Los Héroes del Tiempo + Tideland. Terry Gilliam

Categoría: Destacados | y tagged con | | | | |

Por Rodrigo González.

Cara o cruz Mr. Gilliam, usted elige ¿un chute de jaco o una línea de basura catódica? El punto es escapar de esta asfixiante realidad circundante.

Con sendas críticas a la edad adulta y a su pérdida de la capacidad de imaginación, arrancan Los héroes del tiempo (Time Bandits, 1981) y Tideland (2005), las dos cintas de Terry Gilliam que ahora se comercializan de manera conjunta en formato dvdpack.

No me preguntes porqué se han juntado estas dos películas y no otras de la filmografía de Gilliam, y más aún cuando Time Bandits es la primera parte de lo que el director concibió como la “Trilogía de la imaginación”, que completan Brazil y Las aventuras del Barón Munchausen. Pero bueno, es cierto que el sello Gilliam se ve en cada una de sus pelis: personalísimo estilo visual, bordeando el barroquismo; generador de “excesivas” aventuras; creador de mundos propios repletos de personajes y ambientes en la frontera entre lo fantasioso y lo lisérgico; insatisfacción y ruptura con la autoridad; confusa línea entre lo real y la ficción; evasión a lugares imaginarios cuando la realidad apesta… ¿necesitas más tópicos de presentación?

La verdad es que estas dos películas comparten puntos comunes en su planteamiento y sus niños protagonistas se comportan de manera bastante similar: las peculiares relaciones con sus padres, quienes viven absorbidos, muertos en vida, enganchados a la basura televisiva o a la heroína, les empuja a generar una nueva realidad fuera del mundo paternal, en definitiva, a atravesar el espejo… y es que el aroma de Alicia envuelve muchos de sus minutos.

La revisión de Los héroes del tiempo me confirma lo que sospechaba, es una película a rescatar dentro del género de cine juvenil y de aventuras. Kevin, el niño protagonista, pasea a través de agujeros temporales acompañando a un grupo de enanos ladrones para saquear las grandes fortunas de la Historia. Por cierto, una similar idea desarrolló Matt Groening, más allá de sus típicos homenajes, en El gran golpe de Bender, la primera peli de Futurama:

La peli, estructurada como una sucesión de capítulos y gags que podrían funcionar perfectamente de manera independiente, tiene un ritmo que no decae en ningún momento. Y es que el imaginativo viaje de Kevin todavía conserva gran parte del genial y absurdo humor de los Monty Python: no os perdáis a John Cleese haciendo de Robin Hood, puro Python!

Como diría Gabriel Byrne en In Treatment: el caso de Jeliza-Rose, la niña prota de Tideland, es un poco más complejo. Lo de llevar las riendas de la familia ya lo hacía incluso cuando sus padres vivían, siendo la encargada de preparar los chutes del Nota de su padre. Pero ahora, sin ellos, todo es tiempo para fantasear y ser la princesa de sus mejores sueños. Claro que esta Alicia parece concebida durante los días de abstinencia del Dr. Gonzo y de Raoul Duke (personajes de Miedo y Asco en Las Vegas), y sus mejores sueños están poblados del espíritu de una barraca de Carnivale: muñecas descabezadas (mejor dicho, cabezas de barbies desmuñecadas), taxidermia, operaciones cerebrales, amputaciones, ojos de cristal que todo lo ven o convivencia con familiares disecados… vamos, los habituales tópicos de un relato infantil.

Dos cuentos con ideas comunes, pero que se distancian veinticinco años en el tiempo. Ahora sí, la edad se nota. La imaginación de los niños se mantiene intacta, las dinámicas no cambian, pero los contenidos son otra historia…

PS. Y aunque no venga a cuento: mientras estaba escribiendo esta nota, deambulaba por mi cabeza  Tim Burton, no sé por qué, ¿quizá su adaptación de Alicia hace que piense en él cada vez que escribo este nombre?, ¿quizá lo asocio a Gilliam?, ¿quizá compartan algunos rasgos de estilo? Pero no, no puede ser, si es que hasta las portadas de dos de sus pelis son idénticamente opuestas, o copias invertidas, pero vamos nada que ver…

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Los Héroes del Tiempo + Tideland. Terry Gilliam

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.