Galerías de arte contemporáneo en España

Categoría: Arte,Monográficos | y tagged con |

Por Cristina Chumillas

 

Las galerías de arte contemporáneo en España pasan por uno de sus momentos más delicados. La crisis las ha afectado y no sólo por la situación económica tan compleja que vivimos a nivel mundial, sino por la crisis del sector que llevan sufriendo desde hace bastante tiempo.

 

Cada vez más nuestras galerías se preocupan por programar mejores exposiciones y cada vez el público está menos interesado en ellas.

 

A diferencia de los museos e instituciones, las galerías sufren los desprecios y críticas de muchos. Para empezar, se las mira con desconfianza por su labor mercantil. Parece ser que el promocionar el trabajo de los artistas y ganar dinero con ello no sea correcto.

 

Las galerías son las que verdaderamente promocionan a los artistas y les dan la oportunidad de mostrar su trabajo al público. Un público que, por desgracia, visita las magnas exposiciones que se realizan en determinados museos, pero desconoce plenamente qué se expone en las galerías.

 

Es magnífico conocer esos resultados estadísticos en los que se nos informa del gran número de visitantes que ha tenido una determinada muestra o museo en el último año pero ¿sólo nos interesan los artistas afamados que han llegado a la cima?, ¿se nos olvida que esa persona ha llegado ahí gracias a la labor previa de las galerías? La respuesta es sí. Se nos olvida que ese artista está ahí porque un día un galerista, formado para ello, confió en su trabajo, le organizó exposiciones individuales, le llevó a ferias de arte y, lógicamente, vendió su obra para que formase parte del mercado del arte. Y toda esa promoción lleva a artistas a los museos.

 

Las galerías están cada vez más abandonadas por parte de las instituciones públicas, intentando evitarlas a la hora de adquirir obras para sus museos, corriendo el riesgo de ser excelentes contenedores llenos de contenidos cuestionables. Están más que abandonadas por parte de los medios de comunicación, aunque también ellos lo tienen cada vez más difícil porque se recortan por minutos las páginas dedicadas a cultura. Están casi olvidadas por un público que desconoce lo que hacen porque no se les educa ni se les informa para que vayan a ellas. Y están, cada día más, cuestionadas por los artistas que en lugar de verlas como la mejor salida a su trabajo, las ven como un mero intermediario que les exige demasiado.

 

Con todo esto, tan sólo se está planteando una reflexión sobre la situación que se vive en el terreno galerístico donde cada día, por desgracia de todos, se cierran más espacios. Si los artistas no tienen galerías donde exponer su trabajo, difícilmente podrán llegar a vender sus obras. Si los museos no recurren a las galerías para completar sus colecciones con calidad y coherencia, difícilmente podrán tener visitantes y todo el dinero estatal invertido en ellos, que dicho sea de paso es el de todos, será un gasto más que infundado. Y lo que es más importante, la cultura perderá uno de los medios más útiles que tiene para que en nuestro tejido social se muestren distintas formas de expresarse y de ser.

 

Related Posts with Thumbnails

11 respuestas a Galerías de arte contemporáneo en España

  1. ¡Enhorabuena por el artículo! Una triste realidad…

    Rafaela
    21 septiembre 2011 at 10:27 am

  2. las galerías de arte siguen todo tipo de criterios a la hora de organizar una exposición que poco tienen que ver, en la mayoría de los casos, con la excelencia artística. En muchos casos se trata de mercenarios del arte, no se ve la obra si no el currículum y las condiciones favorables para llevar a cabo un buen número de ventas. yo no veo mal el buscar la ganancia empresarial, faltaba más, es todo lo demás. Por otro lado los museos aun son peores, sólo buscan a aquellos que han sido encumbrados de la manera que fuera, a veces hacen exposiciones extraordinarias (como las galerías), pero mi experiencia personal como visitante asiduo y como conocedor del arte es el de atiborrarme de basura, de basura muy cara, eso sí.
    Espero que la forma de interacción del artista y del arte con el mundo cambie, interacción no con consumidores de productos, sino de sueños, de experiencias y de simple y sencillo arte. Espero que el único que siga buscando desesperadamente la ganancia económica siga siendo el empresario y el artista se haga a un lado. ¿de qué manera? Echad un vistazo.

    velpister
    23 septiembre 2011 at 8:33 am

  3. El arte contemporano es muy bien difundido por ustedes
    felicidades.

    Galo Alvear
    17 agosto 2012 at 19:23 pm

  4. Hola
    me gustaria saber mas acerca de sus exposiciones

    Galo Alvear
    17 agosto 2012 at 19:25 pm

  5. Muchas gracias, Galo. Déjame un e-mail y te mantendré informado.
    Saludos.

    Cristina
    2 septiembre 2012 at 19:04 pm

  6. Velpister, gracias por tu opinión. Siempre se piensa que son las galerías las mercenarias del arte. Yo, por mi experiencia, te digo que los artistas son los primeros interesados en que la obra se venda. Y a veces, auunque pueda sorprender, casi más que los galeristas.

    Cristina
    2 septiembre 2012 at 19:08 pm

  7. sí, quizás me haya explicado mal a ese respecto. Yo soy pintor y lo que más me interesa es vender mi trabajo, faltaba más. Pero una cosa es vivir del trabajo que uno hace y otro es hacer puro comercio. aunque no vendo mucho sigo pintando, claro.
    Un saludo.

    velpister
    2 septiembre 2012 at 19:35 pm

  8. Porque una cosa es vender y otra venderse, aunque suene infantil así es.
    Gracias por el artículo

    velpister
    2 septiembre 2012 at 19:37 pm

  9. Te entendí perfectamente. Puro comercio (que es más que respetable) lo hace quien se dedica a un segundo mercado con la obra de artistas consagrados. Los que apostamos por el arte emergente y los que seguís pintando a pesar de las dificultades, no sabemos de eso. Un saludo!

    Cristina
    2 septiembre 2012 at 20:11 pm

  10. El arte hay que disfrutarlo en una exposición o en la calle misma. La vida está llena de arte y el artista es quien se atreve a expresarlo de la manera que sabe, creando objetos artisticos para que el resto de la sociedad lo disfrute e incluso lo odie. En la valoración se juega nuestra subjetividad y eso hace que cada uno vea un objeto diferente, incluso puede llegar a ver dos en uno mismo.

    Carla
    5 octubre 2012 at 14:29 pm

  11. me gusta las obras, muy buenas.

    jorge fernandez trevejo rivas
    23 octubre 2013 at 3:39 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.