[VI FCIM] David y Goliat. Diálogos entre el cine español y el cine de Hollywood

 

DOS HABITUALES DE CULTURAMAS EXPONEN EN EL FESTIVAL DE CINE INÉDITO DE MÉRIDA

Por Fernando Marañón.

 

El cine español, como pasa con la mayoría de las cosas que forman parte de nosotros mismos, es algo con lo que se convive alternando la pasión, el cariño, la indiferencia y el desprecio. El cine americano, que como espectadores también es nuestro, goza a veces del encanto añadido que tienen unas vacaciones en el extranjero. Pero en última instancia, lo único que cuenta de uno y otro es la calidad de cada película. Y una buena película lo es al margen de su pasaporte.

 

Por eso, el que suscribe este artículo y Benjamín Lois, autor del cómic FANTASMA publicado por entregas en Culturamas, hemos decidido plantear un diálogo entre el cine español y el cine de Hollywood a través de la ilustración emparejada y textos cinéfilos de un puñado de amigos. El resultado es la exposición David y Goliat y puede visitarse estos días y hasta el 2 de diciembre en la VI edición del Festival de Cine Inédito de Mérida.

 

Fendetestas de Cecebre (Benjamín Lois)

Robin de Sherwood (Fernando Marañón)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

David y Goliat no es un nombre para designar al bueno y al malo de la exposición, sino los tamaños mediáticos de sus protagonistas. Porque la verdadera diferencia entre las buenas películas norteamericanas y las buenas películas de los demás es fundamentalmente de resonancia. Y cuanta más gente ve las películas y a sus intérpretes, más fácilmente alcanzan la categoría de mitos planetarios. Esa lucha desigual es la que aborda esta exposición de dibujos y textos de cine para demostrar que nadie gana (si acaso pierde el espectador norteamericano que apenas ve otro cine de calidad que el suyo).

Almodóvar (Fernando Marañón)

Tarantino (Benjamín Lois)

 

Igualmente fantásticas en su época fueron las superestrellas Ava Gardner y Sara Montiel, son míticos y universales Luis BuñuelAlfred Hitchcock, podrían compartir caso el dúo formado por Harry el Sucio y Areta el piojo, los más grandes imperios familiares del cine los encarnan los Leguineche y los Corleone, el exilio bélico del siglo XX cabe en los cafés de Casablanca (1942) y La Colmena (1982). En fin, que todos los personajes que figuran en la exposición, españoles o de Hollywood, son realmente grandes.

Café de Doña Rosa de La Colmena (1982) (Fernando Marañón)

Café de Rick de Casablanca (1942) (Benjamín Lois)

 

El Festival de Cine Inédito de Mérida, en el Centro Cultural La Alcazaba, ofrece una excelente oportunidad para escuchar y ver este diálogo, donde han aportado textos a las ilustraciones reconocidos cinéfilos como Nerea Blanco, Mercedes FuentefríaRaimunda o Luis Serrano, además de David Garrido Bazán–director de programación del Festival-, los escritores Juan Laborda Barceló y Alfonso Mateo Sagasta, la actriz Carla Nieto, el productor de cine Carlos Taillefer, el realizador Jorge López y el crítico de ABC Oti Rodríguez Marchante.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *