Entrevista a Fernando Ortega, autor de “El hechizo de Caissa”

Entrevista a cargo de Patricia Martí Peiró.

 

 

Cuando algo te invade de forma que se convierte en una pasión, en tu razón de vida, en un sentimiento que se extiende por todo tu ser y te domina de forma que pocas veces puedes explicar el por qué, el cómo y cuándo sucedió estás hechizado por esa misma pasión. Esto mismo es lo que se lee en la novela de Fernando Ortega,  El hechizo de Caissa. Un libro que es algo más que una novela sobre ajedrez, es el sentimiento que éste produce en sus seguidores y aficionados. La vida de Marcos Vázquez,  de su particular niñez teniendo que abandonar su hogar para vivir en otro totalmente diferente, con un padre adoptivo muy frio y duro, pero que gracias a él caerá en las “redes de Caissa”. El paso de la niñez a la adolescencia y a la vida adulta con sus aventuras y desventuras, acompañado todo ello por el ajedrez, el cual llegará a dominar la vida de más de uno de los personajes de la novela no sólo de nuestro protagonista.

 

 

Fernando Ortega (Valencia, 1968) escritor novel que ha publicado su primera novela tras años de documentación, la cual es algo más que un libro de ajedrez. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, trabaja actualmente como profesor y es un gran jugador de ajedrez.

 

 

1. Fernando, ¿por qué empezaste a escribir? ¿Qué es lo que te llevó a emprender esta aventura?

En realidad, yo empecé a escribir porque soy lector, y llegó un momento en el que dije: “Bueno si alguien puede escribir, ¿por qué no yo?”.  Sentí la necesidad de transmitir una serie de sentimientos, experiencias que había sentido como ajedrecista y pensé que no había ninguna historia  que contase lo que siente un ajedrecista aficionado. A partir de ahí cree que novela.

 

 

2. Tu novela es algo más que un libro de ajedrez, es la vida de un joven, del paso de la niñez a la adolescencia y a la vida adulta con sus problemas, sus sin sabores, pero con el ajedrez de fondo; ¿qué es lo que te llevó a escribir sobre este tema? ¿Tienes un pasado ajedrecista?

 

A mí me gusta decir que el ajedrez es el hilo conductor de la novela, pero debido a mi profesión, ya que soy docente y estoy trabajando entre rangos de edad de 12 a 20 años,  veo que la adolescencia es una etapa perturbadora en algunas ocasiones. Realmente la historia no es de un ajedrecista, es la vida de un chico que va creciendo con el  ajedrez de guía. Para algún lector el ajedrez puede tener excesivo protagonismo, pero realmente es la historia de un adolescente con sus problemas diarios, encuentros y desencuentros, sus amigos y enemigos, sus líos, sus amoríos…

 

 

Yo llegué al mundo de la literatura y del ajedrez por la lectura de un libro de Arturo Pérez Reverte La tabla de Flandes. Empecé al leer historias de ajedrecistas o basadas en ajedrecistas y me pregunté qué tenía de maravilloso como para evocar estas historias. Ello me llevó a comenzar a jugar al ajedrez y descubrí lo que se narra en la novela “el hechizo de Caissa”, el cómo me sentí totalmente subyugado por una afición como es el ajedrez y de ello escribí.

 

 

3. Tus personajes son muy reales y es muy fácil empatizar con ellos, ¿te sientes identificado con alguno?


En realidad el protagonista y narrador de la historia, Marcos narra su proceso de aprendizaje con el ajedrez, y yo he plasmado en sus experiencias muchas de las cosas que me han ocurrido o sentimientos que he experimentado. Además no solamente son personajes con los que es fácil empatizar, si no que cualquier  lector se dará cuenta que ha sentido eso por una afición sea o no el ajedrez,  se sentirá muy identificado en muchas de las cosas y sentimientos de Marcos, o de Matías su amigo o a Adrián.

 

 

4. ¿Dónde te documentaste?


Todo a lo que se refiera a la documentación específica de ajedrez existe un amplio mercado de títulos sobre este tema y muchos de ellos los tengo en casa, porque es necesario para convertirse en un ajedrecista, no sólo leer si no también estudiar.  En cualquier librería en la sección de deportes hay una gran cantidad de libros que tratan de aperturas, de tácticas, de finales…, y todo ello se estudia. Yo como ajedrecista que soy he pasado por ese proceso  de aprendizaje, lo que me ha permitido documentarme sobre este aspecto.  La novela a mí me gusta decir que empecé a escribirla hace quince años, cuando comencé a interesarme por el ajedrez, aunque realmente el proceso de escritura fue hace unos tres o cuatro años cuando empecé a “picar”, como se dice vulgarmente, en el ordenador. Pero el trabajo de documentación se puede decir que comenzó hace quince años o más.

