Editorialmente hablando: Sajalín Editores.

Por Juan Carlos Vicente.

 

 

A pesar de su juventud, Sajalín editores se está creando un consolidado grupo de adictos a su catálogo. Autores como Dan Fante, Hubert Selby Jr. o Eddie Bunker nos atrapan a aquellos a los que nos gusta disfrutar de una literatura diferente y que, hasta ahora, había tenido poca difusión en España.
Hablamos con ellos sobre cómo realizan la búsqueda de autores y la situación actual del mercado editorial.

 

 

-La cuarta definición de Sajalín que aparece en vuestra web, hace referencia a “Un lugar imaginado desde el que se observa la realidad al abrigo de las estaciones, la historia y la civilización. ¿Cuál es la percepción que se obtiene del futuro editorial desde ese lugar?

 

 

Incluso en ese lugar imaginado por Soseki, que hemos hecho nuestro, es muy complicado predecir lo que va ocurrir en un futuro inmediato, y más aún en tiempos tan turbulentos como los que nos ha tocado vivir. Sin embargo, creo que podemos ser moderadamente optimistas si retrocedemos una década y observamos los cambios que se han producido en el sector. Por una parte, las editoriales independientes nacidas hace cinco o diez años, como Minúscula o las que integran el grupo Contexto, se han consolidado y han encontrado un buen número de lectores, y, por otra parte, en los dos últimos años han irrumpido en el mercado una serie de editoriales con proyectos arriesgados pero muy atractivos. No va a ser fácil que las editoriales más jóvenes sobrevivan a la situación actual, pero estoy convencido de que las que lo consigan, y no desfallezcan en la construcción un catálogo coherente, serán editoriales de referencia en el futuro.

 

 

-Creéis que en los tiempos que corren, ¿es necesario rescatar un tipo de literatura como la que proponéis en “al margen”?

 

 

Creemos que es más necesario que nunca. Los autores de al margen exploran en sus libros los rincones más oscuros del alma humana y, por extensión, de toda la sociedad. Aunque aparentemente nuestras vidas poco o nada tienen que ver con las experiencias descritas en los libros de al margen, al leerlos nos damos cuenta de que pensamos, sufrimos, nos alegramos y sentimos como si fuéramos un personaje más de Bunker, Selby o Dan Fante. Es una experiencia única, no siempre fácil de asimilar. Me parece que si exceptuamos la colección “Contraseñas”, de Anagrama, ninguna editorial había apostado tanto por este tipo de literatura, y seguramente este vacío se debe a que la mayoría de editoriales la consideran poco comercial. Un error, en mi modesta opinión, como han demostrado los muchos lectores de Eddie Bunker, Osamu Dazai o Dan Fante.

 

 

-¿Cómo se desarrolla el proceso de búsqueda de autores y la posterior adquisición de los derechos de publicación? ¿Cuáles son los criterios a seguir?

 

 

La mayoría de los títulos que hemos publicado provienen de lecturas previas en italiano, inglés y francés. Nos encanta hurgar en los catálogos de editoriales extranjeras y también recibimos propuestas de amigos, traductores y agencias literarias. En mi opinión, el proceso de búsqueda de títulos es la parte más bonita y gratificante del oficio de editor, sobre todo si finalmente consigues los derechos de esa obra que te ha cautivado y tienes el privilegio de publicarla por primera vez en España. En cuanto a la adquisición de los derechos, el único problema con el que nos hemos topado es que los títulos deseados ya los hubiera contratado antes otra editorial. Bueno, en algunos casos tampoco es fácil saber quién posee los derechos de un libro, especialmente los que son antiguos y no se han reeditado recientemente.
Publicamos únicamente narrativa traducida, mayoritariamente de escritores europeos y norteamericanos contemporáneos, y el criterio principal para la publicación de un libro en Sajalín es su calidad literaria y que encaje en una de nuestras dos colecciones.

 

 

-¿Tenéis contacto personal con los autores o estas cuestiones se resuelven exclusivamente vía mail?( Fante si sabemos que estuvo en España, ¿cómo fue el encuentro?)

