Bienvenidos a la república independiente de nuestra casa

Categoría: Más cultura | y tagged con | |

Desde hace 23 años se viene celebrando, a bordo del Tren Negro que la Organización de la Semana Negra y RENFE ponen a disposición de autores y medios de comunicación, la primera rueda de prensa que simboliza el pistoletazo de salida de idílica semana creada y desarrollada por amantes de la literatura.

La Semana está de cumpleaños. Nada más y nada menos que 24, el único festival que aúna fiesta popular y literatura, un espacio multidisciplinar e internacional, lleno de actividades. Único en su especie al igual que muchos de los participantes.

Este primer encuentro, tras la mesa redonda, entre escritores y periodistas gira en torno a una simple pregunta que esconde muchas más, que desvela el presente profesional que viven los autores:“¿Qué estamos haciendo y por qué?”

Dos mesas enfrentan una colección de autores que tienen mucho que decir y contar al respecto de su momento actual, que tanto nos interesa saber a los que les seguimos. De un lado, Carmen Posadas, Diego Ameixeiras, Melinda Gebbie y de otro Toni Hill, Kike Ferrari, María Zaragoza y José Luis Zárate guiados por Paco Ignacio Taibo II, que presenta de manera sólida y concisa la trayectoria de todos los autores protagonistas en este primer round.

Carmen Posadas junto a Hiber Conteris

Carmen Posadas es la primera en reconocer su actual confusión absoluta, encontrándose en pleno “casting” para su novela, la biografía de una mujer a la que, ahora, decide reinventar tras un “desbarajuste” del perfil de su personaje protagonista.

“Sin ser feminista, sino postfeminista”-dice Posadas.

Anteriormente, quiso homenajear a los clásicos anglosajones como Christie o Hitchcock en contraposición a la oleada nórdica ya que, a su entender, le falta el ingrediente principal que debe tener una novela: el sentido del humor, pie que hace que nos recuerde la genial frase “hablemos de cosas serias en broma”.

Un salto de mesa y es Kike Ferrari quien nos sitúa en la novela en la que trabaja, una fabulosa trama liderada por asesinas en serie. Lo curioso es que pretende no dar término a la investigación que las muertes provocadas por estas féminas llegue a buen puerto, puesto que-como buen Argentino y conocedor del entorno- es “bien raro una investigación exitosa en Argentina”.  Estos últimos días trata de darle vida a los personajes, algo que se le está resistiendo.

Toni Hill, Kike Ferrari,María Zaragoza y José Luis Zárate.

A su lado, José Luis Zárate. El hombre que, durante los últimos 4 años ha estado publicando, a diario, tres cuentos de una sola línea. A priori, y  él mismo lo lleva al terreno del humor, “puede parecer que los mejicanos seamos unos huevones”… Y se me enciende esa lucecita que, durante esta semana, lo hará en muchas ocasiones. Surge el pensamiento (que no duda) que ahora quiero transmitir: ¿realmente es tarea fácil escribir un cuento de una sola línea? Podéis comprobarlo en su blog.

Pero lo más reciente de Zárate, con el que he tenido el placer de conversar en diversas ocasiones, antes de incluso conocernos personalmente, es una novela Twitter. Sin duda, las nuevas tecnologías están en auge y nuestros autores las siguen y llevan a su terreno aunque sin olvidar jamás su esencia.

Turno de Diego Ameixeiras, del que ya se habla como “descubrimiento” del año. Este joven escritor gallego ha publicado 6 novelas anteriores a “Dime algo sucio”, el título que le trae a la Semana, pero es la primera vez que su obra es traducida al castellano. En su presentación, Paco Ignacio Taibo II nos “avisó” de la sordidez en la que se encuadra esta novela “negra, negra, negra”. Su última andadura la podremos ver en el periódico “La Voz de Galicia”, donde se publicará por entregas, una novela de 31 capítulos, eso sí, en gallego.

Nuevo salto de mesa para escuchar a María Zaragoza, que nos sorprende al hablarnos de un cómic futurista que está creando junto a un profesional del dibujo  con el que anteriormente ya ha trabajado. María dice estar en stand by tras haber terminado su última novela, a la espera de que se enfríe y ponerse a revisar. En esta ocasión, Zaragoza afronta el paralelismo entre el anhelo creativo y el deseo sexual a través de un thriller psicológico que intentará dar una explicación a las actitudes adultas basándose en las infantiles más profundas.

Melinda Gebbie nos invita a conocer su biografía a través de las vivencias y circunstancias que tuvieron la vida de su padre, su madre y la suya después. La base de datos utilizada para tal fin no es otra que una colección de 30 diarios (he podido ver entre asiento y asiento alguno de esos cuadernos), donde ha estado escribiendo -a intervalos de 2-3 días- sus experiencias y sentimientos más personales durante los años 60, 70 y parte de los 80. Belinda es una gran dibujante y así lo ha dejado ver en el Tren Negro, rodeada de pinturas de colores perfilando y rellenando un rostro femenino que, aún, no sabemos a quién pertenece…

El arte de Melinda

 

Esta primera ronda de autores es cerrada por Toni Hill, escritor novel que viene pisando fuerte con un volumen policíaco en el que sus personajes han decidido cómo reaccionar, según intuimos al escuchar que el policía perteneciente a la investigación del caso es un argentino al que Hill “colocó” allí para que diera una visión externa de la Barcelona que él quería plasmar. Pero hubo un problema: este argentino llevaba 20 años viviendo en Barcelona así que el plan de Toni para tornar la mirada a objetiva se vino abajo y, ahora, me pregunto cómo habrá solucionado el problema. Pistas en “El verano de los juguetes muertos”.