 

 

Luego hay otros aspectos como es el ajedrez para invidentes, donde tuve que ir al Club de la ONCE para que me explicaran como se juega. También tuve que recopilar información sobre el ajedrez on-line, elemento fundamental de la novela, crear mi perfil en algunas páginas de juego, tanto de aprendizaje como en columnas de opinión y publicarlas en una web, porque yo tenía que experimentar eso para escribir la novela.  Me tuve que convertir en un ajedrecista, pero también en un analista, saber cómo funciona en ajedrez para invidentes, cómo dar clases de ajedrez, cómo organizar torneos, todo lo que se narra en la novela yo le he experimentado y forma parte del proceso de documentación.

 

 

5. ¿Cuánto tiempo le has dedicado a la novela? ¿Escribías todos los días?


Debido a mis circunstancias personales y laborales me cuesta mucho escribir la novela. A ello se suma que yo soy uno de esos escritores que cuando me pongo me pongo, y si no puedo estar meses sin escribir una línea. Pero tuve una circunstancia bastante azarosa, sufrí un accidente y estuve de baja mucho tiempo por lo que aproveché este tiempo para escribir la novela, ya que mi vida en ese momento era ir a rehabilitación y el resto del día me dedicaba a escribir. La fase de documentación fue anterior y si que le dedicaba un rato todos los días. Cuando estaba el tema de la publicación en marcha ahí sí que trabajaba  todos los días, porque el proceso de corrección es larguísimo, casi dos años. Yo soy uno de esos escritores “amateur” que me costó mucho escribirla, pero tuve mucho tiempo para ello. Este verano por ejemplo he aprovechado para hacer cosas y he estado todo un mes encerrado escribiendo, porque el horario y la rutina diaria no me lo permiten. Hay escritores que son capaces que sentarse todos los días y escribir media hora o tres cuartos, yo soy incapaz, necesito un margen de tiempo para organizarme y concentrarme en ello.

 

 

 

6. ¿Por qué “Caissa”?


Caissa es una figura mitológica que hasta el siglo XIX no apareció reflejada en un poema. Representa la creatividad de los ajedrecistas, es su musa. Lo que es el título y la protagonista de la novela es Caissa, y hace referencia a la pasión que sentimos los ajedrecistas, a esa fuerza invisible que nos hace sentarnos para  estudiar y jugar y jugar…  Por ello es la protagonista de la novela, porque es la pasión que está presente en toda la narración. De hecho el título de la novela en un principio era otro: “La historia de una pasión”, para que nos hagamos una idea de lo que realmente se plasma en el relato; la pasión que siente un jugador por aprender ajedrez, por ser un tocado por la varita de Caissa.

 

 

 

7. Al igual que tu protagonista, ¿tienes una obsesión que no te deja vivir?


Documentándome caí en las redes de Caissa y en el ajedrez. Pero otra de mis aficiones es la lectura, yo soy incapaz de estar sin leer una novela más de un mes. La escritura  me gustaría creer que algún día será mi pasión, de momento es una afición todavía no he llegado al punto de no poder vivir sin escribir. Y el deporte también, porque yo soy deportista y me gusta practicarlo de forma diaria.

 

 

8. Háblanos de las obras y autores que más te gustan.


Yo soy lector de novela histórica y algunos de mis ídolos son: Santiago Posteguillo y Gilbert Haefs. Recomendaría dentro de la ficción: Pérez Reverte, Colleen McCullough que me parecen geniales. También Marguerite Yourcenar que es un clásico y excelente escritora. Alguna novedad me suele gustar, pero principalmente estos escritores y sus obras.

 

 

 

9. Consejos que darías a otros escritores noveles que han estado en tu misma situación.


Perseverar, para escribir hace falta algo de talente pero el trabajo constante es muy importante. Como leí en un libro de ajedrez: el talento es un 5% y el trabajo un 95%. Que escriban y que tiren mucho. Yo antes de publicar mi novela tiré mil páginas de diferentes proyectos. Después de El hechizo de Caissa voy por mi cuarto proyecto porque los otros tres los he tirado a la basura.

 

 

 

10. Fernando, sabemos que tienes un blog en el que has relatado todas las aventuras y desventuras que sufriste escribiendo tu libro, ¿por qué decidiste escribir este blog?


El blog tiene entradas de tres tipos: las motivaciones que me llevaron a mí a escribir, entradas en las que narro la técnica que seguí el proceso creativo, entradas sobre noticias de la novela. La motivación para ello fue por la pasión que siento por escribir,  mucha gente me preguntaba: ¿cómo lo has hecho? Y decidí plasmarlo por escrito que es como mejor me expreso, y porque forma parte de la promoción de la novela. Muchas personas tras leer el título del libro lo buscan en internet para informarse sobre el mismo. ¡Qué mejor información que la que te da el propio autor sobre el libro y su proceso de creación! De hecho algunas de las primeras entradas tras teclear el título es el blog y se encuentran con toda esta información sobre las motivaciones, el proceso y diferentes noticias de la novela.

 

 

 

11. Próximos proyectos.

Ya he tirado algunos proyectos, y en estos momentos estoy escribiendo una historia de amor-odio de una pareja que es un experimento que hago en la historia argumental desde el punto de vista de dos narradores: él desde su punto de vista y ella desde su punto de vista. Ambos se van alternando las diferentes perspectivas de ver un mismo hecho por parte de esta pareja.  ¡Ya veremos lo que sale!

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *