Nuevo ciclo expositivo del MUSAC

 

Por Fernando García Malmierca

El día 25 de Junio se inauguraron las exposiciones que constituyen el nuevo ciclo exposisitivo del  MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (León) que podrán visitarse hasta el 18 de Septiembre.

En la entrada a la primera sala nos encontramos con P.I.G.S (Cerdos), instalación incendiada del grupo Claire Fontain, donde los paises mediterráneos europeos contruido su mapa con cerillas muestran los resíduos de su combustión en una  alegoría crítica de la fragilidad del sistema finnaciero que padecemos  y su visualización como “problema” para los paises prestamistas del entramado bancario. La destrucción de vidas dignas se pone de manifiesto en esta cremación rapida y fulgurante que ha hecho desaparecer en un suspiro el pretendido Estado del Bienestar. La segunda instalación del colectivo Claire Fontaine, CAPITALISM KILLS LOVE (El capitalismo mata el amor), alude a la inconclusa novela de Kafka “Amerika” donde ya se vislumbra la superestructura económica y social como algo nocivo para el humano aislado y deprimido ante un poder monolítico e inquebrantable en sus fines, que se lleva por delante toda la posibillidad de realización peculiar del indivíduo. En “Private” se ensaya un experimento de reacciones sensoriales ante una campana que recuerda el toque de los antiguos colegios, de entrada y salida y que el visitante activa pisando un cable camuflado en el suelo.

La siguiente exposición “Ideas K”, corresponde a Fernando Sinaga, que nos muestra una antología, bastante personal, de su larga trayectoria creativa. Con su inmersión en los movimientos internacionales que operaron en los años 70 y 80 él fue capaz de trasmitir de forma sistemática a toda una generación de jovenes artistas el espíritu global del arte, en una época donde aún la información no fluía con la rapidez de ahora. Fernando ejemplifica al artista paciente, sosegado, que con una ejecución impecable demuestra una profesionalidad construida desde el trabajo constante. Tranciende lo mínimal y lo orgánico de las fuentes en las que bebe, para adentrarse en un terreno conceptual  concebido  con rigurosidad. Desde su “Desayuno alemán” de los años 80 hasta las más recientes obras realizadas con espejos, conjuga la producción escultórica con la sustanciación de ideas que van de lo performático, lo cinético,  al “trompe l’oeil” de herencia barroca.

En “I was a Male Yvone de Carlo”, El arte crítico puede ser sofisticado , incluso entretenido, Marie de Brugerolle y Dora García, que actuan como comisarias, nos proponen una revisión y homenaje de la obra de Guy de Cointet y Jack Smith a la vez que a toda la generación neoyorkina Underground, sobre todo la escénica y performática –videográfica de los años 60 y 70.

Desfilan autores clásicos como Baldesari o Jack Smith al lado de autores actuales como Itziar Okariz o Ignazi Alballí con el hilo argumental común de la mofa a lo establecido, la crítica humorística a los poderes más reaccionarios.

Aparece tambien Robert Crumb, dibujante contracultural, autocrítico que propone una visión desoladora del artista que fluctúa a la vez entre lo onírico, el onanismo y el compromiso social.

Destacan tambien la mujeres de Guy de Cointet que en su escenografia-residuo, nos recuerdan la mezcla de sofistificación y provincianismo procedente de una burgesía emergente con un sustrato sociocultural atávico.

En El grito, diecisiete artistas plásticos ofrecen una visión bastante completa del hecho gritar, metafora existencialista, gesto automático, expresión de dolor desgarrado, petición de socorro, llamamiento ritual, etc. Donde la canalización de la energía esta presente como forma controlada de expresión correcta de las emociones que se altera en el acto de gritar, pues implica un impulso más visceral y menos autocontrolado para dar paso al ser irracional ancestral que llevamos dentro. Destacamos la demoledora obra de Teresa Margolles Recados Póstumosque fotografía viejos cines a los que ha añadido como cartelera mensajes previos al suicidio, cartas de despedida que pasan de lo privado al terreno de lo impúdicamente público y del espectáculo.

Por último, podemos visitar las últimas propuestas de los proyectos expositivos fijos del MUSAC:  El Laboratorio 987, con el colectivo Armikejo que propone un juego de quiralidad, la propiedad que tienen objetos u organos iguales que son simétricos especulares (Ejplo las manos), para reflexionar sobre lasimilitud, la independencia operativa y la distancia u oposición entre organismos aparentemente iguales.

Por otro lado en el Proyecto Vitrinas, el artista Yona Friedman reflexiona sobre la utopía urbana flexible de las ciudades europeas con “Métropole Europe”,  donde la facilidad y rapidez de comunicación crearía un tejido social dinámico, que contribuiría a paliar las deficiencias culturales económicas y laborales que se han hecho evidentes en la crisis económica. También plantea una ciudad humanizada, con unos granulos de espacio, como el mismo cita, cada vez más imprevisibles, que se emancipen del control absoluto  que imponen los entes  burocraticos y esto se vea reflejado en una  ciudad móvil y que se adapte a las necesidades  que de forma espotánea vayan surgiendo.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.