IV Jornadas Internacionales de Fotoperiodismo de Mieres

Días de fotografías y amigos

Por Pablo Álvarez

De esta manera hacía referencia Sofía Moro, fotógrafa y participante, al encuentro que tuvo lugar en Asturias, y añadía: “este oficio es, por lo general, tan solitario que tenia muchas ganas de escuchar, hablar, ver y disfrutar de compañeros fotógrafos”.Y así fue, tres días intensos de conferencias, talleres, exposiciones y mesas redondas. Por cuarto año consecutivo ha tenido lugar, en la localidad asturiana de Mieres el encuentro internacional de fotoperiodismo, evento organizado por la Asociación Profesional de Fotoperiodistas Asturianos (APFA).

Las jornadas que tuvieron lugar en la casa de cultura de la localidad asturiana transcurrieron entre los días 4 y 6 de Noviembre. Abrieron la primera jornada con el taller impartido por el fotógrafo José Manuel Navia, titulado “Las edades del Reportaje. Fotografía y documento”. Aprovechamos el encuentro para hablar con dos fotógrafos con dilatadas trayectorias, Sofía Moro y José Manuel Navia. El propio Navia nos cuenta que sus sensaciones con el taller son inmejorables. Los dos grupos fundamentales de asistentes eran fotógrafos que trabajan en los medios por un lado, y estudiantes de fotografía, sobre todo de la escuela de arte de Oviedo, por otro. Y el nivel de interés e implicación de los asistentes, tanto como la calidad de algunos de los trabajos que mostraron, han sido verdaderamente gozosos.

José Manuel Navia durante su taller

Según Navia las jornadas sirven para reflexionar sobre este oficio en un momento de grandes cambios e incertidumbres, y sobre todo para intentar proyectar una idea fundamental, y es que el fotoperiodismo no es más que una manifestación de algo de mucho mayor recorrido, que es la fotografía documental.

Poco a poco el Principado se está convirtiendo en un referente para el fotoperiodismo y la fotografía documental tanto a nivel nacional como internacional, en cuanto a encuentros se refiere. Nos cuenta Sofía Moro que la Escuela de Fotografía de Oviedo es un claro ejemplo de como lejos de los grandes centros urbanos se puede hacer una buenísima escuela de fotografía y fotoperiodismo.

Entre las actividades de las jornadas había una mesa redonda en la que participaba Navia y en la que se trataban los retos de la fotografía periodística y documental. Para José Manuel son como siempre: el trabajo y la calidad. Cuando empecé en esto, hace casi treinta años, ya me decían grandes profesionales de entonces que el reportaje estaba en crisis y que no tenía futuro. La curiosidad por el mundo contado fotográficamente no va a desaparecer, y nuestra tarea es hacerlo con fuerza y calidad, de modo que nuestras imágenes se separen por sí solas de todo el ruido visual que acompaña a esta sociedad del espectáculo. Todo el mundo sabe leer y escribir, y todo el mundo escribe sin parar en blogs, redes sociales, etc., pero eso no quiere decir que todos sean escritores ni que todos los textos tengan el mismo valor; pues igual con la fotografía. Ahora más que nunca es importante distinguir el trigo de la paja, o como decía Machado, “los ecos de las voces”.


Agradecimientos a Sofía Moro y a José Manuel Navia por su colaboración.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.