 

 

Tenemos contacto personal con algunos de nuestros autores. El escritor francés Philippe Forest, autor de Sarinagara, estuvo hace un par de años en Barcelona presentando su novela, y Dan Fante estuvo una semana en España promocionando Chump Change. El encuentro con Fante fue estupendo. Uno lee sus libros y espera encontrarse con alguien más bien difícil, con mucho carácter, pero es una persona encantadora. Se quedó gratamente sorprendido con toda la atención que despertó la publicación de su primera novela en castellano, e incluso nos confesó que nunca había hecho tantas entrevistas en un mismo día. Seguramente volverá a España en marzo de 2012 para promocionar sus magníficas memorias (Fante. Un legado de escritura, alcohol y supervivencia) en una mini gira europea que también lo llevará a Francia. Hemos tratado de que vinieran Ivica Djikic y F.C. Delius, pero no ha habido suerte. En cuanto a los escritores ya fallecidos, el contacto es con agencias, editoriales extranjeras o con la familia. Bueno, hay un caso en el que sí hemos contactado con uno de nuestros autores fallecidos. Fue en la presentación de El callejón de las almas perdidas, en la que gracias a la ayuda de un (falso) médium pudimos entrevistar a William Lindsay Gresham, que se suicidó en 1962.

 

 

-¿Están vuestros libros en soporte electrónico? ¿Qué opináis del creciente uso de estos formatos? ¿Cambiará el mundo editorial su uso?

 

 

No, nuestros libros no están disponibles en soporte electrónico, pero a finales de este año nos plantearemos la digitalización de nuestro catálogo. Me gustaría matizar la afirmación sobre el creciente uso de este formato, porque son un tanto engañosos los titulares que dicen que su uso ha crecido más de un 100% respecto al año pasado. No digo que no sea cierto, pero es muy fácil que se produzca este crecimiento cuando hablamos de unas cifras absolutas más bien paupérrimas. A mí me gustaría que la prensa, en lugar de dedicar tanto espacio al supuesto apocalipsis del libro en papel y al advenimiento de la era digital, hablara más de contenidos y de la excelente oferta literaria que se puede encontrar hoy en día en este país. Dicho esto, creo que la irrupción del libro digital en España va a ser mucho más lenta que en Estados Unidos u otros países, y estoy seguro de que ambos formatos van a convivir pacíficamente en el futuro. Lo siento, pero no puedo imaginar un mundo sin libros en papel ni librerías.

 

 

-¿Qué autores os ha sido imposible conseguir?

 

 

Aunque Sajalín nació hace tan solo dos años, ya son unos cuantos los títulos que no hemos conseguido contratar, casi siempre por haber llegado tarde. Algunos de ellos son Fuck America de Edgar Hilsenrath (Errata Naturae), París insólito, del recientemente fallecido Jean-Paul Clébert (Seix Barral), Stoner de John Williams (Baile del sol), Breve historia de un amor eterno de Szilard Rubin (Backlist), y el aún no publicado A Fan’s Notes de Fred Exley. No los hemos publicado nosotros, pero recomendamos encarecidamente su lectura.

 

 

-¿Qué novedades nos podéis adelantar?

 

 

Acaba de salir a la venta El callejón de las almas perdidas, de William Lindsay Gresham (1909-1962), un clásico underground de la literatura norteamericana nunca antes traducido al castellano. Narra el ascenso y caída del ambicioso Stan Carlisle en el mundo de las ferias ambulantes de los Estados Unidos posteriores al crack de 1929. Quizás se trate de nuestro libro favorito entre los publicados en 2011. Y antes de que acabe el año publicaremos dos novelas en la colección Sajalín: El enorme tiempo, del escritor siciliano Giuseppe Bonaviri (1924-2009), y Retrato de la madre de joven, de F.C. Delius, escritor de quien el año pasado publicamos El paseo de Rostock a Siracusa y que ha ganado este año el Premio Georg Büchner, máximo galardón de las letras alemanas. El enorme tiempo es un libro sobre los años en que Bonaviri, un escritor admirado por Italo Calvino y Leonardo Sciascia, trabajó como médico en un pueblo de la Sicilia profunda, mientras que Retrato de la madre de joven es un relato muy emotivo sobre la madre del autor cuando, con veintiún años y a punto de dar a luz al propio Delius, se encontraba sola en la Roma ocupada por los nazis. De las novedades para el próximo año, me gustaría destacar dos libros:

Cómo llegué a conocer a los peces de Ota Pavel. Es la primera novela que se traduce al español de este autor, considerado un clásico en la República Checa, y cuyos recuerdos de infancia deslumbran en esta obra divertida, tierna y conmovedora.
Fante. Un legado de escritura, alcohol y supervivencia. Las memorias de Dan Fante & familia, cuya publicación en septiembre en Estados Unidos ha sido todo un acontecimiento y que saldrá a la venta tanto en España como en Francia la próxima primavera.

Related Posts with Thumbnails