Eli “Paperboy” Reed conoce a los Pepper Pots

Categoría: Crítica,Música | y tagged con | | |

Por Javier Franco.

 

Cuando en el año 1965 Fontella Bass lograba su primer disco de oro para Chess Records con la venta de más de un millón de copias de su single “Rescue Me”, ninguno de los miembros de The Pepper Pots había nacido aún. Tampoco Eli “Paperboy” Reed, que con sus apenas 28 años se ha convertido en una de las voces más prometedoras del soul actual. Poco importa, dirá alguno. Escuchando el último EP que han grabado el cantante norteamericano y la banda catalana nadie diría que estamos en pleno siglo XXI. Los cuatro temas que componen este Time And Place nos sumergen en un viaje en el tiempo hasta la década de los sesenta, cuando el soul, el rhythm and blues y el pop -el de verdad- copaban las listas de ventas y la música negra comenzaba a convertirse en banda sonora de toda una generación de jóvenes norteamericanos.

 

En el caso de The Pepper Pots la cosa viene de lejos. Sus miembros llevan predicando el legendario “sonido Motown” desde hace varios años. Hasta la fecha cuentan con cuatro discos de estudio y un single navideño en el que recuperan la vieja tradición popularizada por Phil Spector y The Supremes. Su estilo, cercano a The Temptations, Martha & The Vandellas y las ya mencionadas The Supremes, les ha permitido compartir experiencias con músicos como Binky Griptite, guitarrista de los Dap-Kings -la banda de acompañamiento de una de las grandes del género, Sharon Jones-, o Maxine Brown, responsable de grandes discos encuadrados en ese estilo bautizado como Nouthern Soul y músico que en su momento colaboró con -cojan aire- Aretha Franklin, Marvin Gaye, Otis Redding y Ray Charles.

 

Con esta carta de presentación era de esperar que los caminos de Eli “Paperboy” Reed y The Pepper Pots se terminaran cruzando. El de Boston ha paseado ya varias veces por nuestro país su enérgico directo junto The True Lovers, convirtiendo a España en parada obligatoria de sus giras. Fue precisamente en una de esas visitas cuando el cantante y la banda catalana sellaron su amistad. Admiradores ambos del soul y del sonido analógico clásico, el pasado mes de Mayo el norteamericano decidió establecer su residencia durante una semana en el estudio que los The Pepper Pots tienen en Cornellá del Terri.

 

El resultado de esos siete días de convivencia musical es Time And Place, el primer disco producido por Reed. Un EP en el que se mezcla el sonido potente y eléctrico del cantante con la elegancia y el saber hacer de la banda catalana. Como si Ottis Reding hubiera hecho una grabación empleando a The Funk Brothers como grupo de acompañamiento. Un cóctel suculento condensado en cuatro canciones, originales de los sesenta y setenta.

 

El encargado de abrir el vinilo es el propio “Time And Place”, tema compuesto por Lee Moses para su disco de 1971, único álbum del artista que alcanzaría cierto éxito en su momento. Soul y aires funky que “Paperboy” tranforma en un ritmo frenético guiado por los metales y esa voz rasgada que tanto le gusta exhibir al cantante. El contrapunto llega al instante siguiente con “Don’t Mess Up A Good Thing”, auténtico hit del disco, como ya lo fuera en 1965 con las voces de Fontella Bass y Bobby McClure. En esta ocasión son el trío de cantantes de The Pepper Pots y el propio Eli los que transforman el tema en una píldora de pop-soul elegante y con pegada.

 

La cara B da comienzo con “There Ain’t No Men That Can Be Caught”, una composición de Jimmy Lewis convertida en una canción bailable y alegre de la mano del combo Paperboy-Pepper Pots, pero que respeta el alma funky-soul incluido en el tema original. Concluye el EP con “Take It” Like A Man”, un blues en el que Eli, guitarra y voz, echa el resto hasta invocar definitivamente el espíritu de Otis Redding. Casi nada.

 

Corto pero intenso, estos cuatro “clásicos ocultos” -según palabras de los propios protagonistas- se completan en la edición física con una versión de “I’ll Be Your Servant” de Ray Charles y un documental de media hora, en el que se muestra todo el proceso de trabajo que dio lugar a la grabación de esta pequeña joya de 7”. Por desgracia, no parece que esta colaboración vaya a ir más allá. Nosotros de momento nos conformamos con escuchar este tesoro destinado a convertirse en objeto de culto. El encuentro de dos artistas fieles a la tradición y que demuestran que, a día de hoy, sigue mereciendo la pena recuperar las virtudes de la música negra.

 

 

 

Puedes escuchar el EP Time And Place de Eli “Paperboy” Reed y The Pepper Pots en Spotify

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *