Entrevista a José Ángel Zapatero (Editor de Menoscuarto)

Por Trifón Abad.

Entrevista José Ángel Zapatero – Editor de Menoscuarto


“Hay tantas editoriales que el libro envejece de manera prematura, pero el mercado es sabio y se autorregulará”

En toda tormenta hay siempre un faro que salva a navegantes. Si damos por buena la analogía que acepte como “tormenta” el abrumador aluvión de sellos y títulos que abarrotan las librerías y/o los centros comerciales, y como “navegantes” a los lectores, o a los compradores de libros -que no siempre es lo mismo-, quienes a menudo se sienten perdidos ante la elección e incluso defraudados tras la lectura; convendremos en que la editorial Menoscuarto sería entonces un “faro”, y José Ángel Zapatero el vigilante de esta torre de luz. Tenaz a la hora de extraer la calidad literaria que se esconde entre la desmesurada maraña de unidores de letras, y valiente al iluminar el camino del cuento y el microrrelato de nuestro país, la función de este sello es fiel a sus propios principios, que coinciden con los de la labor original del editor: descubrir talentos y crear libros que sean disfrutados. Algo que parece obvio, pero que hoy día no lo es tanto.

 

Trifón Abad: ¿Cuáles fueron los mayores obstáculos con los que te enfrentaste para que Menoscuarto naciera?

José Ángel Zapatero: El mayor obstáculo siempre es conseguir tu espacio en el mercado. Para lograrlo, comenzamos con una colección de calidad dedicada a la narrativa breve que, de alguna forma, nos diferenciaba del resto de la oferta editorial. Una vez conseguido, hemos abierto otras colecciones de novela y ensayo.

 

TA.: ¿Cuánto tiempo y cuántos libros fueron necesarios para que el proyecto presentara una rentabilidad en términos económicos?

JAZ.: En este “negocio”, la rentabilidad económica no es fácil. Es verdad que cuanto más fondo tienes, generas más confianza, tienes más títulos que siguen vivos y la presencia en librerías es mayor. Pero cada libro es una nueva aventura, una nueva apuesta y una nueva inversión que debes hacer rentable.

 

TA.: Haz un pequeño balance, desde una perspectiva personal, de cómo ha evolucionado el sector editorial desde vuestra creación en 2004 hasta la actualidad, por favor.

JAZ.: Creo que habría tres temas a destacar: una, la aparición en estos últimos años de multitud de pequeñas editoriales, varias de ellas con propuestas muy interesantes, que han sido capaces de llamar la atención de la crítica especializada y han ganado espacio en las mesas de novedades de numerosas librerías; la segunda, sería la profunda crisis económica en la que aún estamos inmersos que ha afectado de manera significativa a la venta de libros; y la tercera, la irrupción del libro digital que, más pronto que tarde, comportará cambios sustanciales en el modelo del negocio del libro.

 

TA.: ¿Crees que en los últimos tiempos hay “demasiados peces en la pecera” del negocio editorial o que hay plancton para todos?

JAZ.: Pienso que la diversidad es buena y necesaria, pero también que los muchos árboles, a veces, no dejan ver el bosque. El equilibrio no es fácil. Ahora mismo la rotación de libros en librerías es brutal y el libro envejece de manera prematura. Creo sinceramente que no son necesarias tantas editoriales ni tantos títulos. De todas formas, el mercado es sabio y acabará autorregulándose de manera natural.

 

TA.: En vuestra colección ‘Reloj de arena’, que se centra específicamente en relato y microrrelato, ya habéis publicado unas 50 obras. Es el breve un género que en los últimos tiempos ha recobrado una gran vitalidad, ¿a qué crees que se debe este fenómeno?

JAZ.: No creo que haya un resurgimiento como tal del cuento, simplemente ahora tiene más visibilidad. En la actualidad, en España se le está prestando un poco más de atención por parte de los medios, la crítica, las editoriales, incluso las grandes, que antes eran reacias a publicarlos. Éste es un primer paso imprescindible, pero queda aún mucho camino por recorrer.