Y todo fluye entre grabadoras, periodistas acomodados entre mesa y mesa, detrás de la barra y siempre, con ganas de más. Cambio de “modelo” para el segundo round que comienza con Fernando Marías, analizando (cómo no) la pregunta desde su lado más psicológico. Lo arregla con un “Estoy viviendo del cuento”. Y no miente.

 

Desde que desarrolla su idea Hijos de Mary Shelley, lo “único” que hace es coordinar a los autores herederos del estigma de amar la literatura de terror en su esencia y, después, disfrutar de su puesta en escena mientras los elegidos hacen su particular performance ante el público que, tentado por esta innovadora idea, se pasearon por Zaragoza y Bilbao. Nueva oportunidad (con algunos de los herederos presentes) en  Semana Negra y más adelante en La Coruña.

Hiber Conteris, al otro lado de la mesa, comparte con los asistentes qué le llevó a querer investigar y desarrollar la historia que se trae entre manos: una trama policial que comienza con el asesinato (supuesto siempre) de un diligente del movimiento palestino. Y, por extraño que parezca, Hiber llegó a la conclusión de querer saber más porque fue invitado a un festival en Dubai (“De la A a la Z”) donde ocurrió tal hecho días antes. Lo extraño del caso es que el protagonista tenía 5 pasaportes falsos, así como 5 identidades que usaba, por seguridad, en cada uno de sus viajes. En esa ocasión, ni pasaporte falso ni guardaespaldas. Viajó sin esconderse y así, alcanzó su destino final. Se barajaron varias hipótesis y eso es justo el objetivo que Conteris trata de alcanzar en la novela que ahora le ocupa.

Desde Colombia, Juan Esteban Constain se ocupa de entrelazar las diferentes cruzadas, reseñando el hecho de que muchos peregrinos, nublados por su fervor religioso, fueron engañados mientras buscaban la tierra de Jerusalén sin conocer siquiera la suya. Habla de una falsa ciudad creada en una ciudad húngara que emulaba el destino perseguido y anhelado por esos peregrinos. Tendremos que adentrarnos, al igual que lo hicieron esos peregrinos en su día, en la tierra desconocida y, quizás, falsa que ahora está desarrollando Esteban.

Y seguimos conociendo qué ocupa las mentes de los autores invitados a esta XXIV Semana Negra de Gijón, esta vez de mano de Alberto López Aroca, que reconoce no poder quitarse a los zombis de encima (ni falta que nos hace) y da las gracias a Marías por haber anunciado, durante su intervención, que el siguiente tomo del proyecto Hijos de Mary Shelley, estará dedicado a ellos. Anda con las manos metidas en varias cosas, pero lo más destacable es una novela Sherlockiana que debería entregar en breve. A la espera quedamos.

Javier Márquez

Nuestro andaluz (sí, nuestro, entre otros) Javier Márquez Sánchez nos adelanta la trama en la que trabaja actualmente, ambientada en su Sevilla natal y desarrollada a través de pistas cinematográficas, estratégicamente tratadas y escondidas. Genial idea el no seguir buscando inscripciones en tumbas destrozadas, escondites imposibles o en papiros castigados por el tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

Y, tras este soplo de aire fresco, turno de Héctor de Mauleón (México), que nos deja más cadáver que nuca con la frase que resume su proyecto: “Los muertos llaman a los muertos”.


Hemos difuminado dudas respecto a lo que nos están preparando, hemos charlado y tras el reencuentro de la mañana, nos hemos emocionado recordando experiencias de años anteriores. Toca reponer fuerzas y Mieres se vuelca con todos y cada uno de nosotros. Una compañía de gaiteros acompañan nuestro paseo desde la estación de tren hasta el lugar donde nos tienen preparadas unas sidras para acompañar a los fabulosos manjares de la tierra con los que, acompañados por la brisa del entorno y sus verdes más verdes, recuperamos el aliento. Listos para continuar.

Próxima estación: GIJÓN.

Y sí, llegamos a Gijón. Sorpresa para seguir con el buen sabor de boca que traemos de Mieres. En la estación de tren nos estaba esperando la Banda Municipal, interpretando un popurrí de piezas pertenecientes a varias de las películas de 007. Desde aquí, nuestra enhorabuena por habernos hecho mover los pies de un lado a otro mientras seguimos el ritmo del tambor, que se mete bien dentro del pecho y consigue, a pesar del cansancio e intensidad del viaje, que nos volvamos a activar.

Nos espera la “puesta de largo” en el Ayuntamiento gijonés.

La estampa en la Plaza del Ayuntamiento de Gijón podría haber estado teñida de ese amarillo gastado con el que se maquillan las fotografías cuando envejecen: todos reunidos a la puerta del consistorio, esperando poder pasar y celebrar que nuestra Semana Negra sigue creciendo. Ya dentro, una recepción en la que Paco Ignacio Taibo II hace que estallemos en aplausos, espontáneos y necesarios, con los que arropar el proyecto y a los que lo sostienen tras esta lucha que con tanta pasión y convicción han mantenido.

 

Puesta de largo de la XXIV SN en Ayuntamiento de Gijón

 

 

Corte de la cinta negra a las puertas de la carpa del Encuentro. Oficialmente, estamos en la XXIV Semana Negra de Gijón.

Corte de la cinta negra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Alguien dijo valla? Ya pasó… Olvidemos las barreras y hagamos lo que de verdad sabemos hacer: compartir esta semana que tantas cosas significa para muchos, defender y crear. Siempre crear y juntos.

 

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *