“Versos para ti”, Ángeles Margarida

Categoría: Creación,No ficción,Noveles | y tagged con |

Versos para ti, de Ángeles Margarida.

«No sé qué será, no sé qué podrá ser, pero este sentimiento dentro de mí, me crea unas ansias extrañas que nunca había sentido antes. Desde el día en que nos decidimos olvidar, pensé que se me haría tan fácil, pero últimamente he sentido todo lo contrario. Son sentimientos que me incomodan y me hacen sentir confusa ante las posibilidades de extrañarte. Soy una persona bien orgullosa y esto no es algo de lo que yo esté necesariamente orgullosa, valga la redundancia. Maldito orgullo, que por ti he cerrado mi corazón hacia ti y lo he guardado bien dentro de mí, solo para no poder sentir nada hacia ti. Pensé haber guardado bien mi corazón, pero ha encontrado la luz y ha ido latiendo lentamente hasta crear en mi estos sentimientos de incomodes. Quisiera no sentir nada y vivir sin ti en mí, pero es imposible borrar el amor que marcaste en mi alma. Yo nunca he sido ese tipo de niña que ama a todo hombre que le dice bonita y le regala flores, por eso tú me has impactado tanto en mi vida. Tú eres el culpable de estos sentimientos tan exasperantes en mí. No quiero permitir mi corazón admitir su lastimo sentir, porque sé que al momento que haga eso, llorara sin cesar. Esto es la cosa más difícil que tendré que admitir, pero sé que si no lo articulo, me moriré de las ansias. Ayer, pensaba sobre mis amores y en cuantos había querido como a ti, y llegué a la conclusión, que solo a ti te he amado. Sé que después de nuestra discusión no quise saber más de ti y nos dijimos cosas que hirieron muchos sentimientos, pero te seguí amando, a pesar de que me lo negaba. He luchado hasta más no poder, pero te he extrañado tanto que mi corazón no ha parado de llorar desde el día en que pronuncie las palabras: “no te quiero volver a ver jamás, me desapareceré de tu vida y te hare un favor.” El sábado, fue cuando me choco que ya tú no eras mío y que me hacías falta. Esa noche llore como nunca antes había llorado. Todos los días mis ojos impiden que agua derrame de ellos, ya que hago todo lo posible por evitar este sentir fastidioso. Odio el sentirme vacía por dentro e incompleta por tu falta de presencia. Cuando pienso en ti, inmediatamente pienso en otra cosa, porque tus memorias me causan una gran melancolía. Pienso en todos esos momentos afables que pasamos juntos y todos esos momentos que pudimos haber pasado y rompen las nubes a llover e inundan mi ser de pesar hasta llegar al punto de desbordar nostalgia por mis poros. Añoro los días que no podré pasar junto a ti, los besos que no te podré dar, las miradas que no podremos cruzar, los abrazos que no podré sentir, las caricias que no podré recibir ni dar, las risas que no podré compartir y los segundos de cada momento que no podré revivir. Sé que ha pasado tiempo y que no hemos vuelto a hablar, pero eso no significa que no haya pensado en ti cada día que ha pasado, eso no significa que te haya parado de amar y eso no significa que cada vez que piense en ti no haya tratado de llamarte, pero el maldito orgullo y el miedo me  lo ha impedido. Si supieras que muero por ti cada día más y que mi corazón busca el divisar cualquier pálpito del tuyo, pero nunca logra escuchar la tan deseada melodía. Aquí estoy en la espera porque mi corazón compungido reaviva su latir presuroso al escuchar la resonancia del tuyo. Si ese día llegara, si tan solo ese día llegara, mi corazón retornaría a su composición original y se cumpliría por fin mi anhelo».

Si quieres publicar tus escritos en la sección de Creación de Culturamas, escríbenos a creacion@culturamas.com.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>