 

TA.:¿Podrías destripar el proceso para búsqueda, selección y publicación de un autor poco conocido en nuestro país, ya sea nacional o extranjero?

JAZ.: Normalmente, los autores noveles o con poca obra nos llegan casi siempre recomendados por alguna persona de confianza que nos llama la atención sobre su obra. Nos llegan muchos manuscritos a la editorial, pero lamentablemente no tenemos estructura de personal suficiente para valorarlos.

 

TA.: Y después viene la parte de promoción, el verdadero “trabajo duro”, supongo…

JAZ.: Efectivamente, publicar un libro es relativamente sencillo. Lo realmente importante y difícil es conseguir que el libro sea visible y que tenga la vida más larga posible. Esto está íntimamente ligado a una buena promoción: críticos, libreros, presentaciones, mailings, blogs, redes sociales,… Éste es un trabajo que siempre hay que realizar aunque no siempre es recompensado con buenos resultados.

 

TA.: ¿Cuál ha sido el título que mejor recepción ha tenido a nivel de ventas?

JAZ.: El título que mejores ventas ha tenido y tiene es Viejas historias y cuentos completos, de Miguel Delibes.

TA.: “Rigor, calidad y excelencia”, con esos tres valores os presentáis en vuestra web, ¿podrías profundizar en ese ‘tridente’ de convicciones?

JAZ.: Creo que estas tres cualidades se resumen en que siempre intentamos publicar libros “necesarios”, autores y textos que aporten algo nuevo, diferente, además de poseer una exigente calidad literaria. En definitiva, tratamos de ser honestos con nuestros lectores, no darles nunca gato por liebre.

 

TA.: ¿Os sirven las nuevas tecnologías como termómetro para medir el grado de aceptación de vuestros lanzamientos?

JAZ.: Por supuesto. Estamos en la era de la información y la comunicación y, por tanto, cualquier herramienta que nos sirva para valorar impactos, impresiones de lectores, etc., la consideramos muy útil. Acabamos, por ejemplo, de aterrizar en Facebook y la experiencia es muy positiva. Cada día se inscriben amigos nuevos de nuestro perfil, que nos permite una relación próxima e inmediata.

 

TA.: Vuestros libros son elegantes y muy cuidados, ¿qué grado de importancia concedéis al diseño de los libros?

JAZ.: Le damos la máxima importancia. Si cuidamos al máximo los textos, las traducciones, las correcciones,… el mismo tratamiento concedemos al “envoltorio” para hacerlo lo más atractivo posible. Para cada colección hemos pensado durante mucho tiempo el formato, la tipografía, los márgenes, las calidades de los papeles,… y, por supuesto, las portadas, que para nosotros son el escaparate del libro. Todas ellas están muy pensadas y utilizamos siempre fotografías de autor realizadas ex profeso para nuestras cubiertas, que es un valor, pienso, añadido al propio libro.

TA.: ¿Trabajas en varios libros a la vez o no pasáis a un nuevo proyecto hasta que otro ya está perfectamente ‘editado’? ¿Cuántos escritos llevas actualmente entre manos?

JAZ.: Además de lecturas de originales, que lo hacemos de continuo, trabajamos siempre en cuatro o cinco libros a la vez, no todos, por supuesto, en la misma fase del proceso.

 

TA.: Es inevitable hablar en los tiempos que corren del ebook, un sello como el vuestro, que cuida tanto la edición de sus obras, ¿cómo contempla la llegada del libro electrónico?

JAZ.: No lo contemplo como una amenaza. Yo en la actualidad lo considero como un modelo complementario, no alternativo ni sustitutivo del papel. Es una nueva manera de lectura y de comercialización del libro, que está aún por desarrollar. Será un formato que irá ganando terreno, pero creo que convivirá tiempo con el papel. De cualquier manera hay que estar atentos a estos cambios y aprovechar las oportunidades que estas nuevas herramientas nos brinden, que serán también muchas.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.