Protagonistas no tan conocidos de la historia

 

Existen libros que nacen de un profundo y detallado estudio de la historia, y que resultan tan interesantes como una novela de época. Libros que recomponen momentos y situaciones claves de nuestro pasado, y que al mismo tiempo, nos abren los ojos a figuras decisivas en la evolución histórica de nuestro país, pero que quizás no fueron suficientemente destacadas en las labores de docencia.  Es el caso del virrey conde de Oñate y del imponderable trabajo que desarrolló para la corona española del siglo XVII.

 

Nápoles y el virrey conde de Oñate

La estrategia del poder y el resurgir del reino (1648-1653) (Silex Ediciones, 2012)

 

La autora de este libro, Ana Minguito Palomares, realiza un detallado estudio de Íñigo Vélez de Guevara y Tassis, VIII conde de Oñate. Entre sus misiones internacionales destacan sus embajadas en Inglaterra y Roma y el cargo que ocupa como virrey de Nápoles, que centra el interés de este trabajo. Sofocó una de las revoluciones populares que puso en mayor peligro el equilibrio de la Monarquía, la revolución de Masaniello. Fue el anfitrión de Velázquez en el segundo viaje a Italia del artista y el artífice de una de las reformas urbanísticas más ambiciosas de la ciudad de Nápoles, de su puerto y de su palacio real. En el mundo de la música su nombre destaca por ser el que introdujo por vez primera en la ciudad las commedie in musica, origen de nuestra actual ópera. En la Europa de mediados del siglo XVII, del Tratado de Munster, las revueltas catalana y portuguesa, la crisis económica, pero también del fasto y esplendor de la corte de Felipe IV, el VIII conde de Oñate, que participó de todos estos acontecimientos como protagonista, fue una de las voces más escuchadas por el rey. Su labor fue destacada por sus contemporáneos, que le reconocieron como el artífice de la recuperación y resurgir del reino napolitano. Este libro pretende ser la primera  aportación sobre su figura en la Época Moderna.

 

La importancia del reino de Nápoles es indiscutible en el mapa de la Monarquía de los Austrias. Durante prácticamente dos siglos, entre 1505 y 1707 permaneció bajo dominio español y por él pasaron 45 virreyes, con mayor o menor fortuna en sus gestiones, ocupando este cargo durante periodos de tiempo más o menos dilatados (cada mandato se extendía por 3 años renovables). De este territorio se reclutaba a gran parte de las tropas para formar a los ejércitos que lucharían en los diferentes frentes de la Monarquía, se extraía gran parte del grano que alimentaba al nuestra península, en sus costas recalaban para aprovisionarse los barcos que se dirigían a las diferentes empresas militares internacionales. En fin, desde él, el virrey negociaba con banqueros y hombres de finanzas aliados a la Corona los fondos que sufragarían los proyectos de la Monarquía.

 

¿Cómo estos hombres pudieron mantener la autoridad del rey de España en un territorio tan extenso, tan lejano, y donde existían estructuras de poder local sólidamente asentadas? Está claro que no con las armas, o no sólo con las armas. Para dar respuesta a esta cuestión es necesario abordar la labor de cada uno de los dirigentes políticos que se responsabilizaron de este territorio. ¿Qué papel jugó el VIII conde de Oñate en este panorama? En la documentación de la época se encuentra referido continuamente en despachos y crónicas, y en la actualidad citado en monografías que abordan diferentes temas en el estudio del siglo XVII español. Los cronistas de la época y los embajadores de naciones extranjeras refieren en sus escritos la labor de recuperación y estabilización del reino que propició el conde de Oñate, al que se reconoce como gran diplomático y estratega.

 

Dos criterios marcan este libro: por un lado ofrecer material útil para el historiador que se detiene en este momento histórico, y por otro, tratar de ilustrar al público que con espíritu curioso trata de acercarse a este periodo de nuestra historia. Encontrarán ambos la trayectoria de este virrey de Nápoles trazada cronológicamente, a modo casi de diálogo entre los protagonistas del momento, algo que nos va llevando a sacar conclusiones sobre cómo funcionaban y se gestionaban allí las cosas.

 

Ana Minguito Palomares es doctora en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado sus investigaciones sobre la Italia española en el siglo XVII en proyectos financiados por instituciones italianas (Ministero degli Affari Esteri, Roma) y españolas (Fundación Oriol Urquijo, Caja Madrid), participando también en proyectos europeos de investigación centrados en este ámbito.

 

Nápoles y el virrey conde de Oñate.  Ana Minguito Palomares.  Silex Ediciones, 2012.  576 páginas.  30,00 €

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.