El tigre que vino a tomar el té

El tigre que vino a tomar el té de Judith Keer (texto e ilustraciones). Traducción de Xosé Manuel González. Pontevedra, Kalandraka, 2010. Cartoné, 22×28 cm., 32 pps., 15 €. También en gallego, catalán, euskera y portugués.

 

Por Carmen Fernández Etreros.

Empezamos el año 2011 recomendando uno de los libros más populares y valorados de las últimas décadas en muchos países: El tigre que vino a tomar el té. Un álbum ilustrado de 1968 de la conocida autora e ilustradora  Judith Kerr que se ha convertido en un clásico para varias generaciones de pequeños lectores.

Un libro sobre el poder de la imaginación y los sueños, un libro para leer y releer en voz alta una y otra vez como les gusta a los más pequeños. El libro parte de una circunstancia que sería como poco preocupante para cualquier niño, una mañana alguien llama a la puerta de la casa de Sofía:

 “…Sofía abrió la puerta y se encontró un enorme, peludo y rayado tigre que dijo:

–Discúlpenme, estoy hambriento. ¿Podría tomar un té con ustedes?

 La madre de Sofía respondió:

 –Por supuesto, pasa, pasa…”.

 Para los niños un tigre es un animal fiero y peligroso, una amenaza y nunca deberían abrirle la puerta… Pero sin embargo Sofía y su madre le invitan a pasar y tomar el té con mucha calma, pero el tigre está muy, muy hambriento y no le basta con los dulces y el té sino lo que tienen en la nevera, las latas de la despensa, el agua de las cañerías… Y al final despidiéndose muy amablemente se va por la puerta de la casa. Cuando llega su padre Sofía tiene una increíble historia que contar…

El tigre que vino a tomar el té  es un álbum tranquilo, de esquema repetitivo en el que se van enumerando alimentos y acciones, y que cuenta con unas coloristas y detalladas ilustraciones de la autora. Las clásicas ilustraciones confirmar la calidez de la acogida de la madre y la niña al tigre y la capacidad de la autora para crear atmósferas tranquilas para la lectura.

Judith Keer (Berlín, 1923) cuenta con una historia difícil e intensa. Poco después de que el régimen nazi llegara al poder, Judith Kerr y su familia , que era de origen judío, abandonaron Alemania y se establecieron primero en Suiza, luego en Francia y, finalmente, en Reino Unido, donde finalizó sus estudios de Arte y obtuvo la nacionalidad británica. Antes de dedicarse a la literatura, la pintura y la ilustración, trabajó para la Cruz Roja durante la II Guerra Mundial. También fue guionista de televisión en la BBC. Es autora de varios libros para público infantil como la conocida serie Mog y novelas autobiográficas en las que recrea su vida en el exilio y su regreso al Berlín de la posguerra. Fue galardonada en 1974 con el Premio ‘Deutscher Jugendliteraturpreis’ por la obra Cuando Hitler robó el conejo rosa.

Un álbum en suma excelente, que gusta y seguirá gustando a niños de todas las generaciones, que leerán una y otra vez la historia de Sofía, su madre y este inesperado tigre que inexplicablemente vino una vez a tomar té.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a El tigre que vino a tomar el té

  1. Qué curioso! Estuve a punto de comprarmelo ayer, es un libro precioso! A la wishlist!

    Nohemi
    3 enero 2011 at 11:15 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *