacía con los derechos de Elliot Tomclyde. ¡Ni más ni menos que el grupo Random House Mondadori! Desde entonces, he trabajado mucho y muy duro. Puede que ése sea uno de los motivos por los que, a día de hoy, el primer volumen de la saga siga vendiéndose muy bien, hasta el punto de recomendarse en colegios e institutos.

J. L.:¿Qué tiene en común con Elliot  tu nuevo libro Crónicas de la Atlántida?

C. F.: Yo diría que dos cosas. La primera de ellas, su autor. Y no lo digo en broma. Cualquier lector encontrará un estilo similar de escritura en ambas historias. Es cierto, me atrevería a afirmar, que mucho más depurado en Crónicas de la Atlántida. Sin embargo, salvando las diferencias, creo que conservo esa ilusión por la acción, por centrarme en la historia y por obligar al lector a pasar una página tras otra hasta llegar al final.

La segunda cosa en común, sería la existencia de un mundo paralelo ubicado en nuestro planeta, esa particular confluencia entre lo fantástico y lo real. Si en Elliot encontrábamos el mundo de los elementales, que no podía ser detectado por los hombres, en Crónicas de la Atlántida está este continente que ha permanecido escondido durante milenios. Creo que no hay muchas más coincidencias…

J. L.:¿Cómo surge la idea de plantear tu nuevo libro en un entorno tan misterioso como el de la Atlántida?

C. F.: La Atlántida siempre ha ocupado un lugar importante dentro de mis intereses. Es uno de esos misterios que, junto con el de Tutankamon y el Triángulo de las Bermudas –ambos tratados en Elliot-, siempre me han llamado especialmente la atención. Podría decirse que Crónicas de la Atlántida es un pequeño homenaje a este misterio. De la Atlántida se han escrito chorros de tinta; muchísimos libros. No obstante, creo que no me equivoco si afirmo que, por primera vez, éste se dirige a un público juvenil. Siempre, dejando a un lado la película de Disney, Atlantis, claro está…

J. L.: Los protagonistas de Crónicas de la Atlántida son Sophia, Tristán e Ibrahim, tres jóvenes procedentes de países tan distintos como Grecia, Italia y Egipto pero que persiguen un mismo fin, ¿qué une a estos tres personajes tan diferentes?

C. F.: La Atlántida tiene un alto contenido histórico, por su particular relación con Platón. Precisamente por eso, he querido que Sophia, Tristán e Ibrahim, de una manera simbólica, procediesen de las tres grandes culturas de la antigüedad: Grecia, Roma y Egipto. Son los tres Elegidos, y representarán cada uno de los poderes que se destacan en el continente escondido: la sabiduría, la fuerza y la magia. Ellos tratarán de ayudar a que la Atlántida salga adelante de su actual crisis.

J. L.:¿Habrá una segunda parte de Crónicas de la Atlántida?

C. F.: Sí, habrá segunda parte y, si no me equivoco, con ella concluirá la historia. Puedo decirte que en estos momentos estoy trabajando en ella. Espero que la gente la disfrute tanto o más que su primera parte.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *